Reclamo de Banorte divide a banqueros

La CNBV descartó que las subsidiarias de bancos extranjeros “ordeñen” al país al pagar dividendos; su presidente, Guillermo Babatz, advierte que imponer límites caprichosos sería contraproducente.
guillermo babatz  (Foto: Adán Gutiérrez)
Isabel Mayoral Jiménez/ Enviada
ACAPULCO (CNNExpansión) -

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) descartó que exista una excesiva salida de recursos de las subsidiarias de bancos extranjeros en México y aseguró que "no se está ordeñando" al país, como recientemente lo sugirió el director general de Grupo Financiero Banorte, Alejandro Valenzuela.

"Tenemos reglas muy claras en los bancos en términos de que los depósitos que se captan aquí se utilizan para la actividad bancaria en México, y eso se respeta a pie juntillas. Además, hay un límite bien claro de cuánto es lo que un banco mexicano le puede prestar a su matriz y, en ese sentido, no vemos ningún problema de que se estén utilizando depósitos para financiar actividades en el exterior", dijo el presidente de la CNBV, Guillermo Babatz Torres.

A finales de abril, el director general de Banorte dijo que según datos oficiales, entre 2003 y 2011 los bancos extranjeros pagaron a sus accionistas cerca de 20,000 millones de dólares, cantidad que se pudo haber quedado en el país.  

En entrevista con CNNExpansión, el jefe de la CNBV explica que el argumento va más bien por el lado de que se ha pagado a las matrices lo que Banorte considera que son dividendos excesivos.

En un artículo publicado en el Financial Times, Guillermo Ortiz Martínez, ex gobernador del Banco de México y actual presidente del Consejo de Grupo Financiero Banorte, señaló que los 20,000 millones de dólares referidos equivalen aproximadamente a lo que se pagó originalmente por esos bancos extranjeros.

El presidente de la CNBV advirtió que ese tema sí ha generado división entre el gremio de los banqueros. "Es una discusión absolutamente innecesaria, desde mi punto de vista. No sé en la práctica qué efecto puede tener, pero creo que estamos perdiendo el tiempo discutiendo un tema con el que no hemos tenido problema y nos está distrayendo de cosas más propositivas".

Precisó que los bancos extranjeros y mexicanos registran crecimiento de su capital a ritmos muy similares. "A final de cuentas lo que importa es qué tan rápido crece el capital, el cual se expande por utilidades retenidas (con las que no se pagaron dividendos) y por inyecciones frescas de capital".

Por tanto, Babatz Torres no advierte ninguna diferencia entre lo que hacen los bancos mexicanos y los bancos extranjeros en términos de crecimiento de capital. "Hay bancos extranjeros que están creciendo muy rápido, hay bancos mexicanos que crecen rápido, y viceversa".

"Depende de la política que cada quien tiene y lo que sí es muy claro es que los dividendos solo se pueden repartir si los bancos cumplen con sus parámetros regulatorios. Los bancos han repartido dividendos sólo en la medida en que cumplen con los parámetros regulatorios y con los excedentes de capital que les pedimos, no solo con los mínimos, sino con los mínimos más con los excedentes", dijo.

Sin embargo, advirtió que "proponer, imponer límites caprichosos al pago de dividendos sería muy contraproducente, porque entonces los dueños del capital, los accionistas de los bancos tanto mexicanos como extranjeros, no estarían dispuestos a mantener los excedentes de capital aquí".

"Si vamos a empezar a cuestionar cómo pagan dividendos, lo que van a hacer es mantenerse lo más cerca del mínimo que puedan por el miedo de que eventualmente no puedan monetizar las utilidades que han generado aquí y, en principio, no tendrían por qué no monetizarlas", señaló Babatz Torres.

El presidente del ente regulador financiero también destacó que el debate que se ha generado en torno al pago de dividendos es inadecuado.

Los bancos, "deben tener una libertad absoluta en repartir dividendos en la medida en que cumplan con los parámetros regulatorios que incluyen excedentes, y esa libertad lo que va a hacer es que si encuentran oportunidades de hacer negocios en México, lo van a reinvertir aquí".

Cualquier cosa que se haga para tratar de inhibir eso, "lo único que creo se lograría sería hacerlos cuestionarse si el capital debería estar invertido aquí o no. Creo que el modelo que hemos tenido hasta ahora está mostrando sus beneficios y en nada nos beneficiaría tratar de mantener un límite al pago de dividendos porque el capital está en México en la medida en la que creen que pueden hacer un buen negocio aquí. Si eso no lo pueden hacer, el capital se lo van a llevar a otro lado", insistió.

Babatz Torres también comentó la importancia de que los bancos operen con capital suficiente para respaldar los riesgos que asumen. Es indispensable que el sistema continúe manteniendo elevados excedentes de capital, en particular ante la acelerada expansión crediticia que se espera para el futuro próximo.

"Estos excedentes, que han caracterizado a nuestro sistema bancario desde hace algunos años, se lograron mediante una sana combinación de reinversión de utilidades e inyección fresca de recursos al sistema, lo que ha permitido un crecimiento acelerado del capital de las instituciones".

La acumulación de capital se explica, entre otras cosas, por el equilibrio que el marco regulatorio vigente logra entre dos aspectos fundamentales: por una parte, una alta exigencia en materia de capitalización de las instituciones y, por otra, la absoluta certeza para los accionistas en cuanto a su derecho de monetizar las utilidades del negocio siempre y cuando los parámetros prudenciales se encuentren debidamente cubiertos.

Es vital mantener este entorno regulatorio, dijo Babatz Torres, para que los accionistas estén dispuestos a mantener excedentes de capital en las instituciones.

"A través de reinversión de utilidades y de inyección fresca de capital, el capital de los bancos ha ido creciendo en los últimos 11 años. Hay libertad absoluta de repartir dividendos mientras cumplan con sus parámetros regulatorios, y eso es lo que debemos de mantener, esa es la regla que hace sentido".

Subrayó que la voluntad de mantener aquí el capital va a depender de su habilidad de hacer negocios, "evidentemente en la medida en que vean buenas oportunidades aquí, van a tener el capital aquí y muchos de los pagos de dividendos que han hecho tanto bancos mexicanos como extranjeros luego son correspondidos por inyecciones de capital".

Ahora ve
Pese a Trump, las personas transgénero podrán enlistarse en el ejército de EU
No te pierdas
×