¿Necesita Grecia una corrida bancaria?

Una ola de retiros masivos puede ser la amarga medicina que el país requiere para gastar menos; el BCE tendría que respaldar al país para evitar que el efecto dominó se expanda mundialmente.
grecia  (Foto: AP)
Nin-Hai Tseng

Las corridas bancarias por lo general significan un desastre financiero. Cualquier gobierno responsable trataría de evitarlas, pero Grecia podría resultar ser un caso especial. Si todo el mundo sacara su dinero de los bancos griegos, eso en realidad podría salvar al endeudado país de abandonar el euro.

El consejo, aunque poco común, proviene de Jacob Funk Kirkegaard del Instituto Peterson de Economía Internacional. En una nota de investigación publicada la semana pasada, Kirkegaard explica cómo una corrida bancaria más rápida podría finalmente dar a los votantes la llamada de atención que necesitan.

El mes que viene, Grecia realizará una elección nacional después de que la elección de mayo no arrojó un claro ganador. Sin embargo, los votantes mostraron un apoyo relativamente fuerte hacia el partido anti-austeridad Syriza, liderado por Alexis Tsipras, lo que muchos ven como un desarrollo preocupante. Si el nuevo gobierno incumple las promesas de austeridad de Grecia, el FMI y la Unión Europea podrían cortar el flujo de préstamos de rescate - el cual, durante los últimos dos años, ha evitado en gran parte que Grecia se hunda en la bancarrota.

Los problemas de Grecia han sacudido a los mercados globales, pero no han servido para influenciar a los votantes que han protestado contra las medidas de austeridad a través de disturbios callejeros. Se niegan a ver que Grecia no puede seguir adelante sin aceptar recortes de gastos más profundos financiados por el Fondo Monetario Internacional. ¿Podría una corrida bancaria lograr ese objetivo? Es cierto, la sugerencia de Kirkegaard debe venir acompañada con una gran etiqueta de advertencia; algo que incluso él reconoce.

Pero su sugerencia de una corrida bancaria es digna de atención, en la medida en que conduce hacia una pregunta más amplia: ¿Qué tan mal tienen que ponerse las cosas para que los griegos se den cuenta de que tienen que gastar mucho menos?

Sin duda, ha habido una corrida bancaria en proceso en Grecia durante los últimos tres años, como The Atlantic ha señalado recientemente. Los bancos griegos han perdido entre 25% y 30% de sus depósitos en lo que muchos han llamado una 'sacudida bancaria' en lugar de una corrida bancaria. El empeoramiento de las finanzas de Grecia ha provocado una crisis política, y queda por ver si eso acelerará los retiros de los bancos.

Kirkegaard piensa que, si el ritmo se acelerara, ése podría ser el ingrediente secreto para salvar al euro, ya que esencialmente desacreditaría a los partidos anti-austeridad. Esto se debe a que el Banco Central Europeo (BCE) probablemente sería utilizado para compensar los depósitos perdidos. No sería del interés del Banco Central ver un colapso del sistema bancario de Grecia y el efecto dominó en toda Europa y posiblemente en el resto del mundo. Por ello, el BCE probablemente se sentiría presionado para rescatar a Grecia, pero no sin hacer que el país siguiera el programa del FMI o tal vez desechara las elecciones y formara una unidad de gobierno tecnocrático.

Así que, tal vez una corrida bancaria es la amarga medicina que Grecia necesita. Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo. Como Matthew Yglesias de Slate ha señalado, tal vez una de las razones por la que parece que más capital no está huyendo de Grecia es que el aumento de los depósitos directos ha hecho que las antiguas corridas bancarias sean "logísticamente un poco más difíciles".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De hecho, hay muchas variables en movimiento aquí. Y en los próximos meses, será interesante ver lo que finalmente hará que Grecia afronte su debilitante deuda.

 

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×