La economía ante una ‘tormenta perfecta’

El riesgo global crece en la medida en que Grecia no ha culminado el canje de su deuda: economistas; para evitar su colapso, la eurozona debe aplicar reformas urgentes y radicales, advierten.
euro grecia  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los mercados financieros del mundo se encuentran en la antesala de una posible ‘tormenta perfecta' si este viernes se combinan factores como el que Grecia no logre el intercambio total de sus bonos con acreedores privados y si empeora el desempleo en Estados Unidos.

A ello hay que sumar también que China anunció un menor crecimiento económico para 2012 y que la Unión Europea se encuentra prácticamente en recesión, advierten economistas.

"Hay una gran preocupación en el mercado, porque los inversionistas tienen hasta este 8 de marzo como fecha límite para participar en el intercambio de deuda, y un día después se conocerá si Grecia logró hacer el intercambio con la mayoría de los tenedores de sus bonos o, por el contrario, cae en default", advierte Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

Este martes, el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés) advirtió que una moratoria griega desordenada podría causar daños por más de un billón de euros en la eurozona. Asimismo, el impago probablemente obligaría a Irlanda, Portugal, Italia y España a buscar ayuda para frenar el contagio de la crisis de deuda.

Hay profundas preocupaciones de que Atenas no logrará cumplir sus promesas, advierte Walter Molano, economista en jefe de BCP Securities. Destaca que las elecciones en Grecia aumentan la preocupación de que la oposición intentará revocar algunos de los compromisos asumidos.

Lo mismo ocurre en España, que incumplió la meta de déficit fiscal de 6% del año pasado y el primer ministro español Mariano Rajoy dijo recientemente que sería imposible lograr un déficit de 5.8%, a la vez que Irlanda pidió un referéndum nacional para ratificar el nuevo pacto fiscal.

"La situación de la región está lejos de ser color de rosa. El programa de las operaciones de refinanciamiento a largo plazo del BCE (LTRO por sus siglas en inglés) logró  tres años más, pero los líderes europeos necesitan urgentemente aplicar reformas radicales si quieren evitar un colapso de la Unión Monetaria", alerta Molano.

Los mayores problemas radican en la gran diferencia en competitividad entre los países, indica. En Portugal, el rendimiento de su deuda nuevamente va al alza y "se especula que podría llegar a necesitar un segundo rescate", agrega Siller, de Banco Base. Para la especialista, la situación europea no se va a resolver en el corto plazo.

Molano, de BCP Securities, agrega que el programa LTRO proporciona liquidez, pero no es una solución. Además, la fuerte intervención del Estado genera problemas más profundos para la zona euro. El primero es que está creando una clase de acreedores principales, integrada por instituciones multilaterales y bancos centrales, que están subordinando profundamente a otros acreedores.

"Esto fue evidente en la reestructuración griega, según la cual los acreedores privados se vieron obligados a asumir enormes pérdidas para permitir que los créditos oficiales permanecieran en su totalidad", indica.

El segundo problema que menciona Molano es la derogación de los derechos de propiedad básica. "Los burócratas europeos están pasando rampantemente sobre los derechos de los acreedores, introduciendo alegremente medidas que cambian las reglas del juego".

La ratificación de Atenas a las cláusulas retroactivas de acción colectiva (CAC), que reescribieron los contratos de los bonos, será algo que nunca podrá olvidar el mercado, señala.

Además, la decisión de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA por sus siglas en inglés) para no invocar los contratos de Credit Default Swaps (CDS), a pesar de la completa violación de los convenios de bonos, decretará la 'sentencia de muerte' de la industria de protección del crédito.

"Todo esto dice que Europa pronto podría limitar su acceso a los mercados internacionales de capitales. Las recientes subastas de bonos han ido bien en la mayor parte del continente, pero fue porque los bancos europeos estaban reciclando sus fondos LTRO", dice Molano.

"El resto del planeta está cambiando su capital a Estados Unidos y el mundo emergente, donde hay más respeto por los derechos básicos de propiedad".

Los CDS, ¿detonantes de la moratoria griega?

Hasta hoy, alrededor de 20% de los tenedores privados de la deuda helena había aceptado voluntariamente hacer el canje de bonos, pero si no se alcanza 75%, podría presentarse una moratoria desordenada en Grecia, lo que llevaría al tipo de cambio peso-dólar a cotizar por arriba de 13 unidades, señala Siller, de Banco Base.

Esa suspensión de pagos probablemente conllevaría la necesidad de brindar apoyo externo a España e Italia para evitar el contagio y causaría daños por más de un billón de euros a la zona euro, advirtió este martes el IIF, grupo que representa a los tenedores de bonos de Atenas.

Los acreedores privados de Grecia tienen hasta la noche del jueves para decir si participarán en un canje de bonos que es parte de un acuerdo de rescate de 130,000 millones de euros para poner al país en un pie más estable y recortar su deuda en más de 100,000 millones de euros.

"Se habla de que Grecia podría llegar a necesitar un tercer rescate, inclusive de que no podrá salir de la recesión sin tomar medidas más fuertes, pero lo que preocupa al mercado es la posible activación de los CDS que es como un seguro; bancos e inversionistas institucionales compraron este seguro ante la situación en la que estaba el país", agrega Siller.

Se estima que existen 3.2 billones de euros de CDS de la deuda helena que fueron comprados por inversionistas internacionales para cubrirse de un posible impago de Grecia en las condiciones pactadas originalmente, detalla Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex.

En caso de presentarse un default de la deuda griega, los tenedores tratarían de cobrar ese seguro.

Como parte del rescate por 130,000 millones de euros, Grecia llegó a un acuerdo con tenedores privados que significaría una quita de 53.5% en deuda de mercado. Los acreedores privados aceptarían un intercambio de bonos por una nueva emisión con características que favorecen al Gobierno, en detrimento del tenedor, indica Ávila.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así, el Gobierno busca intercambiar cerca de 200 billones de euros para mejorar la estructura de sus finanzas, pero las consecuencias de este proceso son variadas y con potencial de detonar un efecto de contagio a nivel financiero.

Advierte además que el intercambio que planea realizar el Gobierno griego de sus bonos por unos de mayor plazo y condiciones diferentes implican pérdidas para los tenedores, lo que detonará que las calificadoras degraden a default la deuda griega, como lo hizo Standard & Poor's el pasado 27 de febrero, sentencia.

Ahora ve
Este traje busca eliminar el riesgo de que un astronauta se pierda en el espacio
No te pierdas
×