¿Cuánto hizo EU por la recuperación?

Aunque la percepción es mejor que hace 4 años, los empresarios no agradecen al gobierno federal; varias firmas dicen que sobrevivieron a la crisis, en buena medida, debido a sus propios esfuerzos.
bandera EU  (Foto: AP)
Jose Pagliery
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Es una pregunta que podría determinar si Barack Obama llega a fungir otro periodo como presidente de Estados Unidos: ¿Estás mejor de lo que estabas hace cuatro años? CNNMoney hizo esta pregunta a seis propietarios de pequeñas empresas: demócratas, republicanos e independientes, alrededor de todo el espectro político.

Su respuesta: Están mucho mejor, pero el presidente y el Congreso merecen un crédito mínimo por ello. Ellos se han abierto paso a través de la recuperación económica por su cuenta. Atribuyen poco apoyo a las exenciones fiscales y a las políticas de emergencia de Washington.

Tomemos el caso de James Gerard Foods, que prepara y ofrece servicio de comida a domicilio a hoteles en Phoenix.

Para el dueño y chef Sidney Brodsky, el punto más bajo llegó un día en diciembre de 2008. Se vio obligado a llamar a sus 40 empleados a la cocina y les dijo que no recibirían bonos de Navidad.

Casi cuatro años después, las cosas han cambiado. Brodsky tomó lecciones con un asesor de negocios y amplió su base de clientes. Ahora, el negocio va bien y puede permitirse dar bonos -y aumentos- para sus ahora 51 empleados.

"El gobierno no tuvo mucho que ver con eso. No veo ninguna política que hayan implementado que específicamente nos haya ayudado o a nuestra economía local", dijo Brodsky.

Es lo mismo para el emprendedor nacido en Colombia Abi Mandelbaum, quien lanzó YouVisit en Aventura, Florida, en 2008. La compañía realiza visitas virtuales a campus universitarios, prometiendo a las escuelas que eso aumentará el interés en las admisiones.

Era un argumento difícil de vender hace algunos años, mientras las universidades luchaban con presupuestos cada vez menores. Recuerda haber viajado a una pequeña universidad privada de Massachusetts que había utilizado el programa en una prueba beta gratuita sólo para escuchar que no podía costear el programa, a pesar de sus grandes resultados.

Desde entonces, YouVisit ha crecido hasta tener 50 empleados en lugar de 5. Lo que eran algunas docenas de escuelas se ha convertido en una base de clientes de 150 universidades de Canadá, Europa y Estados Unidos. La estabilidad económica ha ayudado mucho, dijo Mandelbaum, pero no lo hizo todo.

"Sería una exageración definir si el presidente ha sido bueno o malo para mi negocio", dijo Mandelbaum.

E incluso cuando los propietarios de pequeñas empresas destacaron políticas útiles, incluyeron objeciones a su recuperación económica.

Por ejemplo, Housing America Realty en Los Ángeles recibió un gran impulso en las ventas de viviendas gracias a la expansión emergente del crédito para primeros compradores de vivienda.

Sin embargo, la copropietaria Marissa Solís dijo que su compañía, que compra casas en las subastas de ejecuciones hipotecarias, pasó momentos difíciles al revender algunos hogares debido a una nueva ley federal que protege a los residentes morosos que se niegan a desalojar.

Para Susan Silberisen, el problema fue que la ayuda de Washington llegó con demasiadas condiciones impuestas.

Silberisen, presidenta de la consultoría de tecnologías de la información con sede en Phoenix BestIT, pensó que el negocio mejoraría porque sus clientes potenciales recibirían dinero de la Ley de Recuperación 2009. Sin embargo, dijo que el gobierno exigía documentación muy estricta que frenaba los acuerdos durante mucho tiempo.

"Me encantaría decir que parte del dinero de la reestructuración llegó hasta nosotros, pero no hemos visto ni un centavo de eso", dijo Silberisen.

De entre los seis encuestados por CNNMoney, la copropietaria de Blodshot Records, Nan Warshaw, tiene una opinión distinta y reconoce a Washington por haberla ayudado directamente a permanecer en el negocio.

Ella recibió 6,000 dólares para cubrir a sus empleados en 2010 a través de un crédito fiscal dentro de la reforma sanitaria de Obama. Eso ayudó a que Bloodshot resistiera hasta que la recuperación económica se puso en marcha y las ventas de álbumes volvieron a subir.

"Yo le doy crédito por dar un giro a la economía", dijo. "No es algo a lo que puedas dar un giro fácilmente".

En el otro lado del espectro, los esfuerzos de Obama no han hecho eco en Paul Butler, un hombre británico que se enamoró de Estados Unidos y se mudó con su familia a Santa Clarita, California, en 2006 para iniciar una firma de capacitación del personal. El calendario de Reagan que él mantiene en la pared interior de su oficina es un testimonio de la actitud anti-regulatoria que lo atrajo a Estados Unidos en primer lugar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El momento más oscuro de Butler llegó en 2009, cuando llegó al tope de su límite de crédito de 30,000 dólares y temió que la quiebra de su negocio significaría un boleto de vuelta para toda su familia. Acortó las sesiones de capacitación para atraer a más clientes y funcionó. Él atribuye la supervivencia de su empresa a esos cambios.

"No puedo señalar una cosa y decir: 'Debido a que Obama hizo esto, eso funcionó para nosotros'", dijo Butler.

Ahora ve
Con esta tecnología, la NASA analiza el impacto de los incendios en California
No te pierdas
×