México recibe escritura del Palacio

El Gobierno español entregó a la embajada mexicana el contrato de compra venta que data de 1532; tras la Independencia, el inmueble corresponde a los mexicanos, indican expertos.
palacio nacional  (Foto: Cortesía Palacio Nacional)
MADRID (Notimex) -

El Gobierno de México recibió este viernes la escritura de compra venta del Palacio Nacional ubicado en la Ciudad de México, por lo que se documenta el título de propiedad del edifico histórico.

Emilio Barroso, titular del Archivo General de Protocolos Notariales de Madrid, entregó el acta certificada y autorizada de 11 páginas en perfecto estado de conservación a Francisca Méndez, encargada de negocios de la embajada de México en España, en presencia de un notario.

Jaime del Arenal, director del Instituto de México, destacó que esto tiene para México una importancia enorme tanto histórica como jurídicamente.

"Por un lado, se documenta el título de propiedad del Palacio Nacional, antes Palacio Virreinal, con todo el simbolismo que significa para la historia mexicana", dijo. Agregó que jurídicamente, se tiene el antecedente preciso de la adquisición de esta propiedad.

"Obviamente esta propiedad se acredita en favor de la corona española, pero con lo que se derivó a partir de la Independencia de México, estos bienes pasaron a ser propiedad del Gobierno mexicano", aseguró.

La compraventa del inmueble de lo que se llamó en su momento las Casas Nuevas de Moctezuma, se realizó en 1532 entre Martín Cortés, marqués del Valle e hijo de Hernán Cortés, y el rey Felipe II.

Fue allí donde se edificó después el Palacio Virreinal, sede de la Audiencia de México y a partir de 1821 se convirtió en el Palacio Nacional de México.

En 1527, cuando se estableció la primera audiencia de México y luego en 1531 y 1532 cuando inició operaciones el Virreinato de México, las administraciones no tenían un lugar fijo.

Hernán Cortés, que aún vivía, los dejó trabajar en sus propios edificios, primero en las Casas Viejas, donde está el Monte de Piedad y después los pasó a las Casas Nuevas.

Felipe II consideró, después de que murió Cortés, que era conveniente que se adquiriera un predio para que se instalara el Palacio del virrey, así como la sede de la Audiencia Nacional, por lo que pidió a Martín Cortés que le vendiera esos edificios.

Martín Cortés accedió y la operación se realizó en Madrid, el 20 de enero de 1562, por 34,000 castellanos, y ante la fe del notario Cristóbal de Riaño.

El especialista expuso que la recuperación de esta acta tiene que ver con una solicitud que formuló el Instituto de Administración y Evalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) a la embajada de México en Madrid para mandar copias de la escritura, si se encontraban en el Archivo General de Indias.

Manifestó que ese archivo, en Sevilla (sur de España), tiene millones de documentos y una consulta tan genérica es prácticamente imposible de hacer si no se tienen antecedentes.

"Pensé que en el Archivo de Indias no podía estar la escritura constitutiva porque se trata de un acto privado, y lo que hay ahí son documentos públicos, pero estuvimos indagando hasta encontrarla en el Archivo General de Protocolos Notariales de Madrid", dijo.

El documento está en perfectas condiciones: "El papel del siglo XVI y XVII es infinitamente mejor que el del siglo XVIII, XIX y XX, porque es papel de trapo, no de madera", señaló.

"Es un papel de pulpa de trapo, un papel perfectamente legible para quienes conocen la paleografía, no tiene humedad, no tiene daños el papel, en un volumen enorme, grande", concluyó.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×