La mujer fuerte de Facebook

Sheryl Sandberg es la primera mujer en el Consejo Directivo de la red social más grande del mundo; como directora operativa, Sandberg atrajo anunciantes de peso antes de la OPI de la firma en mayo.
Sheryl FB  (Foto: Cortesía Fortune)
Patricia Sellers

Hace unos meses planteamos la pregunta: ¿Cómo puede ser que Facebook, cuya mayor y mejor base de clientes son las mujeres, no tiene una sola figura femenina entre los siete miembros de su Consejo Directivo?

Ayer, por fin sucedió. La directora operativa de Facebook, Sheryl Sandberg, fue nombrada miembro del Consejo. Una movida inteligente que debió haber ocurrido hace mucho tiempo.

Es inteligente porque resulta que más que ninguna otra persona en Facebook, Sandberg es la ejecutiva que ha profesionalizado la joven red social de Mark Zuckerberg. Sandberg ha descubierto la manera de hacer dinero, y ha atraído a anunciantes de peso. Y justo ahora los inversionistas están buscando señales para confiar en Facebook, cuyas acciones hoy cotizan en unos 32 dólares, frente a los 38 dólares que valían en su debut en la bolsa en mayo.

Con todo, aunque muchos se alegran de la decisión de añadir una mujer a la junta directiva, también debemos preguntarnos: ¿Puede Sheryl Sandberg hacerlo todo?

Además de ser el brazo derecho de Zuckerberg y el fichaje más importante (sacada de las filas de Google en 2008), Sandberg, de 42 años, es también miembro del consejo de Walt Disney, directora de varias organizaciones no lucrativas, la esposa de un CEO (Dave Goldberg, de Survey Monkey), la madre de dos niños pequeños, y la más notable apóstol de todas aquellas mujeres que aspiran a una carrera.

Por cierto, Sandberg renunció al Consejo de Starbucks con el fin de preparar la Oferta Pública Inicial (OPI) de Facebook en medio de todas sus otras responsabilidades.

El lector bien podría inquirir si yo estaría cuestionando la capacidad de Sandberg si ella fuera un hombre.

Aquí está el problema: hay superhombres que dan el ancho de Sandberg y pueden igualarla en el mundo empresarial, pero probablemente tienen una esposa en casa que cuida a los niños y los ayuda a no perder la cordura. Como mencioné ayer, Anne-Marie Slaughter, la autora del explosivo reportaje principal de la revista "The Atlantic", "Why Women Still Can't Have it All?" (¿Por qué las mujeres aún no pueden tenerlo todo?), sostiene que Sandberg juzga con demasiada dureza a las mujeres que no son tan ambiciosas como ella.

Sandberg ocupa el puesto número 12 en la lista Fortune de las Mujeres Más Poderosas. Y la realidad de las mujeres poderosas es que mientras más escalones suban, más controversia generarán.

Sin embargo, a pesar de todo el escrutinio y las radiografías que presentan a Sandberg como practicante y defensora de que las mujeres pueden "tenerlo todo," la prensa ha pasado por alto un punto: Sandberg en realidad no habla de "tenerlo todo."

"Nunca uso el término ‘tenerlo todo.' Porque ‘tenerlo todo' hace que todos sientan como si les faltara algo", me dijo Sandberg. Aunque no quiso hablarme sobre su designación en el consejo (o del artículo de "The Atlantic").

Muchas veces he hablado con ella sobre las mujeres y el poder, y me ha dicho: "Yo no creo en tenerlo todo, pero sí creo en que hombres y mujeres pueden tener una carrera y una familia exitosas. Mientras más mujeres lleguen a posiciones de poder, mayor será la probabilidad de que nosotras consigamos eso".

Su silla en el consejo de Facebook es otra posición más para Sandberg. Ahora depende de ella usarla sabiamente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Qué opinas de las múltiples facetas de Sheryl Sandberg? Comparte tu opinión en Google+, Facebook y Twitter.

 

Ahora ve
Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan
No te pierdas
×