EU gana una batalla, pero no la guerra

El Congreso acordó un plan fiscal, pero falta resolver el elevado déficit, dicen especialistas; su economía es vulnerable por la inestabilidad que genera la crisis de deuda en Europa, señalan.
dólares  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Estados Unidos logró sortear esta semana decisiones pendientes sobre estímulos fiscales importantes, pero tiene pendiente resolver problemas de fondo que enfrenta su economía como el elevado déficit fiscal y su alto endeudamiento, coinciden economistas.

En medio de un ambiente incierto ocasionado por la crisis en Europa, el Congreso de Estados Unidos ‘desactivó' una amenaza para los mercados financieros al acordar extender la deducción de impuestos a trabajadores y renovar los beneficios por desempleo, pero aún es una economía vulnerable y un factor de riesgo para México, advierten.

Lograr estos estímulos fiscales por 150,000 millones de dólares "es muy significativo y al parecer esta amenaza fue eliminada", dice Julia Coronado, economista en jefe para Norte América de BNP Paribas, pero reconoce que uno de los riesgos de preocupación es precisamente el frente fiscal en EU.

Congresistas demócratas y republicanos acordaron en la madrugada de este jueves un plan económico que incluye una extensión por 10 meses al llamado impuesto de nómina vacacional, que otorga a los trabajadores promedio un recorte tributario de 1,000 dólares que, se estima, beneficiaría a 160 millones de estadunidenses.

Asimismo, ampliaría los beneficios por desempleo hasta finales de 2012, pero reduce el periodo de la prestación a 63 semanas en estados con moderado impacto por la recesión y a 73 semanas en aquellos con tasas más altas de desempleo.

Coronado, de BNP Paribas, advierte que el riesgo no es para este año sino para 2013 cuando tendrá que aplicarse una serie de ajustes fiscales con un Congreso nuevo que se renueva este año. "Si no se acomoda bien, la economía de EU es vulnerable, la política fiscal va a ser restrictiva", señala.

"No es lo mismo enfrentar una fuerte crisis europea con tasas de interés en 4%, déficit en 2%, deuda de 60%, que en las condiciones actuales, y si pasara algo malo en Europa, pues EU ya no puede bajar tasas y hablar de un techo de endeudamiento deterioraría más sus finanzas públicas, no tendría margen", dice Eduardo Ávila.

El subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero apunta que el vecino país es vulnerable, pero no está ante un riesgo inminente, "esto dependerá de cómo vaya evolucionando Europa. De hecho, los mercados han estado contentos porque los últimos datos han sido buenos como ayer con las solicitudes de apoyo a desempleados, que se ubicaron en mínimos de cuatro años".

El Congreso de EU ahora tendrá que discutir los presupuestos siguientes, de 2013 hacia adelante, si es que quiere rebalancearlo entre medidas de ingreso y gasto. "Hasta ahora y como está previsto, si no hay acuerdo entrarían reajustes al gasto de manera automática, pero buscarán equilibrarlo", agrega Rafael Camarena, economista de Análisis Santander.

Para Estados Unidos el tema fiscal es inevitable, y no solo este año sino los siguientes, opina Camarena.  Si la actividad económica mejora, por el factor recaudación de impuestos, el déficit fiscal se reduce, "mejora un poco la posición, pero no soluciona el problema y la discusión sobre cómo rebalancear el presupuesto no ha terminado".

¿México y la Fed?

Si la economía de Estados Unidos evoluciona favorablemente y Europa no se deteriora más, México tendrá un comportamiento favorable en 2013, agregan los economistas.

"Las perspectivas de crecimiento se mantendrían, e inclusive podrían revisarse al alza si el empleo mejora más de lo que se tiene contemplado", indica Ávila de Monex.

En su opinión, en un contexto en el que Europa pierde presión o se elimina buena parte de la incertidumbre y en el que la economía de EU sigue en recuperación, el mercado mexicano se verá muy bien, "con un tipo de cambio que se aprecia debajo de 12.60 pesos por dólar, y el mercado accionario que rompe máximos históricos sería un escenario bastante atractivo".

Estados Unidos sigue siendo un foco de atención, a lo mejor no del tamaño de Europa, pero si "como estamos pensando va mejor a lo esperado y Europa se tranquiliza un poco, sobre todo por la inyección de liquidez que se prevé del BCE, la actividad económica en México podría mejorar sobre todo por EU, pero también por una mayor estabilidad financiera", expone Santander.

"Mi mayor preocupación son los precios de energía, si van subiendo y el consumidor de EU va bajando, entonces podemos ver los mercados globales más inestables otra vez. Espero que no, no es mi escenario base, pero es una preocupación todavía. México y EU están muy juntos siempre", menciona Julia Coronado de BNP Paribas.

"Habrá que ver cómo va evolucionando EU, si se ralentiza o hay crisis europea estaría aplicando un QE3; la medida sería reactiva, no correctiva, y es lo que le quedaría para enfrentar este problema europeo ante la falta de margen para moverse", indica Ávila.

La Fed va a esperar cómo se comporta el mercado laboral, señala Camarena, de Análisis Santander. "Si sigue con cifras positivas como las que hemos estado viendo, probablemente no sea necesario tener un nuevo programa de estímulos más que mantener los vigentes".

Julia Coronado añade que la Fed acumulará más información antes de actuar. En este momento no está claro si la actividad económica se acelerará.

"Nosotros pensamos que probablemente en junio (apliquen nuevos estímulos), pero dependerá de cómo progresa el crecimiento global y el de EU, que últimamente ha evolucionado mejor de lo que se anticipaba", destaca.

Ahora ve
Google lanza tres nuevas apps gratuitas de fotografía
No te pierdas
×