La UE aumenta presión sobre mercados

La tardanza en alcanzar acuerdos definitivos genera más incertidumbre y volatilidad, dicen expertos; sube la probabilidad de que Grecia deje la eurozona, y parece más difícil evitar su moratoria.
Grecia  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La frustración y el desencanto porque la Unión Europea no ha alcanzado una solución a la crisis griega amenaza a los mercados financieros, que hasta ahora han confiado en que los líderes de la región encuentren una solución al problema de la deuda helena, consideran especialistas.

"La historia no ha terminado y eso se corrobora con los eventos y la reacción de los mercados, la cual ha sido tímida y cautelosa porque no hay una solución al problema (griego) que tenían en puerta", dice Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

Sin embargo, advierte que los mercados aún confían en que de alguna forma se resolverá el problema sin generar un mayor impacto sobre el sistema financiero.

"Todavía no estamos viendo una preocupación importante reflejada en el desempeño de los mercados", menciona. Sin embargo, entre los países de la eurozona ya se percibe una cada vez mayor inquietud de que no se han logrado avances.

Los ministros de Finanzas de la zona euro advirtieron que Grecia debe aplicar nuevos recortes presupuestarios adicionales por un total de 325 millones de euros para cumplir con los objetivos fijados por el FMI, el BCE y la "troika" de la Comisión, dijo este miércoles el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, tras una conferencia telefónica con los ministros.

En opinión de Análisis Santander, además de las trabas políticas en Grecia, también existe preocupación y frustración entre algunos de los países miembros del euro por el lento avance en el programa de austeridad y por el riesgo de que los recursos destinados estén siendo inútiles.

Los europeos "están exprimiendo" a Grecia hasta que se cansen sus ciudadanos y autoridades, y decidan salir de la eurozona, menciona Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics. El especialista reitera que, tarde o temprano, este país tendrá que dejar la moneda única, incluso aún y cuando el tramo de ayuda sea autorizado.

"Para que Grecia salga de la crisis no solo requiere  la quita de deuda y la ayuda para pagar, sino también elevar su competitividad de corto plazo, de tal forma que ello detone el crecimiento. La única forma de lograrlo es a través de una devaluación cambiaria", precisa.

Coutiño explica que esta devaluación le daría competitividad a su sector exportador, le generará una hiperinflación que pulverice una parte importante de la deuda y que le permita al Gobierno generar ingresos inflacionarios.

"No hay otra receta, Grecia tendrá que seguir los múltiples ejemplos presentados en América Latina: devaluación, inflación, contracción, y recuperación". Al darse su salida de la zona euro los mercados se pondrán nerviosos, reconoce, pero recobrarán rápidamente la calma.

"Los líderes europeos están desencantados (por Grecia)  y el problema es quién va a pagar el precio del ajuste. Hay un faltante de recursos que se tiene que cubrir y la pregunta es ¿quién lo pagará?", agrega Correa, de Scotiabank. Asimismo, resalta que para los líderes alemanes es difícil justificar nuevos rescates una y otra vez con cargo al contribuyente alemán.

"En ritmo de actividad económica no tendría mayor impacto sobre la economía europea, pero un contagio financiero de todo el sistema bancario europeo sí podría tener un impacto mayor sobre las perspectivas de crecimiento global", subraya.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El problema es que si llega a una situación de incumplimiento desordenado y tiene que abandonar la zona euro y regresar a su vieja moneda, los inversionistas se preguntarían qué pasará con otros países que tienen posiciones débiles como Irlanda, Portugal, España, Italia.

Si se dispara la percepción de riesgo como se vio en 2008 y algo en 2010, puede venir otro proceso de mucho nerviosismo que detenga las perspectivas de crecimiento, que posponga proyectos de inversión y afecte el ritmo de crecimiento global. Ese riesgo existe y es de los más importantes, advierte Correa.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×