El doble discurso de Wall Street

Los grandes bancos festejan cualquier nuevo estímulo de la Fed mientras critican subsidios a pobres; en una economía lamentable, la gente, al igual que Wall Street, necesita apoyo del Gobierno.
WALL STREET bandera  (Foto: CNN)
Octavio Blanco
NUEVA YORK -

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor.  A la Bolsa debería irle peor si consideramos el lamentable estado de la economía. Pero los operadores están entusiasmados por la más extraña de las razones. Hasta ahora, se ha aceptado como normal, pero no nos equivoquemos, es tan absurda que raya en lo kafkiano.

Las cosas están tan mal que Wall Street espera una vez más que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) intervenga para salvar el día.

La Bolsa registró una jornada mixta el lunes 02 de julio a pesar de un informe que revela que la actividad manufacturera se contrajo inesperadamente en junio por primera vez en casi tres años. El mercado se recuperó durante el martes.

Pese al hecho de que la debilidad en el sector manufactura refleja que la economía estadounidense está tan estacionada como un oxidado vehículo aparcado en la calle, algunos operadores creen que esas son "buenas noticias" porque reclamarán más estímulo de la Fed.

No soy el primero en señalar lo absurdo que es que Wall Street celebre una mala noticia. Pero en el Día de la Independencia, conforme la retórica política se enciende con la cercanía de las elecciones, me he puesto más sensible al respecto.

Parece que Wall Street no puede valerse de sus propios medios para tener éxito. Necesita la ayuda de la Reserva Federal. Está atrapada en un ciclo similar al de la política monetaria del bienestar.

Esa dependencia es irónica (y hasta un poco hipócrita) si consideramos que muchos líderes de Wall Street y de la América Corporativa tienden a ser, en cuanto a política se refiere, más conservadores. Muchos líderes empresariales están argumentando a favor de un mercado más libre y menos regulación federal para los bancos.

¡Demasiado Gobierno! ¡Insuficiente "rendición de cuentas"! Anulemos el ‘Obamacare' (la reforma sanitaria de Obama) o recortemos los cupones para alimentos. Las personas deben arreglárselas por su cuenta.

Si eso piden, ¿es justo entonces que los bancos de Wall Street (esos supuestos defensores del libre mercado) tengan que seguir dependiendo de la caridad de la Fed mientras que sus representantes políticos en Washington luchan por desaparecer los subsidios que tantas familias estadounidenses necesitan para salir adelante en el día a día? No. No es justo.

Cierto que no todos los que trabajan en Wall Street están a favor de un Gobierno más pequeño, de una menor intervención gubernamental. Y algunos ultra conservadores del Tea Party y libertarios no están de acuerdo en que la Fed debería ayudar al mercado en absoluto... porque sencillamente quieren abolir por completo a la Reserva Federal.

Esa posición es algo radical. Y yo no estoy diciendo que la Fed debería cruzarse de brazos, no hacer nada y dejar que el mercado se las arregle por su cuenta.

Pero para esos numerosos conservadores de Wall Street, esos pseudo partidarios del libre mercado que continúan esperando la ayuda de la Reserva Federal (y para los legisladores que los representan) este es el mensaje que me gustaría darles:

Aminoren su lucha contra los pobres. Dejen de amenazar con retirar el apoyo del Gobierno a las personas que lo necesitan para comprar alimentos, o para que sus hijos puedan comer un almuerzo en la escuela o recibir atención médica.

Dejen de decir que las personas deben "salir adelante por sí mismos y con sus propios medios" sin antes mirar primero cuánto dependen los bancos de la "caridad" del Gobierno.

A veces la situación se pone realmente desesperada y - al igual que Wall Street - la gente necesita la ayuda de su Gobierno para salir adelante.

Recordemos que el papel central de nuestro Gobierno es ofrecer esa ayuda, ya sea para que los más ricos en nuestra economía se mantengan a flote o para que las familias con más necesidades no naufraguen.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×