Obama trata de persuadir a Latinoamérica

El presidente de Estados Unidos intentará convencer en Colombia que está comprometido con la región; en un discurso adelantado por la Casa Blanca, el mandatario destaca el potencial económico de AL.
obama  (Foto: CNN)
CARTAGENA (Agencias) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacará este sábado la "gran promesa" para el crecimiento de los negocios en las Américas y resaltará la influencia económica de una región a la que ha prestado poca atención en sus primeros tres años en el poder. En comentarios preparados para una reunión de jefes corporativos en Cartagena, Colombia, hasta donde viajó para asistir a la Cumbre de las Américas que congrega a 33 naciones, el mandatario demócrata describió los lazos entre Estados Unidos y Latinoamérica como "una de las relaciones comerciales más dinámicas del mundo".

"Con casi 1,000 millones de ciudadanos, casi 1,000 millones de consumidores entre nosotros, hay mucho que podemos hacer juntos", dicen los extractos de su discurso divulgado por la Casa Blanca.

"Es un momento de gran promesa para las Américas. Y creo que si aprovechamos las oportunidades ante nosotros, continuaremos siendo socios económicos", afirmará en la reunión de presidentes ejecutivos este sábado, la cual precede a la inauguración de la cumbre de líderes regionales.

Obama, que busca la reelección en las presidenciales de noviembre, se encuentra bajo una intensa presión en Colombia para mostrar que está comprometido con Latinoamérica y desea combatir problemas como el narcotráfico y la violencia.

Sus críticos, entre los que se encuentran numerosos votantes hispanos en Estados Unidos, le han acusado de dejar de lado a los vecinos de Washington para concentrarse en las crisis de Oriente Medio y Afganistán y mejorar los lazos comerciales de su país con las pujantes economías de Asia.

Antes de partir a Colombia el viernes, Obama ofreció un discurso en un puerto en Florida sobre las formas en que las firmas y los trabajadores estadounidenses pueden beneficiarse del creciente comercio con países latinoamericanos como México, Brasil y Argentina.

La persuasión en Cartagena no será tarea fácil para Obama. Estados Unidos enfrenta la competencia comercial de China, la resistencia de los trabajadores en su país, una serie de arduas cuestiones regionales que podrían desviar la atención del comercio, y ahora el inconveniente de los agentes del Servicio Secreto en Cartagena relevados de sus tareas por mala conducta.

La sesión comercial debía incluir a ejecutivos de Wal-Mart Stores Inc., PepsiCo, Yahoo y Caterpillar.

"Aquí en Latinoamérica, Estados Unidos es el mayor inversionista extranjero, y nosotros somos el mayor cliente de los bienes manufacturados de las naciones del continente", según las declaraciones de Obama anticipadas.

Aunque las exportaciones estadounidenses en términos de dólar han aumentado en las Américas, su porcentaje del mercado ha disminuido en la última década. China, en particular, está superando a Estados Unidos como socio comercial de Brasil, Chile y Perú.

En Estados Unidos, el sector laboral está inquieto por un acuerdo comercial con Colombia que aguarda aprobación.

El Gobierno colombiano ha actuado para cumplir los requisitos de un acuerdo de derechos laborales que fue un requisito para su aprobación en el Congreso en Washington el año pasado. La cuestión en Cartagena era si Obama, pese a las objeciones de dirigentes sindicales estadounidenses, certificará que Colombia ha cumplido con los requisitos.

El comercio podría verse eclipsado por otras cuestiones: la discusión por la exclusión de Cuba de la cumbre; un llamamiento a países latinoamericanos para considerar la legalización de las drogas a fin de mitigar la violencia asociada con el narcotráfico; la reclamación argentina de las islas Malvinas controladas por los británicos.

A todo eso se suma la admisión del Servicio Secreto de que algunos agentes, acusados de mala conducta por hechos anteriores a la llegada de Obama, han sido enviados de regreso a Estados Unidos.

Además, la influencia estadounidense en Latinoamérica se ha reducido a medida que países como Brasil y Chile ganan estatura económica. Estados Unidos ya no puede ganar prominencia en el continente por medio de asistencia para el desarrollo.

Con información de Reuters y AP

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×