Grecia pone a temblar a bancos de EU

La salida helena de la eurozona dejaría expuesto al país a las deudas soberanas; las exportaciones podrían caer, Europa es el tercer mercado más grande para los productos de EU.
greciaflag  (Foto: AP)
Chris Isidoro
NUEVA YORK -

No es Grecia la que constituye un problema para Estados Unidos, es el contagio que se propagará si Grecia sale de la eurozona lo que representaría el riesgo más grande.

La incertidumbre sobre el futuro del país heleno en la zona del euro va en aumento. Si Grecia cae en "default" y no paga sus deudas, los costos de pedir prestado se dispararán para otras economías europeas en problemas.

Lo anterior probablemente conduzca a más rescates, tal vez para países tan grandes como España e Italia, e incluso a una mayor desaceleración económica en toda Europa, que ya se tambalea al borde de una recesión.

"Hay considerable incertidumbre respecto a la gravedad que tendría el impacto en el sistema financiero global. La salida de la eurozona de uno o dos de los países más pequeños no sería desastrosa, pero una ruptura desordenada del euro que incluya a España o Italia sí podría serlo", señala Paul Ashworth, economista principal para Estados Unidos de Capital Economics.

Los tres mayores riesgos para Estados Unidos

Exposición de los bancos estadounidenses a la deuda soberana: Los bancos tienen alrededor de 5,800 millones de dólares (mdd) en exposición a la deuda griega, una cifra prácticamente insignificante para el sistema bancario en su conjunto.

Sin embargo, la exposición a otros países atribulados de Europa es significativamente mayor (más de 50,000 mdd en España y otro tanto similar en Irlanda, 66,000 mdd en Italia y 6,600 mdd en Portugal).

Pero todos esos millones ni siquiera representan mínimamente los riesgos que supone un potencial colapso desordenado del euro para el sistema bancario estadounidense, un colapso que algunos creen iniciará con una salida de Grecia.

"Aunque los bancos de Estados Unidos tienen una exposición limitada a los países periféricos europeos, su exposición a los bancos europeos y a los países ‘torales' de Europa es más grande. Por otra parte, las participaciones europeas representaron en febrero el 35% de los activos de los principales fondos del mercado monetario de Estados Unidos, y estos fondos siguen estructuralmente vulnerables", dijo en marzo el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

Además, el riesgo real para el sistema bancario es que los mercados financieros se congelen como consecuencia de un "default" griego, similar a lo ocurrido después de la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008, que llevó a un congelamiento masivo del crédito.

Disminución de las exportaciones de Estados Unidos: La eurozona con sus 17 naciones es el tercer mercado más grande para los productos estadounidenses, la zona compró mercancía por valor de 49,200 mdd en el primer trimestre de este año, o cerca del 13% de todas las exportaciones de Estados Unidos.

Eso coloca a la región sólo detrás de los mercados vecinos de Canadá y México y muy por delante de las compras de China o Japón. De hecho, los países de la eurozona importaron más bienes producidos en Estados Unidos que China y Japón juntos.

En opinión de Jay Bryson, economista internacional de Wells Fargo Securities, si Grecia y otros países débiles abandonan la eurozona en los próximos meses, las exportaciones estadounidenses a toda Europa sufrirán un impacto importante.

"Cuando el Producto Interno Bruto de Estados Unidos está creciendo tan lentamente, quieres cualquier pizca de crecimiento que puedas conseguir," apunta.

Desaceleración de las compañías estadounidenses: Muchos de los productos vendidos por empresas estadounidenses en Europa se fabrican en ese continente. Y las pérdidas allí ya están perjudicando a las firmas multinacionales de Estados Unidos, desde las automotrices General Motors y Ford Motor hasta el fabricante de cereales Kellogg, pasando por empresas nicho más pequeñas, como el fabricante de accesorios Fossil, cuyas acciones cayeron 40% en un sólo día después de reportar débiles ventas en Europa a principios de este mes.

Si el valor del euro frente al dólar continúa cayendo, los productos estadounidenses se volverán más caros en comparación a los artículos manufacturados por nuestros rivales europeos. Y eso podría reducir las ventas de compañías estadounidenses y las exportaciones en todo el mundo si los países pueden obtener importaciones más baratas de Europa.

Más aún, si las economías orientadas a la exportación, como China, ven que la demanda de Europa se desacelera, aumentará el riesgo de un llamado "aterrizaje duro" para la economía china.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dada la importancia que tiene a escala global el crecimiento del mercado emergente, un aterrizaje forzoso en China y otros mercados de exportación representa una amenaza significativa de crear una recesión mundial, de acuerdo a un informe del Banco Mundial presentado este año.

Y con un Producto Interno Bruto del 2.2% en el trimestre más reciente, es dudoso que Estados Unidos pueda evitar una recesión propia si hay una verdadera desaceleración global.

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×