Trichet propone quiebra de euroestados

El ex jefe del BCE sugiere que la UE tome el control de la política fiscal en casos extremos; Jean Claude Trichet condiciona este tipo de medidas sólo cuando esté en riesgo el bloque del euro.
jean claude trichet  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

Europa podría fortalecer su unión monetaria al darle a los políticos europeos el poder de declarar la quiebra de un estado soberano y tomar el control de su política fiscal, dijo el ex-presidente del Banco Central Europeo al revelar una audaz propuesta para salvar al euro. El plan presentado el jueves en la noche por Jean-Claude Trichet, que dejó en noviembre la presidencia del BCE, abordaría una debilidad fundamental de la moneda única, cuyo futuro está amenazado por la crisis griega.

La unión monetaria siempre ha desafiado los principios económicos, debido a que el euro fue lanzado antes de una unión política o fiscal. Esto ha causado tensiones para los países que tienen enormes déficits fiscales -como Grecia, Portugal, Irlanda, España e Italia-, generando dificultades de financiamiento y colocado bajo fuerte presión al sistema bancario.

Para la Unión Europea, una alternativa de formar un Estados Unidos de Europa, donde las naciones cedan una gran parte de su autoridad fiscal al Gobierno federal, parece políticamente difícil de digerir, dijo Trichet.

Una alternativa es activar los poderes federales de la Unión Europea solo en circunstancias excepcionales, cuando las políticas presupuestarias de un país amenacen a toda la unión monetaria, agregó.

"La Federación por excepción me parece no solo necesaria para asegurarnos que tengamos una Unión Económica y Monetaria sólida, sino que también podría encajar con la naturaleza de Europa en el largo plazo. No creo que tengamos un gran presupuesto de la UE (centralizado)", agregó Trichet en un discurso ante el Peterson Institute of International Economics.

"Es un salto cuántico de gobernabilidad, que confío en que es necesario para el próximo paso de integración europea", añadió.

Su propuesta fue presentada Washington en la antesala de la cumbre del G8 de las mayores economías del mundo, organizada por el presidente estadounidense Barack Obama, que presionará a Europa para intensificar sus esfuerzos para resolver la crisis de deuda soberana, que amenaza la frágil recuperación global.

También surge antes de una reunión crítica de líderes de la UE el 23 de mayo para discutir maneras de apoyar el crecimiento. Sus estrictas políticas presupuestarias han llevado a recesiones en varios países, agitación social y en Grecia, un estancamiento político tras las inconclusas recientes elecciones.

Trichet planteó que la siguiente medida sería intervenir un país cuando sus líderes políticos o su Parlamento no puedan implementar políticas presupuestarias sólidas aprobadas por la UE. La acción tendría responsabilidad democrática si fuera aprobada por el Consejo Europeo de jefes de estado de la UE y por el Parlamento Europeo, agregó.

La idea tuvo una buena recepción entre importantes economistas y prominentes europeos que participaron en la sesión.

"Es una propuesta muy radical, formulada como una medida moderada", dijo Richard Cooper, economista de Harvard.

Caio Koch Weser, ex ministro de Economía alemán, dijo que la encontraba "muy atractiva" porque aborda el problema de un Banco Central Europeo fuerte, una débil Comisión Europea que actúa como brazo ejecutivo de la UE, y un confuso Consejo Europeo, que representa el liderazgo político.

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×