La inflación en México llega a 4.01%

En la primera quincena de febrero, los precios al consumidor avanzaron 0.07%; la inflación subyacente, que elimina productos volátiles, fue del 0.26% en el mismo periodo.
inflación méxico  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La inflación anualizada de México se desaceleró levemente en la primera quincena de febrero aliviada por caídas en los precios de algunos productos agropecuarios, fortaleciendo el escenario de estabilidad en la tasa de interés clave por un largo periodo. El índice anualizado descendió a 4.01% hasta la primera mitad de febrero, menor que el 4.05% visto en los 12 meses a enero y que el 4.11% esperado por analistas en un sondeo previo de Reuters, según datos publicados el jueves por el Instituto de Estadística y Geografía (INEGI).

"Realmente (la inflación) podría estar más baja si no es por la volatilidad grande que estamos recibiendo del exterior, sobre todo por los precios de los commodities (materias primas) y por los efectos de la sequía en México", dijo el jefe del banco central, Agustín Carstens, en un evento público.

En la quincena, el índice de precios al consumidor subió 0.07%, muy por debajo del 0.18% previsto por los analistas, gracias a un descenso del 0.54% en el componente no subyacente, sobre todo de los productos agropecuarios.

Por su parte, la inflación subyacente -un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad- fue del 0.26% en el mismo período, arriba del 0.20% esperado por especialistas.

El índice subyacente anualizado se ubicó en un 3.40% hasta la primera quincena de febrero, dentro del objetivo de inflación de la entidad monetaria del 3 por ciento +/- un punto porcentual.

"Mientras que es verdad que algunos precios agrícolas bajaron, otros permanecieron elevados o han seguido creciendo", dijo Benito Berber, analista de la firma Nomura en una nota a sus clientes. "Creemos que la inflación podría permanecer alrededor del 4 por ciento en gran parte del año", agregó.

No ve baja en tasa

Carstens dijo el miércoles a Reuters que los riesgos para la inflación están neutralizados, por lo que no hay motivos para ajustar la política monetaria

El Banco de México  espera que la inflación oscile este año entre el 3 y el 4%, y una mayoría de analistas contempla que la tasa referencial permanecerá todo el año en un 4.50%, nivel donde ha estado desde mediados del 2009.

En el escenario está incluida una esperada desaceleración de la economía, de un crecimiento del 3.9% en el 2011 a uno del 3.5 por ciento en el 2012.

"Ante la evidencia de que la economía seguirá creciendo a una tasa moderada, (...) que el peso mexicano sigue barato en contraste con los fundamentos, y el panorama para Estados Unidos ha mejorado en el margen, esperamos que el banco central permanezca en espera a corto plazo y tal vez hacia el futuro", dijo Alberto Ramos, de Goldman Sachs.

Sólo un evento extraordinario, como la materialización de un "evento de cola" por la crisis de deuda en la zona del euro, podría obligar a un relajamiento monetario en México, dijo Ramos.

Ahora ve
El Vaticano enciende su tradicional árbol de Navidad
No te pierdas
×