Portugal enciende alarma financiera

Los mercados consideran que el país no podrá pagar sus deudas sin un nuevo rescate; ante el alza en el rendimiento de sus bonos, prevén que siga los pasos de Grecia.
portugal  (Foto: AP)
LONDRES (CNN) -

Los rendimientos de los bonos de Portugal se han disparado a niveles que reflejan que los mercados creen que el país no podrá pagar sus deudas sin un nuevo rescate externo y que deberá seguir los pasos de Grecia al pedir a sus tenedores de bonos que asuman pérdidas por sus inversiones. Los rendimientos del bono a 10 años tocaron el lunes niveles máximos en la era del euro de más del 17 por ciento, alcanzando los niveles vistos en Grecia hace cinco meses.

El martes, no obstante, recibían algo de respiro al bajar 126 puntos básicos en el día a 16.14%, en una caída que operadores atribuyeron a compras de bonos portugueses por parte del Banco Central Europeo, aunque aún rondan niveles elevados.

Cuando los rendimientos de Grecia llegaron al 17%, en agosto, Atenas ya estaba negociando un acuerdo con sus acreedores privados para que aceptaran una pérdida sobre sus tenencias de bonos. Este paso fue necesario para abrir la puerta a un segundo rescate financiero de la Unión Europea para el país.

Con los rendimientos en niveles tan altos, Grecia debió salir del mercado de bonos y tuvo que pedir financiamiento extra al quedar claro que no podría volver a los mercados una vez que su plan de ayuda se acabara.

Los precios de los bonos portugueses -el bono a 10 años opera en apenas 42% del valor nominal- sugieren que los inversores temen no poder recuperar su dinero y que el Gobierno se verá forzado a buscar una reestructuración de su deuda.

"En algún punto, se tiene un plazo acechando, donde el paquete de rescate exige un retorno al mercado de bonos (...), por ahora el camino de menos resistencia parece inclinarse hacia una participación del sector privado al estilo Grecia", dijo David Schnautz, estratega de Commerzbank en Londres.

Según el plan acordado con la UE, Portugal debería volver a vender bonos en los mercados en el 2013.

Sin embargo, el Gobierno intenta echar paños fríos a la situación, remarcando que sus pagos de deuda están cubiertos por al menos un año.

El país se está aferrando además a sus metas presupuestarias en un intento por evitar convertirse en una nueva Grecia. El Gobierno insiste en que no tiene intención de pedir un nuevo tramo de ayuda o de extender el actual mecanismo de 78,000 millones de euros otorgado por el FMI y la Unión Europea.

"El país no está pidiendo ni más tiempo ni más dinero", dijo el primer ministro Pedro Passos Coelho a la prensa en el encuentro de líderes europeos de esta semana.

La estrategia del Gobierno es seguir adelante con las medidas de austeridad para cumplir con las metas exigidas en el plan de rescate y hacer reformas económicas de envergadura para mejorar la competitividad. Con esto, apunta a ganar tiempo para volver a los mercados a fines del 2013.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En comparación con Grecia, la situación de Portugal es bastante más holgada, con un solo pago previsto para este año. En términos de vencimientos de sus bonos, enfrenta un plazo de 10,100 millones de euros en junio, según la agencia de deuda del país, dinero que ya está incluido en el rescate.

Grecia, en cambio, enfrenta redenciones por 33,000 millones de euros este año.

Ahora ve
El relevo de Norberto Rivera es bien recibido por feligreses católicos mexicanos
No te pierdas
×