Se avecina tormenta en Wall Street

Hace un año el debate legislativo sobre el techo de la deuda ocasionó una caída en los mercados; las elecciones presidenciales y el precipicio fiscal detonarán una montaña rusa similar, o peor.
Capitolio  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Hibah Yousuf
NUEVA YORK -

Con el antecedente del efecto negativo que tuvo en el mercado de valores la crisis para elevar el techo estatutario de la deuda pública estadounidense el pasado verano, expertos de Wall Street están previniendo a los inversionistas para que se abrochen los cinturones y se preparen para otra montaña rusa bursátil.

De hecho, el 80% de los estrategas de inversión y gestores de fondos consultados por CNNMoney coincidieron en que los próximos meses podrían ser tan volátiles para el mercado de valores como el año pasado, o incluso peor, toda vez que los legisladores intentan evitar que el país caiga en el precipicio fiscal al final del año.

"En el caso de que los inversionistas no estén suficientemente convencidos de que los responsables políticos y los legisladores harán su mejor esfuerzo por afrontar el precipicio fiscal de una manera razonablemente eficaz, los mercados financieros probablemente caerán otra vez bruscamente, de manera semejante a la caída que se dio por la crisis del techo de la deuda en 2011", señaló John Praveen, Director General y principal estratega de inversiones de Prudential International Investments Advisers.

Algunos expertos dicen que las oscilaciones podrían ser aún más fuertes este año, pues la economía se enfrenta a mayores desafíos: la no resuelta crisis de deuda de Europa, la desaceleración en China y el estancamiento de la recuperación económica de Estados Unidos.

Una mirada al índice de "temor y codicia" de CNNMoney (Fear & Greed Index) muestra que la montaña rusa ya ha iniciado. La mañana del jueves, el puntero regresó otra vez al temor después de una breve estancia en la codicia hace apenas una semana. Se las arregló para permanecer neutral durante unos días. Sin embargo, un mes antes, el índice estaba firmemente afincado en el miedo extremo. Eso demuestra hasta qué punto están nerviosos los inversionistas respecto al rumbo que tomen las cosas.

El mercado podría mostrarse particularmente volátil en vísperas a la elección presidencial de noviembre conforme los inversionistas tratan de evaluar en qué dirección se moverán las políticas fiscales dependiendo de quién resulte electo y qué partidos controlarán el Congreso, explica Peter Tuz, presidente de Chase Investment Counsel.

Alrededor del 75% de los encuestados coincidieron en que una victoria del candidato republicano Mitt Romney, quien aboga por extender todos los recortes impositivos de la era Bush, es el resultado más favorable para el mercado. Muchos también esperan que el partido republicano se haga con el control de la Cámara baja y el Senado.

El mercado seguirá nervioso por el precipicio fiscal, el arranque simultáneo de aumentos impositivos y recortes de gastos que se activarán el 1 de enero. Pero la ansiedad podría amainar un poco si Romney lleva la delantera en las encuestas, dijo Tuz.

"A estas alturas, creo que los mercados agradecerían un mandato republicano", añadió. "Eso ofrece la mejor oportunidad para la continuación de las tasas impositivas bajas. Si los inversores ven la posibilidad de una victoria de Obama, aunada al control demócrata del Senado, reaccionarán aprovechando las bajas tasas impositivas que aún existen, por lo que una liquidación en los mercados sería una posibilidad real".

Parte de la ansiedad y la volatilidad también puede ser refrenada si los legisladores son capaces de aprobar por lo menos una serie de extensiones temporales antes de que la economía se vea obligada a enfrentar los impactos más negativos de la caída en el precipicio fiscal, expone Cam Albright, Director de asignación de activos en Wilmington Trust Investment Advisors.

Los economistas y la Oficina de Presupuesto del Congreso han pronosticado que Estados Unidos podría volver a caer en una recesión si al mismo tiempo entran en vigor los recortes de gastos y expiran los recortes fiscales.

"El precipicio fiscal, en caso de aplicarse en su totalidad, sería un desastre para la economía y para los mercados sería mucho peor que la debacle del techo de la deuda", advierte Doug Cote, estratega Jefe de mercado de ING Investment Management.

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×