La economía nipona, lenta pero firme

Los esfuerzos de reconstrucción del país hacen pensar en otra expansión en la primera mitad del año; el Nikkei 225 ha repuntado significativamente desde los mínimos registrados tras el desastre.
japon domingo  (Foto: AP)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Este domingo se cumple el primer aniversario de uno de los peores desastres naturales en la historia que devastó la costa noreste de Japón. El 11 de marzo de 2011 un terremoto de magnitud 9.0 y el resultante maremoto causaron la muerte de más de 15,000 personas.

Los daños que sufrió la central nuclear de Fukushima Daiichi también crearon una crisis nuclear que evocó recuerdos de la fusión de Chernóbil en 1986, en Ucrania.

Pese a ello, la economía y el mercado bursátil japonés están recuperándose lentamente. El Gobierno nipón reportó el jueves que el PIB se contrajo a una tasa anualizada de 0.7% en el cuarto trimestre, un ajuste de la contracción de 2.3% que se reportó originalmente.

Aunque es obvio que estas no son noticias fantásticas, hay cada vez más esperanzas de que los esfuerzos de reconstrucción en Japón conducirán a otra expansión económica en la primera mitad del año.

El Nikkei 225, el índice de referencia de la Bolsa de Tokio, entre tanto, ha repuntado significativamente desde mínimos registrados tras el desastre. El indicador ha subido 20% respecto al nivel más bajo en 52 semanas reportado en noviembre;  sin embargo, todavía está 6% por debajo del nivel que tenía el 10 de marzo de 2011, un día antes de la catástrofe.

Las acciones de varias compañías japonesas líderes, como Sony, Toyota y NTT Docomo, también se encuentran por debajo del nivel en que situaban hace un año.

No obstante, las medidas agresivas del Banco Central de Japón pueden abonar a la recuperación. El Banco ha fijado un objetivo de inflación de 1% y se ha comprometido a implementar más políticas de flexibilización monetaria. Esas disposiciones podrían reducir el valor del yen, lo que a su vez daría mayor competitividad a los productos japoneses en los mercados globales.

"Es evidente que las autoridades fiscales en Japón están presionando para una mayor liquidez. Una parte de ese nuevo dinero podría usarse para los trabajos de reconstrucción. Toyota y otros fabricantes sensibles a un yen débil podrían beneficiarse con más exportaciones," comenta Michael Gayed, jefe estratega de inversión en la firma de consultoría neoyorquina Pension Partners LLC.

Neil Hennessy, CEO de Hennessy Advisors, una gestora de divisas con sede en California, señala que algunas empresas niponas están incluso reportando ganancias récord. Y su suerte puede mejorar todavía más conforme la nación se reconstruya.

Hennessy, cuya firma ofrece los fondos Hennessy Select SPARX Japan Fund y Hennessy Select SPARX Japan Smaller Companies, estuvo en Japón hace dos semanas para ver de primera mano la reconstrucción del país, y está sorprendido por lo que vio.

"Es un país que está al filo del regreso. Tomará tal vez cuatro o cinco años, pero es una buena oportunidad de inversión," dice.

Desde luego, la calamidad ocurrida el año pasado no es el único problema que la nación del sol naciente enfrenta.

La economía nipona ha estado en un estado lamentable desde la década de los noventa, y el envejecimiento de su población y el elevado endeudamiento son otras dos preocupaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"En los últimos 20 años, muchas personas han perdido por apostar en Japón," expresa Gayed.

Con todo, algo de ese pesimismo puede ser exagerado. "Si se cree que Japón está en tan mala situación, ¿por qué tiene una de las divisas más fuertes del mundo?," se pregunta Hennessy.

Ahora ve
En el metro de Tokio, las embarazadas pueden conseguir asiento con una app
No te pierdas
×