La ayuda a Grecia es excepcional: Europa

Autoridades advierten que la condonación parcial de deuda helena se hizo en un contexto único; aseguran que el rescate no soluciona los problemas del país, pero protege al bloque.
grecia banderita  (Foto: AP)
BRUSELAS (Notimex) -

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, reiteró que la condonación parcial de la deuda de Grecia por parte del sector bancario se enmarca en un contexto único y no se repetirá en otros países de la zona del euro. "Grecia es un caso específico y único que no se repetirá en otros países (...); además, tanto Irlanda como Portugal van por buen camino en la implementación de sus programas, que ayudan a estos países a ajustarse fiscalmente y a reformar sus economías", afirmó Rehn en un intento de prevenir el temor en los mercados.

Como parte del segundo rescate de Grecia, los inversores privados han aceptado asumir una pérdida real del 75% sobre sus títulos del país, lo que permitirá recortar la deuda helena en 107,000 millones de euros.

Según el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que condujo las negociaciones en nombre del sector privado, si la operación se concluye con éxito, se tratará de la mayor reestructuración de deuda soberana de la historia mundial.

Cuando declaró moratoria, en enero de 2002, Argentina acumulaba una deuda pública de 62,000 millones de euros (82,000 millones de dólares).

"Esperamos que haya una muy pequeña probabilidad que (la condonación) no se concluya sobre una base voluntaria", afirmó en rueda de prensa el director general del IIF, Charles Dallara.

El banquero señaló que la pérdida solicitada a los inversores privados es "enorme", pero resaltó que "el mayor beneficio es que hemos podido evitar una quiebra desordenada (de Grecia), con todas las consecuencias negativas que hubiera acarreado".

Según el acuerdo alcanzado en Bruselas, la banca intercambiará sus actuales títulos griegos por nuevos bonos con intereses del 2.0% para el periodo de 2012 a 2015, del 3.0% de 2015 a 2020, y del 4.3% de 2020 a 2042.

Por cada bono intercambiado el inversor asumirá una quita del 53.5% sobre el valor nominal.

Un 31.5% del valor será canjeado por 20 nuevos bonos griegos con vencimientos de entre 11 y 30 años, mientras que el 15% restante serán títulos emitidas por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), con un vencimiento de 24 meses.

En cambio, el FEEF ofrecerá a la banca 30,000 millones de euros en incentivos, además de 35,000 millones de euros en garantías, que servirán para asegurar que el Banco Central Europeo (BCE) siga aceptando como colateral bonos griegos.

El rescate no es la solución completa

El ministro de Finanzas sueco, Anders Borg, afirmó que el segundo rescate de Grecia no solucionará los problemas del país, pero protegerá a los demás socios de la unión monetaria.

"Claro que los griegos siguen atascados en su tragedia. Este es un nuevo acto en un largo drama. No creo que podemos considerar que se han liberado de todos sus problemas", admitió al llegar a Bruselas para una reunión con sus homólogos de los Veintisiete.

"Sin embargo, creo que hemos reducido el problema griego a únicamente un problema griego. Ya no es una amenaza para la recuperación en toda Europa", destacó.

Borg sostuvo que el mayor riesgo era que Grecia ocasionara una crisis en los sistemas bancarios alemán, francés e italiano.

Ahora tenemos una garantía práctica sobre los bonos griegos restantes, lo que significa que los riesgos generales se han reducido, dijo.

Ahora ve
Así se explica el rápido e inusitado ascenso del bitcoin
No te pierdas
×