El BCE evita comprar deuda de europaíses

La decisión de la entidad trata de ejercer presión a los políticos para que aprueben más reformas; los costos de financiación españoles superaron el nivel crítico de 7% esta mañana.
euro crisis  (Foto: Thinkstock)
FRÁNCFORT (CNN) -

El Banco Central Europeo (BCE) no compró deuda de países de la zona euro por decimocuarta semana consecutiva, mostraron el lunes datos del BCE, que se resistió a la presión para intervenir antes de los comicios griegos y frente a un aumento de los costos de financiación en España. Los partidos políticos griegos a favor del rescate internacional lograron una ajustada victoria el domingo en las elecciones griegas, lo que logró calmar el temor de una salida desordenada de la zona euro.

Antes de los comicios, la incertidumbre del mercado sobre el futuro del euro había aumentado y los costos de financiación españoles superaron el nivel crítico del 7%, pese a lo cual el BCE mantuvo su pistola en la funda en lo que a los mercados de deuda se refiere.

La renuencia del Banco Central a seguir comprando bonos, como una forma de presionar a los políticos a que tomen medidas, ha dado algunos resultados.

Los políticos comenzaron a hablar más seriamente de una mayor integración fiscal y política, a la vez que los ministros de Finanzas acordaron conceder a España ayuda por hasta 100,000 millones de euros para apuntalar a su maltrecho sector bancario.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el viernes pasado que la economía se enfrentaba a serios riesgos, pero no a una amenaza de inflación, en declaraciones que elevaron las expectativas de que el BCE pueda bajar las tasas de interés o tomar pronto alguna otra medida de política monetaria, aunque no dio señales de que haya vuelto a tener apetito por las recompras de bonos.

En la recta final de las elecciones griegas, el BCE mantuvo congelado su programa de compra de deuda, que sólo ha empleado una vez desde mediados de febrero.

Pero la presión para que recompre bonos no ha bajado.

España aseguró un rescate para su sector bancario, y aun así los costos de financiación del país han seguido subiendo, acercándose a los niveles que llevaron a Grecia a pedir ayuda externa para financiarse.

Los políticos de países golpeados por la crisis tratan de presionar al BCE para que restablezca la recompra de bonos.

El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, instó al BCE a que responda con firmeza a las presiones de los mercados.

La rentabilidad del bono español a 10 años alcanzaba el lunes niveles no vistos desde la creación del euro y un nivel de peligro que desencadenó acuerdos de rescate para Grecia, Irlanda y Portugal.

El BCE apenas ha comprado bonos de países de la zona euro desde que Mario Draghi

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×