Bancos, en riesgo por deuda de estados

El crecimiento de la cartera puede vulnerar la estabilidad del sistema bancario mexicano: CESF; el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero advierte también sobre los créditos de nómina.
banco  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El sistema bancario mexicano se encuentra expuesto a tres riesgos que pueden vulnerar la estabilidad del sistema financiero en su conjunto y de la economía mexicana, advierte el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF).

En su informe anual, que será presentado en los próximos días al presidente Felipe Calderón, alerta de una concentración de exposición al riesgo de crédito de entidades federativas garantizadas con flujos de participaciones federales y un crecimiento acelerado del crédito al consumo, en particular el de nómina.

También hace referencia sobre las medidas tradicionales de solvencia y liquidez de cada una de las instituciones bancarias del sistema, que sirven para evaluar la situación financiera de los intermediarios con base en las posiciones de riesgo que asumen, y apuntan hacia una potencial vulnerabilidad de la estabilidad del sistema financiero: la exposición al riesgo de liquidez de un número reducido de intermediarios, ante un escenario de volatilidad en los mercados.

El 30 de marzo pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió a México sobre los riesgos de crédito y contagio al sistema financiero, debido a la concentración de carteras de préstamos que no reciben supervisión suficiente.

En su informe sobre el último Programa de Evaluación del Sector Financiero de México (FSAP por sus siglas en inglés), elaborado junto al Banco Mundial, dijo que los siete grupos financieros más grandes administraban, en junio de 2011, alrededor de las tres cuartas partes del total de activos financieros, que superaban 600,000 millones de dólares.

"El FMI quiere poner en claro que, a final de cuentas, el sistema bancario mexicano y particularmente el que depende del sistema español y del inglés, no está exento ante un potencial efecto negativo que se observe en Europa", dice José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios en el Tecnológico de Monterrey.

En su opinión, existe la probabilidad de riesgo en la banca mexicana, que ahorita es menor, pero va aumentando. "Los problemas en la Unión Europea van creciendo, los problemas de deuda pública que tienen vínculos con el sistema bancario mexicano también están latentes, pero todavía se puede pensar que existe la salvaguarda necesaria".

Sin embargo, en este segundo trimestre del año "veremos qué tanto se exacerban los problemas en el entorno internacional y qué tanto son manejables los problemas estatales para que a partir de ahí se vea si existe un riesgo más importante. De inicio parece que es lo menos, probable pero existe esta posibilidad".

Concentración de riesgo

El Informe sobe Estabilidad Financiera refiere que en los últimos cinco años se ha observado un incremento significativo en la exposición de la banca múltiple a los gobiernos de estados y municipios al aumentar 125% entre los años 2007 y 2011, aunque el saldo parece estabilizarse durante 2011.

Este crecimiento ha significado un aumento de la participación de la cartera crediticia a estados y municipios dentro de la cartera crediticia total, al pasar de 4% al inicio de 2007 a 9% hacia finales del 2011.

La tendencia ha venido acompañada de un nivel creciente de endeudamiento de estas entidades. Así, su apalancamiento, medido como el cociente de su deuda total entre el monto de participaciones federales, alcanzó un nivel de 79% al cierre de 2011.

No obstante, la exposición de riesgo a estados y municipios no es la más relevante en el portafolio crediticio del sector bancario y se observa que el nivel agregado de endeudamiento de estados y municipios en México no es mayor al de otros países.

Sin embargo, en términos de concentración por contraparte, la cartera de estados y municipios es la más alta de los acreditados de la banca múltiple, ya que seis de las diez contrapartes más grandes del sistema son entidades federativas.

El informe resalta que un riesgo adicional en el sistema bancario respecto a créditos a estados y municipios es el hecho de que algunos bancos en lo individual tienen exposiciones relativamente altas a este segmento de mercado.

Al cierre de 2011, tres bancos concentraron en una sola entidad federativa una exposición equivalente a más del 100% de su capital básico, lo cual representa una potencial vulnerabilidad del sistema bancario en caso de que la capacidad de pago de estados y municipios se vea afectada por una contracción en las participaciones federales (Ramo 28) que dependen de los ingresos presupuestales.

Rápido crecimiento del crédito de nómina

Entre febrero y diciembre de 2011, el crédito de nómina tuvo un crecimiento nominal de 66.6% y en ese periodo el número de instituciones participantes en este segmento de crédito pasó de 11 a 16. Estas altas tasas de crecimiento y acelerada incursión de nuevos bancos en el negocio podrían resultar en aumentos importantes en los índices de morosidad del crédito al consumo y por tanto constituyen una señal de alerta.

En una muestra en la que se identificó y se separó a todos aquellos acreditados que contrataron  crédito de consumo no revolvente de aquéllos que no lo hicieron, se observó que el grupo de acreditados que contrataron el crédito de consumo no revolvente presentaron una mucha mayor incidencia de atrasos en sus pagos que aquéllos que no lo hicieron.

Este patrón de comportamiento se mantiene si la segmentación se hace para los acreditados que cuentan con tarjeta de crédito y para los acreditados con hipotecas. La diferencia en el comportamiento entre ambos tipos de acreditados es muy marcada.

El informe destaca que el crecimiento de este tipo de crédito en el sistema debe ser administrado con cautela ya que puede comprometer la puntualidad en el pago de otros créditos de los prestatarios con problemas de endeudamiento.

Es así que el crecimiento acelerado del crédito de nómina no necesariamente traerá aparejado un crecimiento importante en la morosidad de este segmento, pero tiene el potencial de incrementar significativamente los atrasos en el resto de los créditos que reciben los hogares, en particular en el segmento de tarjetas, hipotecario, automotriz y créditos personales.

Por ello, considera que la banca debe reforzar los procesos de otorgamiento y seguimiento en todos los créditos a los hogares para evitar su sobreendeudamiento y el aumento en los índices de morosidad, como se observó en los años de 2007 y 2008 con el crecimiento del crédito a través de tarjetas.

Exposición al riesgo de liquidez

El Informe anual sobre el estado que guarda la estabilidad del sistema financiero mexicano resalta que el sistema bancario presenta de manera agregada una estructura de fondeo sólida, debido a que los pasivos relativamente estables representan alrededor de 85% de la captación de las instituciones.

Además, en promedio, los bancos cuentan con un monto considerable de activos altamente líquidos que les permitirían hacer frente a episodios de retiros de depósitos inusualmente altos por parte de los clientes.

Sin embargo, algunas instituciones de tamaño relativamente pequeño mantienen una estructura de financiamiento que depende principalmente del mercado interbancario y del mercado bursátil de deuda bancaria de corto plazo. A pesar de que algunas de ellas han hecho esfuerzos para ampliar el plazo de sus pasivos, aún es necesario que se fortalezca la estructura de su fondeo.

Las autoridades han mantenido reuniones con los directivos de estos bancos, en las cuales se ha trabajado en medidas específicas para corregir estas vulnerabilidades y en establecer metas para evaluar los resultados. Asimismo, las autoridades trabajan con los bancos para implementar la regulación de liquidez de Basilea III.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×