El Congreso está con Wall Street: CFTC

Si los legisladores cortan el presupuesto, su labor será afectada, dice la agencia reguladora; la dependencia monitorea el mercado de derivados, que es el instrumento de la caída Lehman Brothers.
cftc  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Maureen Farrell

Una batalla se avecina sobre la forma en que está regulado el mercado de derivados y swaps.

Como parte de la ley de reforma Dodd-Frank, la Comisión del Comercio en Futuros sobre Mercancías de Estados Unidos (la Commodity Futures Trading Commission, CFTC) asumió la tarea de monitorear el mercado de derivados que mueve 700 billones de dólares. Los derivados son los instrumentos detrás de la reciente pérdida sufrida por JP Morgan de al menos 2,000 millones de dólares (mdd), los mismos productos financieros que también contribuyeron al colapso de AIG, Lehman Brothers y Bear Stearns.

Sin embargo, el presidente de la CFTC, Gary Gensler, dijo el jueves que la agencia no puede realizar dicha supervisión si el Congreso aprueba las reducciones propuestas en su presupuesto.

La Comisión de Asignaciones del Senado estadounidense propuso el pasado miércoles reducir el presupuesto de la CFTC en un 12% para dejarlo en 180 mdd. El presidente Obama, en contraparte, había solicitado un incremento del 50% en el presupuesto de la agencia.

El jueves, en el marco de la conferencia ‘Sandler O'Neill + Partners Global Exchange and Brokerage Conference', Gensler indicó, ante un público que reconoció como  potencialmente hostil a las regulaciones, que los recortes presupuestarios propuestos son una admisión explícita de que el Congreso "está del lado de Wall Street."

Dijo que ya de por sí era difícil regular la industria de los futuros con el actual equipo de la CFTC, conformado por 700 personas. Si a esa labor se le añade la supervisión de los swaps, cuyo volumen es ocho veces el tamaño del mercado de futuros, la regulación de cualquiera de las dos industrias es casi imposible.

Los recortes propuestos por la Comisión senatorial de Asignaciones irán al pleno de la Cámara de Representantes a finales de este mes para su votación.

Empero, éste no es  no el único obstáculo que enfrenta la CFTC para regular el mercado de swaps. Pues ni la CFTC ni la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) han podido definir con precisión qué es un swap. El tema se está discutiendo en las dos agencias.

En términos generales, un swap o derivado es simplemente un contrato de seguro que promete un cierto flujo de pagos vinculados al precio de un título valor, sea una acción, un bono o un commodity. Las dos partes que participan en el contrato toman apuestas sobre el desempeño o evolución que tendrá el título valor que sirve de activo subyacente. Una parte obtiene los pagos regulares de efectivo, y la otra mantiene la garantía de seguro.

Pero esa es mi definición. La SEC y la CFTC deben seguir allanando el camino para determinar lo que el Gobierno estadounidense considera como un swap. Esa es una de varias cuestiones que deben resolverse antes de que los operadores de swaps se vean obligados a registrarse en la CFTC y someterse a sus regulaciones.

Gensler indicó que espera que eso ocurra este otoño, más de dos años después de que la legislación Dodd-Frank fuera aprobada por el Congreso.

 

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×