Japón batalla contra la deflación

El Banco Central dijo que continuará con los estímulos hasta que la inflación de 1% esté a la vista; confía en que las condiciones económicas mejoren con los planes de reconstrucción del sismo de...
yen  (Foto: Thinkstock)
TOKIO (CNN) -

El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, dijo este viernes que los precios al consumidor subirán gradualmente en los próximos años, pero un grupo de legisladores oficialistas exigió una meta más alta para la variación de los precios y un nuevo estímulo monetario en marzo. Shirakawa dijo que si bien la inflación actualmente es plana, tomará velocidad a medida que la economía se recupere debido a un repunte del crecimiento global y del gasto fiscal para financiar la reconstrucción del tsunami y el terremoto del año pasado.

"Continuaremos con la política de estímulo monetario hasta que la inflación al consumidor del 1% esté a la vista", dijo el responsable del banco central ante una comisión parlamentaria.

Las alzas de precios impulsadas por factores temporales, como un aumento del costo del petróleo, por sí solas no generarán un cambio en la política ultraexpansiva, señaló.

Shirakawa dijo además que si bien la política monetaria determina en última instancia las tendencias de precios en el largo plazo, también se requieren otras medidas para impulsar la productividad.

El yen cayó y los precios de las acciones de Tokio subieron después de que el mes pasado el Banco de Japón aumentó sus compras de bonos en 10 billones de yenes (123,000 millones de dólares) y fijara una meta de inflación del 1% ante la fuerte presión política.

Sin embargo, algunos políticos mantienen la presión. Un grupo de legisladores oficialistas envió el viernes al subgobernador del Banco Central, Kiyohiko Nishimura, una lista de propuestas, que incluye un llamado para lanzar nuevas medidas de estímulo este mes y fijar una meta de inflación del 2%.

La lista, firmada por 75 parlamentarios, no tendría gran influencia, porque el primer ministro Yoshihiko Noda se ha mostrado satisfecho con las decisiones tomadas en febrero por el banco central y no parece dispuesto a poner más presión sobre la institución.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los precios subyacentes al consumidor de Japón cayeron 0.1% a tasa anual en enero, sumando su cuarto mes seguido de descensos y sugiriendo que la deflación persistirá este año.

Tras las medidas de febrero y con el yen lejos de sus máximos históricos, el Banco de Japón evitaría nuevos anuncios en su reunión del 12 y 13 de marzo.

Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×