Alemania va por más poder en Eurogrupo

Berlín propuso a su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, para encabezar el bloque; sustituiría en el cargo al primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker.
schaeuble  (Foto: CNN)
BERLÍN (CNN) -

Alemania propuso a su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, para el influyente puesto de presidente del grupo que nuclea a los ministros de Finanzas de la zona euro, dijeron fuentes el viernes, pero la jugada podría ser una maniobra negociadora para obtener concesiones de sus socios en otros cargos. El cargo, conocido como presidente del Eurogrupo, está ahora en manos del primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, cuyo mandato acaba en junio.

Éste es uno de los cuatro codiciados puestos por los que los gobiernos europeos están compitiendo. Los otros son un cargo en el consejo del Banco Central Europeo, el de jefe del mecanismo permanente de rescate de la eurozona y el mando del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo.

Schaeuble, de 69 años, daría más peso a un cargo que ha ganado en importancia durante la crisis de deuda soberana de la eurozona, y algunos miembros de la UE indicaron que si Alemania hace mucha presión sería difícil negárselo.

Pero otros señalaron que Francia, la segunda economía de la moneda única, y los países del sudeste europeo no quieren que el ministro germano lidere el Eurogrupo, temiendo que eso le dé demasiada influencia política.

"Los alemanes están haciendo campaña con discreción", dijo una fuente de la eurozona. Otra añadió: "Si Alemania insiste, no hay nada que hacer".

La canciller alemana, Angela Merkel, evitó referirse al tema.

"Me complace decir nuevamente que existe un ministro de Finanzas excepcional que además desempeña un papel fundamental en el Eurogrupo. Aparte de eso, hay varias decisiones sobre cargos en la Unión Europea que aún no se han tomado", declaró en diálogo con periodistas.

El propio Schaeuble declinó hacer comentarios sobre si podría aspirar al puesto.

Varias fuentes señalaron que los cuatro cargos tendrán que decidirse juntos, dentro de un paquete de acuerdos que se abordará tras las dos rondas de las elecciones francesas de abril y mayo.

Una opción es que Juncker siga en el cargo, aunque ha dicho varias veces que después de siete años presidiendo el Eurogrupo, quiere dimitir en junio.

Fuentes de varias capitales han dicho que Juncker podría reconsiderar su posición si se le pide que siga al frente.

Como procede de un país pequeño, Juncker tiene más tiempo para dedicar al trabajo en el Eurogrupo, que según miembros de la UE puede requerir hasta dos o tres horas de tareas diarias.

Buena salud

Schaeuble está en silla de ruedas desde que recibió un disparo de un demente en 1990. En el 2010 presentó su dimisión cuando tuvo que estar hospitalizado por complicaciones de salud durante varias semanas, pero Merkel le pidió que se quedara.

"Si Juncker debe atenerse a su posición de que ya no está disponible, lo veremos a su debido tiempo, pero no es urgente", dijo el viernes Schaeuble en una rueda de prensa.

Juncker es uno de los mediadores más experimentados de la sala en las reuniones entre los 17 ministros de Finanzas de la zona euro, pero ha recibido crecientes críticas en Francia, porque él y el presidente galo, Nicolas Sarkozy, raramente están de acuerdo, según diplomáticos.

Pero si Sarkozy pierde las elecciones francesas, ese obstáculo desaparecería.

Se ha especulado con otros nombres para el puesto, como el primer ministro italiano, Mario Monti. Él habría sido un buen candidato de compromiso porque es del sur y respetado por su mentalidad del norte de Europa, pero esta semana dijo que ya tiene demasiado trabajo para considerar el puesto.

Si Schauble asume el cargo, podría complicar decisiones para los otros tres puestos abiertos. Hasta ahora, se esperaba que el alemán Klaus Regling liderara el fondo de rescate, conocido como Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, si Juncker se queda, sería difícil darle un puesto al también luxemburgués Yves Mersch en el consejo del BCE, donde se quedará una silla libre al terminar el mandato del español José Manuel González-Páramo.

De permanecer en el Eurogrupo, Juncker aumentaría las posibilidades del principal candidato español, Antonio Sáinz de Vicuña, que ha visto como su aspiración al BCE se ponía en duda porque su carrera se ha centrado en el derecho y no la economía.

Ahora ve
Millones de devotos llevan peticiones y agradecimientos a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×