Grecia tiene a Europa en vilo

El fantasma de una corrida bancaria en el país heleno crece ante su posible salida de la eurozona; los próximos meses son clave en la ruta griega para mantenerse en la comunidad o lanzarse al vacío.
greciasol  (Foto: AP)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Los esfuerzos para mantener a Grecia dentro de la eurozona e impedir que incurra en el cese de pagos o "default" son cada vez más inciertos.

Los próximos meses determinarán si hay éxito o no y las consecuencias podrían resultar cruciales para otros atribulados países europeos, así como para la economía global en su conjunto.

Los inversionistas temen que si la situación helena empeora se podría causar un "momento Lehman" que desencadene una crisis en los mercados financieros mundiales.

Lo siguiente es lo que viene en camino.

En los próximos días: un salvavidas para los bancos. El Banco Central Europeo (BCE) dejó de ofrecer préstamos a los bancos griegos la semana pasada al argumentar que las instituciones necesitaban recapitalizarse antes de reanudar la entrega de préstamos. Se espera que la recapitalización se complete en pocos días.

Los 23,000 millones de euros que necesitan las entidades bancarias provendrán del rescate aprobado en marzo por la ‘troika' (la Unión Europea, el BCE y el Fondo Monetario Internacional). Actualmente, el dinero está en una cuenta bloqueada a la espera de ser utilizado.

Los bancos griegos necesitan acceder a ese dinero luego de que los clientes, preocupados de que sus euros pudieran ser convertidos a dracmas si Grecia es obligada a abandonar la eurozona, retiraran depósitos por 800 millones de euros en un día la semana pasada.

Los retiros no han alcanzado aún los niveles de una corrida bancaria (bank run), pero algunos están refiriéndose a ellos como un "trote bancario" (bank jog) que podría poner en riesgo a todo el sistema bancario heleno.

El 17 de junio: elecciones parlamentarias. La primera ronda de votación del 6 de mayo le negó a la anterior coalición gobernante las curules que necesitaba para formar un nuevo Gobierno; sin embargo, ninguno de los otros partidos fue capaz de formar una nueva coalición, por lo que se convocaron nuevas elecciones.

Syriza, una alianza de partidos de izquierda, ha ganado el apoyo en las encuestas y está posicionada para obtener el primer lugar en la próxima ronda de votaciones, si bien su capacidad para formar Gobierno aún está en duda.

Syriza se ha comprometido a combatir las impopulares medidas de austeridad que eran un requisito para que Grecia recibiera el paquete de rescate por 130,000 millones de euros acordado en marzo.

Su líder, Alexis Tsipras, expresó  que si los líderes europeos continúan insistiendo en la austeridad para Grecia, el país incumplirá el pago de su deuda y hundirá a Europa en su propia crisis económica.

"Cancelaremos todas estas medidas de austeridad. Creemos que esta crisis no es una crisis griega, sino una crisis europea. Intentaremos encontrar una solución común, sobre el papel del BCE, sobre los bonos europeos, sobre la negociación de la deuda pública de todos los países europeos", dijo a CNN el miércoles.

Fines de junio: la ‘troika' certifica. Funcionarios de la representación de acreedores internacionales deberán volver a Atenas para certificar que el Gobierno esté avanzando con lo acordado en términos de medidas de austeridad. Se trata de un requisito para poder aprobar el pago del siguiente tramo de rescate (unos 5,000 millones de euros). Grecia ya recibió 107,900 millones de euros.

Los acreedores europeos anunciaron que retendrán el próximo pago de los restantes 71,700 millones de euros prometidos a Grecia si la próxima votación no produce una coalición gobernante, o si la nueva coalición se niega a implementar las medidas de austeridad. Ello provocaría que al país se le agote rápidamente el dinero.

Principios de julio: vencen las facturas. De no recibir la próxima ronda de financiamiento, el Gobierno griego podría quedarse sin el dinero necesario para ejecutar las operaciones básicas (pago a funcionarios y mantenimiento de actividades), de acuerdo al analista de renta fija de Deutsche Bank, Mohit Kumar.

Si eso sucede, no está claro qué medidas podría tomar Grecia para permanecer en la eurozona.

"El país podría encarar la tentación de cerrar su déficit presupuestario mediante el uso de pagarés para pagar los salarios y financiar una recapitalización de los bancos, a riesgo de establecer una divisa a la sombra. ¿Por cuánto tiempo podría Grecia estar dentro del euro y vivir con su propia moneda interna? Es un debate abierto", señala Merrill Lynch/Bank of America en una nota reciente a sus clientes.

Después del default: corrida bancaria, salida del euro y un posible contagio. Si el dinero se acaba, existe la creencia generalizada de que Grecia se verá obligada a abandonar la zona del euro.

Lo que es menos claro es cómo sucederá esto, ya que el tratado de creación de la moneda común, utilizada actualmente por 17 naciones, nunca previó la salida de un país.

Pero a medida que la posibilidad de una salida se hace más real, ya sea por los resultados electorales, por la negativa de la ‘troika' a entregar ayuda adicional o porque el Gobierno heleno se quede sin fondos, el llamado "trote bancario" (una retirada masiva de fondos si bien moderada) podría pronto convertirse en una corrida bancaria en toda regla, toda vez que los clientes de los bancos griegos tratarán de proteger sus ahorros en euros.

"Incluso si se recapitalizaran los bancos, eso no detendrá los retiros de la gente. Y las predicciones de un pánico bancario se cumplen," advierte Jonathan Loynes, de Capital Economics.

También es probable que los costos de los préstamos aumenten en otras naciones atribuladas, como Portugal e Irlanda, que ya han recibido sus propios paquetes de rescate; así como Italia y España, que serían dos economías de mayor tamaño que todavía no han necesitado de asistencia directa.

Si la ‘troika' necesitara rescatar a esos países los costos se dispararían y muchos temen que el euro esté condenado a derrumbarse.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×