Plan fiscal enfrenta a candidatos en EU

Obama y los aspirantes republicanos tienen visiones muy distintas sobre el código tributario; mientras que el actual presidente busca aumentar los impuestos, sus rivales buscan recortes.
candidatos  (Foto: Especial)
Charles Riley
NUEVA YORK -

Prácticamente todos en Washington están de acuerdo en que el código fiscal estadounidense es complicado, ineficiente y, en general, un gran lastre.

Tal vez la mejor oportunidad de una reforma es una elección de 2012 que genere un mandato para que los legisladores hagan cambios.

Cada candidato a la presidencia tiene un plan; y cada uno varía desde una serie de ajustes menores hasta revisiones importantes.

En general, los planes republicanos son más agresivos, pero se traducirían en menores niveles de ingresos que tendrían que ser compensados con recortes de gastos, si se busca evitar elevados déficits.

Mientras tanto, el presidente estadounidense Barack Obama es el único candidato que habla de aumentar los impuestos.

CNNMoney los desglosa:

Ron Paul: El congresista de Texas, quien ha atraído a un público entusiasta de jóvenes y libertarios, quiere derogar la Enmienda 16 de la Constitución estadounidense, que establece el derecho del Gobierno a aplicar impuestos sobre la renta.

"Como presidente, Ron Paul apoyaría una Enmienda de Libertad a la Constitución para abolir los impuestos sobre la renta y sobre la herencia", señala su sitio web. "Y estaría orgulloso de ser quien finalmente apague las luces del IRS (Servicio de Impuestos Internos) para siempre".

Derogaría inmediatamente los impuestos sobre las ganancias de capital, que el candidato dice que "te castigan por tener éxito" e "interfieren con tus esfuerzos por cubrirte contra la inflación mediante la compra de monedas de oro y plata".

Derogará el aumento de impuestos de Seguridad Social de 1993, y trabajará en el largo plazo para eximir de impuestos los beneficios de Seguridad Social. Paul reduciría la tasa del impuesto de sociedades al 15%.

Aunque le gustaría cambiar a un impuesto de tasa única o equitativo, Paul también sugiere una especie de plan alternativo:

"Restringir los gastos federales mediante el cumplimiento de los estrictos límites de la Constitución acerca del poder del Gobierno federal, ayudaría a generar una tasa impositiva del 0% para los estadounidenses", indica su sitio web.

Mitt Romney: El plan del ex gobernador de Massachusetts para el código fiscal es el menos agresivo entre los candidatos republicanos que siguen en la carrera por la Presidencia.

El plan busca deshacerse de los impuestos sobre intereses, dividendos y ganancias de capital para los contribuyentes que ganan menos de 200,000 dólares. También insta a la eliminación del impuesto al patrimonio, y una reducción en la tasa fiscal pagada por las empresas, de 35% a 25%.

Romney quiere que los estadounidenses paguen menos impuestos personales sobre la renta, pero no ha dicho cuáles serán las nuevas tasas, cómo lucirá la banda impositiva, o cuando quiere que estos cambios tengan efecto.

Pero en el corto plazo, él mantendría las actuales tasas de impuestos sobre la renta.

Newt Gingrich: El ex presidente de la Cámara de Representantes quiere ampliar el código fiscal actual, al incluir un impuesto de tasa única sobre la renta opcional de 15%, con una deducción de 12,000 dólares por persona. Y Gingrich desea eliminar los impuestos a la propiedad y a las ganancias de capital.

Para las empresas, Gingrich quiere reducir la tasa del impuesto de sociedades de 35% a 12.5%, un movimiento que la llevaría de ser una de las tasas más altas del mundo industrializado a ser una de las más bajas. También permitiría contabilizar completamente como gasto los desembolsos de capital.

Rick Santorum: El conservador ex senador de Pensilvania reduciría el número de rangos de impuesto sobre la renta de seis a dos (10% y 28%) y triplicaría lo que su campaña identifica como deducciones personales que los padres pueden reclamar por sus hijos.

Santorum también eliminaría la llamada penalización por matrimonio, que a menudo hace que las parejas con dos sueldos deban más en impuestos federales que si declararan como personas individuales.

Además, eliminaría el Impuesto Mínimo Alternativo, y el impuesto al patrimonio. Reduciría la tasa de ganancias de capital de 15% a 12%. Para las empresas, recortaría la tasa del impuesto de sociedades a la mitad a 17.5% y la eliminaría por completo para los manufactureros.

Barack Obama: El presidente estadounidense tiene sus propias ideas para el código fiscal. En lugar de menos ingresos, quiere más.

Quiere elevar los impuestos a quienes ganan más de 250,000 dólares al dejar que los recortes fiscales del ex presidente George W. Bush expiren para las personas con mayores ingresos. Quiere limitar las deducciones para los ricos y crear un crédito de impuesto universitario extendido y permanente.

El presidente podría elevar la tasa sobre las ganancias de capital a largo plazo -en la actualidad es de 15%- a 20% para aquellos que ganan más de 200,000 dólares (250,000 dólares si un matrimonio realiza su declaración de forma conjunta).

Aunque Obama se opone a la eliminación del impuesto al patrimonio, le gustaría aumentar el nivel de exención a 5 millones de dólares y reducir la tasa máxima a 35%, a un nivel más generoso de lo que aplicaría bajo la ley actual.

Y quiere establecer una norma llamada Regla Buffett para asegurar que los que ganan más de un millón de dólares paguen su 'parte justa', la cual que el presidente Obama ha definido como el pago de al menos 30% de sus ingresos en impuestos. Pero los detalles sobre esta propuesta son bastante escasos.

Obama también quiere que la participación diferida sea gravada como renta ordinaria, lo que significa que los gestores de fondos pagarían más del doble de la tasa que actualmente pagan sobre una parte de su remuneración.

También limitaría las deducciones detalladas en los hogares con altos ingresos, haría permanente la ampliación de un crédito fiscal sobre bajos ingresos y el crédito extendido HOPE.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×