EU: reformas económicas en espera

Economistas descartan que el Congreso apruebe este año medidas que impulsen la recuperación; urgen a concretar una reforma fiscal y piden cambios a las normas Dodd-Frank y del sector sanitario.
capitol eu congreso  (Foto: AP)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Los especialistas tienen muchas ideas acerca de lo que puede hacerse para reactivar una economía aún débil, sin embargo, ninguno de ellos prevé que el Congreso estadounidense decrete en breve alguna de esas medidas.

Una encuesta aplicada a especialistas por CNNMoney desveló que la gran mayoría no espera que el Congreso apruebe algún tipo de ayuda económica en el futuro inmediato. Tan sólo un tercio de los 16 expertos sondeados prevé algún tipo de acción a principios de 2013, después de las elecciones presidenciales. Y solamente uno de ellos pronostica alguna acción después de la elección pero antes de que finalice el año. Ninguno espera que el legislativo actúe antes de la elección.

Bill Watkins, del Centro de Investigación y Pronóstico Económico de la Universidad Luterana de California, formula la improbabilidad de la intervención de los legisladores así: el Congreso saldrá al rescate "dos semanas después de que el infierno se congele".

De los economistas encuestados, Watkins y sus colegas son los más preocupados por la reciente debilidad de una serie de indicadores económicos, incluyendo un crecimiento del empleo más débil de lo esperado, reportado en el informe laboral de marzo. Ellos fueron los únicos que dijeron estar verdaderamente preocupados.

Otros cinco economistas dijeron estar moderadamente preocupados, seis expresaron que estaban sólo un poco preocupados, y cuatro que no estaban preocupados en absoluto.

Entre las políticas que les gustaría ver aprobadas está una reforma fiscal integral, una medida que respaldaron casi de forma unánime. A los encuestados se les permitió  apoyar todas las opciones que ellos creían que servirían a la economía.

La reforma fiscal probablemente reduciría las tasas impositivas para las corporaciones y los individuos, pero eliminaría muchas deducciones y lagunas fiscales. La revisión del código tributario ha recibido el apoyo de todos, desde el presidente Obama al republicano que seguramente será su rival, Mitt Romney; no obstante, a los economistas les parece que elaborar los detalles en un ambiente partidista es casi imposible.

"Una reforma fiscal comprensiva sería estupenda, pero altamente improbable", opinó David Wyss, investigador de la Universidad de Brown.

La mayoría de los expertos también apoyaron la extensión de los recortes fiscales de Bush, si bien discrepan si debe ser aplicada a todos los contribuyentes, o si debería excluir a los de ingresos altos.

Un tercio de los encuestados apoyan la extensión de las exenciones fiscales temporales a la nómina, una medida que entró en vigor desde principios de 2011 y expirará a finales de este año.

"El ritmo del crecimiento económico es demasiado tibio para permitir la expiración simultánea de las políticas fiscales al final de 2012," dijo Sean Snaith, profesor de economía en la Universidad de Florida Central.

La encuesta también arrojó que el 40% avala la derogación de la reforma sanitaria y alrededor del 25% quisiera revocar la reforma financiera Dodd-Frank.

"La incertidumbre trasmitida a la economía por ambas reformas, la Dodd-Frank y la de salud, son nubes negras sobre el sector privado y las dos necesitan reelaborarse de formas más moderadas", indicó Snaith.

Algunos creen que la economía estaría mejor si el Congreso interviniera lo menos posible.

"Hubo un tiempo en este periodo reciente en el que la economía se benefició del apoyo de la acción gubernamental, pero ahora es el momento de que el sector gobierno se haga a un lado", dijo Russell Price de Ameriprise Financial. A Price le gustaría ver una prórroga de los recortes fiscales para todos, salvo las familias de ingresos más altos, así como una reforma tributaria comprensiva.

Los economistas sondeados prevén un crecimiento modesto y un leve aumento en las contrataciones para el resto de este año.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×