Depósitos bancarios, firmes ante crisis

Ante una crisis o quiebra de bancos europeos, el sector en México está capitalizado, afirma la CNBV; pueden enviar las utilidades que quieran al extranjero mientras no afecte su nivel de capital,...
ahorro mexicano  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los depositantes mexicanos pueden sentirse seguros de que ante una crisis bancaria internacional de proporciones similares a la originada por la quiebra de Lehman Brothers en 2008, sus ahorros e inversiones están protegidos, asegura la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)

"La gente se puede sentir segura, y no sólo porque sus depósitos están protegidos por el IPAB, sino porque los bancos en México son solventes, bien capitalizados, muy líquidos y no vemos problemas en ellos", destaca Carlos Serrano Herrera, vicepresidente de Política Regulatoria de la comisión.

La realidad es que "cuando vemos la proporción de cuánto contribuyen en utilidades los bancos a su casa matriz y al volumen total de riesgos, al total de activos, casi todos tienen una proporción superavitaria; es decir, contribuyen más con utilidades que con nivel de riesgo, lo que significa que son entidades más rentables que su propio mercado natural", indica a su vez Alejandro García, director senior responsable de Instituciones Financieras en México en Fitch Ratings.

"La condición financiera de estas instituciones sigue siendo muy sólida", asegura.

Si algún banco de capital extranjero entra en una situación de insolvencia e incumplimiento, sus subsidiarias en México -Bancomer, Santander, HSBC, Banamex o Scotiabank, por ejemplo- podrían seguir operando normalmente, pues tienen niveles de capital adecuados y se ha cuidado que regulatoriamente sean independientes, expone Serrano Herrera de la CNBV.

Considera que aún en caso extremo de quiebra, las instituciones en Mexico seguirán operando porque tienen el capital suficiente para ello. "Es un capital que no pueden sacar del país, la regulación asegura que los mínimos de capital se cumplan aquí y toda la operación del banco reside en México, de manera que si desapareciera un banco (en el extranjero) o quebrara, que no es un escenario que vaya a suceder, los bancos en Mexico pueden seguir operando bien", indica.

El pasado lunes, el ex gobernador del Banco de México (Banxico), Guillermo Ortiz, dijo en un artículo publicado en el diario Financial Times que luego de esta recapitalización y de la limpieza del balance general, los bancos obtuvieron una mayor rentabilidad, lo que condujo a un incremento en el pago de dividendos.

"En síntesis, este ha sido un negocio increíblemente rentable para los bancos internacionales. Pero, no para México", aseguró en el texto.

El valor de los cinco bancos más grandes que operan en México (a dos veces su valor en libros) es de alrededor de 75,000 millones de dólares. Entre 2003 y 2011, los dividendos que pagaron los bancos de propiedad extranjera ascendieron a 20,000 millones de dólares, lo que equivale aproximadamente a lo que se pagó originalmente por ellos, evidenció el también ex secretario de Hacienda, a la vez que recomendó limitar el pago de dividendos y/o enlistarse en la Bolsa.

En este sentido, Serrano Herrera de la CNBV expone que los bancos con subsidiarias en el extranjero pueden transferir todo lo que quieran de sus utilidades, siempre y cuando tengan en reserva el mínimo requerido, que es de 10% del capital.

"La regla es bastante estricta en eso: si les va muy bien y quisieran pasar toda la utilidad del año (a su casa matriz), no hay problema. La utilidad que no se transfiere se computa como capital, y mientras esa utilidad no deje al banco debajo de los niveles que exigimos, la pueden transferir".

La otra parte importante, explica Serrano Herrera, es que no pueden sacar más capital del que se pide. No pueden hacer préstamos a la matriz, ni ninguna otra operación que signifique que le están transfiriendo recursos. "Sólo le pueden prestar hasta el 25% del capital básico, no más ,y fue una regulación que pusimos en 2010", afirma.

El analista de Fitch agrega que Bancomer, que contribuye con más de 30% de utilidades a su matriz española BBVA, apenas llega a 15% en términos de riesgo.

"México es, en promedio, un mercado más rentable que en otros donde opera BBVA; el incentivo es seguir creciendo en el mercado que da más rentabilidad. En Santander no es tan marcada la proporción, en 2011 fue 10% de las utilidades, pero en riesgo está ligeramente abajo, como 7%", apunta.

Por otro lado, García comenta que las últimas acciones que se llevaron a cabo en materia de calificaciones a los bancos españoles reflejan el deterioro de la calidad de ese soportador, pero los bancos en México ya llegaron o están convergiendo a lo que sería su nivel de calificación intrínseca con base en su condición financiera propia, y ya no por el soporte de sus casas matrices.

"Aún en ese escenario, sus calificaciones locales seguirán siendo de las más altas, no vemos factible un escenario en el que las calificaciones en México dejen de ser triple A para estos bancos, porque independientemente de lo que pasa en sus casas matrices, su condición financiera aquí sigue siendo muy sólida", resalta.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×