Grecia obtiene respaldo de inversores

Los acreedores privados con el 85.8% de la deuda helena aceptaron el pacto de canje de bonos; con el acuerdo, Grecia evita un ‘default’ y reduce sus pasivos en poco más de 100,000 mde.
grecia  (Foto: CNN)
ATENAS (CNN) -

Grecia se salvó este viernes del peligro inminente de un descontrolado cese de pagos, al lograr una fuerte aceptación de los acreedores privados a su plan de canje de bonos que reducirá buena parte de su enorme deuda pública y allanará el camino para un nuevo rescate financiero internacional. El Ministerio de Finanzas informó que el equivalente a 85.8% de los 177,000 millones de euros de bonos regulados por la ley griega acudieron al canje.

Añadió que este porcentaje alcanzaría al 95.7% de toda la deuda griega en manos privadas al hacer uso de las cláusulas de acción colectiva (CAC), que obligan a los acreedores que no participan de forma voluntaria a incorporarse al plan.

Los financistas internacionales de Grecia, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, exigieron el canje de bonos como condición previa para entregar un rescate de 130,000 millones de euros (172.000 millones de dólares), acordado el mes pasado con Atenas y el segundo que recibiría el país heleno.

El portavoz del Gobierno griego Pantelis Kapsis dijo que el resultado fue un "voto de confianza" sobre la capacidad de Grecia de llevar a cabo reformas estructurales profundas. "Creo que es un momento histórico", expresó a la cadena de televisión privada Antenna.

Pero Grecia debe recorrer un largo camino aún para resolver sus problemas económicos, políticos y sociales. Las reformas demandadas por la UE y el FMI junto con los fuertes recortes de gasto fiscal han provocado serios disturbios en Atenas y han llevado al desempleo a superar el 20% en el quinto año de recesión del país.

La nación además enfrenta elecciones en abril o mayo, cuando los conservadores y los socialistas que aprueban el rescate deberán encarar una batalla con los partidos políticos más pequeños que rechazan el plan de ayuda y que podrían poner trabas a la conformación de un nuevo Gobierno.

Operadores de mercado plantearon sus profundas dudas sobre el plan general de Grecia, que busca reducir la deuda del país desde el actual 160% del Producto Interno Bruto a un nivel un poco más manejable de un 120% al año 2020.

En el llamado mercado gris, los precios de la nueva deuda griega que se emitirá a los acreedores del lunes se situaban bastante por debajo del valor nominal.

Alivio en la eurozona

En todo caso, el canje de bonos fue bien recibido en las capitales de la Unión Europea, que intenta proteger a economías más grandes como Italia y España de la crisis de deuda.

"Es una buena noticia, es un éxito", dijo el ministro de Finanzas francés, Francois Baron, a radio RTL.

El Ministerio de Finanzas alemán dijo que la suscripción del plan es "un gran paso hacia la estabilización y consolidación de un nivel sostenible de deuda, que da a Grecia una oportunidad histórica".

Los rendimientos de la deuda española e italiana cayeron tras el anuncio griego. Sin embargo, los bonos de Portugal, que también fue rescatado por la UE y el FMI, subían, ya que los inversores lo veían como el siguiente integrante más débil de la zona euro.

La mayor reestructuración de deuda soberana de la historia implicará que los acreedores privados canjearán sus antiguos bonos por otros nuevos con un valor nominal mucho menor, tasas de interés más bajas y plazos más largos.

Esto significa que asumirán pérdidas por casi el 74% del valor de sus inversiones, lo que reducirá la deuda griega en más de 100,000 millones de euros.

El plazo de aceptación de la oferta para bonos regidos por el derecho internacional y para los bonos emitidos por empresas públicas y garantizados por el Estado se extendió al 23 de marzo.

Atenas confirmó que forzaría el acuerdo mediante la activación de la cláusula de acción colectiva. Esa medida podría disparar el pago de las coberturas por riesgos crediticios (CDS, por su sigla en inglés).

El Instituto de Finanzas Internacionales(IFI), el grupo global de bancos que negoció en nombre de los acreedores privados, dijo que el acuerdo no ayudará solo a Grecia sino a toda la zona euro.

"Los resultados tan sólidos y positivos dan una gran oportunidad ahora a Grecia para llevar adelante su programa de reformas económicas, al tiempo que refuerza la capacidad de la zona euro de crear un ambiente económico de estabilidad y crecimiento", dijo el presidente de IFI, Josef Ackermann, que también encabeza el Deutsche Bank.

El plazo final de aceptación de la oferta por bonos regidos por leyes internacionales y garantizados por el Estado emitidos por empresas públicos fue extendido hasta el 23 de marzo.

Atenas confirmó que hizo respetar el acuerdo al activar las cláusulas de acción colectiva (CAC) sobre los bonos regulados por la ley griega. Pero no será tan fácil obligar a los bonistas regidos por leyes extranjeras a sumarse al plan.

Usar las CAC probablemente active los pagos de los Credit Default Swaps (CDS), que son seguros que toman inversionistas contra una eventual moratoria de bonos, lo que tendría consecuencias desconocidas para el mercado.

La Asociación Internacional de Swaps y Derivados dijo que se reunirá el viernes a las 1300 GMT para decidir si se pagarán los

CDS

"Casi con certeza se activarán CDS. Si con esto no se activan, no se activan con nada", comentó Nick Stamenkovic, estratega de bonos de RIA Capital Markets en Edimburgo.

Optimismo

Pese al éxito, la operación no resolverá los problemas más profundos de Grecia y en el mejor de los casos podría brindar tiempo a un país que enfrenta su mayor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial y al peso de una deuda equivalente al 160% de su PIB.

Los mercados financieros subieron fuertemente a la espera del plazo fatal y las acciones globales registraron su mejor día en más de dos meses el jueves al ceder la amenaza de una moratoria desordenada. Dada esa escalada, la reacción del viernes era casi nula tras el anuncio oficial.

Atenas debe disponer de suficientes fondos para el 20 de marzo, cuando vencen 14,500 millones de euros en bonos, una suma que no podrá satisfacer sin ayuda externa.

Los analistas se mostraban optimistas, pero reconocían que el canje no pondría punto final a los problemas de Grecia.

"Incluso cuando se ha evitado una moratoria desordenada, las próximas elecciones en Grecia el mes que viene serán el siguiente factor de riesgo", expresó Yuji Saito, director de la división de estrategia cambiaria de Credit Agricole en Tokio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tim Ghriskey, responsable de inversión de Solaris Group en Nueva York dijo, "esto no significa que la situación de la deuda en Grecia se ha resuelto y esta no es la última vez que se escuchará esto. Sin embargo, fue un alivio que (el canje) no haya ido en la dirección contraria".

Los problemas que enfrenta Grecia después de cinco años de recesión se reflejaron en una tasa de desempleo que alcanzó un máximo histórico del 21% en diciembre, con 51% de los jóvenes sin trabajo.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×