La Fed, indulgente con bancos

Regions Financial y Zions tuvieron mejores notas de las que merecían en las pruebas de estrés; analistas señalan que se debe a que aún no han pagado el dinero del rescate financiero a EU.
fed  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Stephen Gandel

De acuerdo a los analistas, los bancos Regions Financial y Zions Bancorp recibieron mejores calificaciones que las que merecían en las pruebas de estrés o solvencia aplicadas la semana pasada. Una posible razón: Regions y Zions todavía tienen que pagar el dinero del rescate financiero que recibieron de Programa de Alivio para Activos en Problemas (el llamado TARP o Troubled Asset Relief Program); un dinero que el gobierno está cada vez más ansioso por recuperar.

En conjunto, los dos bancos deben al Gobierno estadounidense 4,900 millones de dólares (mdd) -más que cualquiera de los otros 361 bancos, en su mayoría pequeños, que aún siguen en el programa - o alrededor de un tercio de los fondos del TARP pendientes de pago. Y eso, dicen los analistas, pudo haber afectado la forma en que la Reserva Federal (Fed) calificó a los dos bancos.

En opinión de los analistas, el resultado probable de la prueba de solvencia hubiera sido que ambos bancos la reprobaran y que la Fed les hubiera exigido recaudar más capital. En cambio, Regions y Zions pasaron la prueba, recibiendo mejores calificaciones que muchos de sus rivales más grandes, y se les dio la luz verde para pagar los fondos adeudados al gobierno, que ambos bancos ahora dicen que amortizarán al final del año.

Las acciones de los dos bancos han subido más que las acciones de otros desde que aprobaron el examen, un alza de 10% y 16%, respectivamente, lo que sugiere que a los inversionistas también les sorprendieron los resultados.

La Fed, por su parte, dijo que todos los bancos sometidos a la prueba de estrés fueron evaluados de forma ecuánime. La semana pasada, el CEO de Regions, Grayson Hall, dijo que estaba satisfecho con el resultado de la prueba realizada por la Fed, que demostraba "la fortaleza de nuestra compañía".

En tanto que Zions indicó que incluso bajo las condiciones extremas del escenario planteado por la prueba  (donde se presume un aumento de la tasa de desempleo al 13%, una caída del 50% en los precios de las acciones, y una disminución de más del 20% en el precio de la vivienda), el capital del banco se había mantenido muy por encima de los niveles requeridos por la Fed.

Sin embargo, en el caso de Zions, ese resultado parece estar basado en el hecho de que la Fed aprobó para esa entidad una estimación de pérdidas derivadas de préstamos que no era la misma tasa que aplicó a otros bancos, sino la mitad. A Zions no se le aplicó la misma prueba de estrés a la que fue sometido Citigroup, Bank of America y otras instituciones. Ello se debe a que no es uno de los 19 bancos más grandes del país.

Como parte de la prueba de solvencia, no obstante, la Fed le pidió a Zions y a otros 10 bancos con más de 50,000 mdd en activos presentar sus estimaciones de cómo reaccionarían bajo el escenario de estrés económico hipotetizado por la Reserva Federal. La Fed evaluó esas proyecciones y luego aprobó o suspendió a los bancos según sus cálculos. Se abstuvo de hacer públicos los detalles de la prueba aplicada a Zions y a otros bancos pequeños.

Sin embargo, parece que la Fed fue más indulgente con Zions que con otros bancos. El mes pasado, Zions dijo a los analistas que proyectaba que 1,700 mdd o el equivalente al 4.5% de sus préstamos se quedarían sin saldar bajo el escenario de estrés planteado por la Reserva Federal. Ese porcentaje es significativamente más bajo que el promedio estimado de pérdidas por préstamos de 8.1% usado por el Banco Central para determinar si los 19 bancos más grandes del país tenían el capital suficiente o no.

Si nos atenemos a la estimación de Zions, como parece que la Fed hizo, el banco emerge de la prueba de solvencia con 60% más del capital mínimo exigido. Un aprobado. Pero si la Fed hubiera aplicado a Zions la misma ratio de pérdidas por préstamos que empleó para medir la solvencia de otros bancos, la prueba de estrés de Zions hubiera demostrado que el banco tiene un capital 30% inferior al que necesita, lo que significa que habría reprobado.

Y Regions Financial parece haber recibido un trato igualmente condescendiente. La proyección de pérdidas totales por préstamos para Regions, que es uno de los 19 bancos más grandes del país, estuvo en línea con la media reportada por otros bancos. Pero gran parte de la cartera crediticia del banco se concentra en el sureste de Estados Unidos, una región fuertemente golpeada por la crisis de la vivienda, y donde los analistas esperan que las pérdidas originadas por préstamos no saldados sean superiores al promedio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De hecho, es posible que Regions ya no tenga el capital suficiente para cubrir su cartera. Como ha señalado Jonathan Weil, columnista de Bloomberg, los recientes estados financieros del banco revelaron que Regions tendría que asumir una pérdida de 8,000 mdd si el banco se viera obligado a vender hoy la totalidad de sus préstamos. La institución, empero, sólo cuenta con 7,600 mdd en capital para cubrir estas pérdidas, es decir, 400 mdd por debajo de lo que necesita. Ello significa que incluso sin una  prueba de estrés, Regions reprueba.

"Parece que el gobierno quiere amarrar tanto como sea posible el pago de los fondos del rescate bancario en noviembre. Y creo que eso influyó en la forma en que la Fed evaluó a los bancos adscritos al TARP", concluye Todd Hagerman, analista que monitorea las acciones bancarias en la firma de corretaje Sterne Agee & Leach.

Ahora ve
Este traje busca eliminar el riesgo de que un astronauta se pierda en el espacio
No te pierdas
×