Japón ve peligro por Europa y China

El Banco Central nipón advierte riesgos por la desaceleración china y la crisis de deuda europea; la entidad podría actuar en caso de que los mercados se desestabilicen y el yen se fortalezca.
yen  (Foto: Thinkstock)
TOKIO (CNN) -

El Banco de Japón mantuvo este miércoles sin cambios su política monetaria, pero advirtió que la recuperación económica del país enfrenta persistentes riesgos, en una señal de que conserva sus municiones en caso de que un deterioro de la crisis europea justifique medidas para proteger a la economía. El Banco Central dijo que manejará la política monetaria apropiadamente para derrotar la deflación, aunque no reiteró su promesa de estímulo poderoso que había usado en todos sus comunicados desde agosto del 2010.

Algunos actores del mercado interpretaron esto como una señal de que el Banco de Japón reduciría su política ultraexpansiva, pero su gobernador negó rápidamente esa posibilidad.

"No hay absolutamente ningún cambio en nuestra posición de perseguir un estímulo monetario poderoso", dijo el gobernador Masaaki Shirakawa en una conferencia de prensa.

Shirakawa sostuvo además que una desaceleración prolongada en el crecimiento de China y la persistente crisis de deuda en Europa podrían golpear a la economía nipona, una señal de que el Banco de Japón está dispuesto a actuar en caso de que los mercados se desestabilicen y se genere un alza del yen en busca de refugio.

"El Banco de Japón no realizó cambios, tal como se esperaba, pero podría aplicar un estímulo en julio, basado en los últimos patrones", dijo Yasuhide Yajima, economista jefe de NLI Research Institute en Tokio.

"Japón probablemente está encontrando más difícil que antes intervenir en el mercado cambiario dada la presión internacional, por lo que si el yen salta a cerca de 77 unidades por dólar, el Banco de Japón podría actuar primero a través de la política monetaria para debilitar al yen", agregó.

Tal como se esperaba, el Banco Central mantuvo el tamaño de su programa de compras de activos en 40 billones de yenes (504,000 millones de dólares) y mantuvo su tasa de política monetaria en un rango de cero a 0.1%.

El temor a una salida de Grecia de la zona euro y los altos costos de financiamiento que enfrenta España han mantenido a las autoridades del Banco Central nipón en un tono de cautela, ya que temen el daño que podría causar a una economía exportadora una potencial nueva alza del yen y una caída de la Bolsa de Tokio.

En una señal de que la demanda externa está débil, las exportaciones japonesas subieron solamente 7.9% anual en abril, menos que el 12.7% esperado.

Si bien el Banco de Japón está en condiciones de lanzar nuevos estímulos si ve que la economía está en riesgo, posee buenas razones para mantenerse quieto por ahora y guardar sus opciones, que ya son limitadas, para más adelante.

La economía japonesa se recuperó en el primer trimestre tras haberse estancado en los últimos tres meses del 2011 y se mantendría apoyada por el gasto para reconstruir las zonas afectadas por el terremoto del año pasado, lo que hace difícil justificar un nuevo estímulo monetario en este momento.

Sin embargo, el ministro de Finanzas Jun Azumi mantuvo la presión sobre el Banco Central, al decir tras la reunión del miércoles que esperaba que la institución siguiera actuando de manera adecuada para apoyarma la economía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cualquier nuevo estímulo sería bajo la forma de más compras de activos, ya que no es posible bajar más la tasa de interés.

 

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×