El 'shopping' se agota en EU

El crecimiento de apenas 1.2% en Macy´s demuestra el estancamiento económico del país; con un aumento mínimo en los sueldos es difícil mantener a los consumidores gastando.
consumo eu  (Foto: AP)

El espectáculo anual de fuegos artificiales que Macy's ofrece con motivo del 4 de julio en la ciudad de Nueva York atrajo las habituales exclamaciones de asombro. Pero la pirotecnia rápidamente fue sustituida por un cohete fallido: el reporte de las ventas de junio divulgado por Macy's la mañana del día siguiente.

Macy's indicó que las ventas en tiendas comparables, el indicador más observado para tantear la salud del sector minorista, subieron apenas 1.2% respecto al año pasado. Los analistas, en cambio, esperaban que las ventas en tiendas comparables reportaran un crecimiento del 2.3%, de acuerdo a Briefing.com.

Pero el tono del CEO de Macy's, Terry Lundgren, hace que el débil crecimiento luzca más alarmante. En un comunicado de prensa emitido el jueves 05 de julio, Lundgren describió el entorno macroeconómico como "estancado en el mejor de los casos" y señaló que los turistas estaban gastando menos en Nueva York y en otras ciudades.

Obviamente eso no es una buena señal. La cadena de tiendas departamentales Macy's, gracias a la tienda insignia que opera en el centro de Manhattan, es un útil barómetro de la confianza del consumidor mundial. En los años en los que el euro era significativamente más fuerte que el dólar, la tienda estaba inundada por turistas europeos que buscan aprovechar la debilidad del dólar, especialmente durante la época navideña.

Ahora, las flojas ventas no pueden desestimarse como un evento aislado de la compañía, pues Target, Costco, Kohl's y The Gap también reportaron ventas en tiendas comparables inferiores a las expectativas.

Para ser justos, no todos los minoristas reportaron decepcionantes resultados. Limited Brands, Saks y TJX registraron ventas que superaron los pronósticos. Y los inversionistas, en su mayoría, le restaron importancia a las malas noticias de la industria. Las acciones de Macy's, Kohl's y Gap de hecho subieron la mañana del jueves. Y en una desconexión mayor, el fondo cotizado SPDR S&P Retail ETF ha subido 15% en lo que va de año, superando al mercado en general.

Algunos operadores bursátiles que están activos en Twitter y StockTwits se apresuraron a señalar que probablemente la mala noticia ya se esperaba. Las acciones de Macy's, por ejemplo, cayeron más de un 20% desde principios de mayo hasta fines de junio.

El mes de junio del año pasado fue, además, particularmente fuerte para los minoristas. Así que es natural que el sector no reportara tan buenos resultados como los de hace un año. También parece que una interesante tendencia está desarrollándose: los consumidores definitivamente están comprando más en las tiendas que ofrecen descuentos y ofertas. Pero los minoristas de artículos de lujo también resisten bien.

Supongo que tiene sentido que ese 1% de los más acaudalados pueda todavía darse el lujo de comprar hasta cansarse sin importar lo que ocurra en Europa. Y algunas tiendas de descuento como Wal-Mart deberían prosperar en una economía donde reina la incertidumbre. ¿Pero cómo explicar el estupendo desempeño bursátil de casi todas las acciones de las compañías minoristas?

Es difícil sostener que los consumidores pueden continuar gastando en este entorno, a menos de que el mercado laboral y la economía en su conjunto finalmente comiencen a arrancar. Un informe positivo del procesador de nóminas ADP no basta para celebrar.

Cuando el Gobierno estadounidense divulgue el viernes 06 de julio las cifras oficiales del empleo para el mes de junio, es probable que veamos otro mes de tibios aumentos salariales. En mayo, los ingresos medios por hora aumentaron solamente 1.7% en los últimos 12 meses. Esa subida coincide con el aumento interanual que el Gobierno reportó en el precio de todos los bienes de consumo en mayo. En otras palabras, los consumidores están en las mismas.

Es más, los consumidores se están quedando sin margen de maniobra si quieren mantener el gasto. La tasa de ahorro personal ha disminuido constantemente desde el punto más álgido de la Gran Recesión. Durante el segundo trimestre de 2009, la tasa de ahorro fue del 6.2%, una señal de que la gente comenzaba a ahorrar y vivir más frugalmente. Pero en el primer trimestre de 2012, la tasa de ahorro fue de apenas 3.7%, el nivel más bajo desde el cuarto trimestre de 2007.

No obstante, nada de esto perturbó a los inversionistas el jueves. Tal vez el mercado tiene la esperanza de que lo peor haya terminado y que los consumidores abrirán sus bolsillos más libremente en los meses por venir. Y bueno, si las ventas minoristas continúan reportando mediocres resultados, las compañías siempre pueden aducir la clásica justificación del clima, esa siempre funciona.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es posible que septiembre sea muy lluvioso, diciembre demasiado frío, y abril muy templado para hacer que los consumidores suban a sus autos y vayan a la tienda. ¡Ah! y no olvidemos que la Pascua en 2013 cae el 31 de marzo. ¡Eso realmente afectará las ventas minoristas el próximo abril! Sí, cómo no.

*Paul R. La Monica es columnista deCNNMoney.com

Ahora ve
Ricardo Anaya busca la candidatura presidencial de Por México al Frente
No te pierdas
×