Aseguradoras: en sus marcas, listas… ¿y?

Las reglas para fortalecer estas empresas ante posibles crisis aún no tienen fecha para discutirse; el regulador del sector confía que se envíen al Congreso el próximo periodo ordinario de sesiones.
congreso1  (Foto: AP)
Isabel Mayoral y Viridiana Mendoza
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El sector asegurador mexicano cuenta con niveles de capitalización adecuados para hacer frente a contingencias por crisis externas, pero la regulación que lo obligaría a cumplir con estos estándares aún no se discute y podría tardar un par de años en aplicarse.

Las reglas conocidas como Solvencia II para las Aseguradoras, que entre otros factores establece mayores requerimientos de capital, están en proceso de evaluación actualmente en Europa y el sector mexicano asegura que ya se ha avanzado en la adopción de los principios básicos.

Sin embargo, falta por definir su entrada en vigor porque requiere aprobación del Congreso y las reglas provenientes de Europa aún podrían modificarse en función a los riesgos y la crisis de deuda que enfrentan instituciones financieras en esa región, indica Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) opina lo contrario. Su presidente, Manuel Aguilera Verduzco, dice que los términos jurídicos de Solvencia II están en la nueva iniciativa de Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas que se enviará al Congreso y "nos permitirá implantar formalmente el esquema en México de acuerdo con el calendario que tenemos a partir del 1 de enero de 2014".

Solvencia II sería un equivalente a Basilea III para los bancos, aunque precisa que éste último es un acuerdo internacional para todo el sistema bancario y el primero es un acuerdo europeo que se ha tomado más o menos como el parámetro internacional, pero no tiene esa connotación que sí tiene Basilea III.

Enviarán iniciativa al Congreso

Respecto a cuándo enviarán la iniciativa, Aguilera Verduzco comenta en entrevista que hay varias opciones, pero la que están explorando ahora es que sea la actual administración la que envíe al Congreso en el periodo que inicia en septiembre.

"Si tomamos en cuenta que se trata de un proyecto eminentemente técnico, que permite avanzar en una serie de parámetros que se consideran estándares y mejores prácticas internacionales y que van a elevar los niveles de cumplimiento de México en materia de supervisión financiera, no pensamos que haya ningún tema de carácter político que pudiera impedir el que este proyecto se pudiera enviar en el próximo periodo de sesiones y que fuera valorado por el nuevo Congreso".

Independientemente de eso, el ente regulador de las compañías de seguros en México muestra avances importantes en los últimos años en temas que permitirán una transición bastante suave hacia Solvencia II.

"Como parte de su operación, las empresas han ido incorporando temas que vienen en la Ley para dar cumplimiento al esquema de Solvencia II. Por ejemplo, desde hace varios años incluimos la medición de riesgos financieros como parte de los requerimientos de capital, lo cual no forma parte de Solvencia I sino de Solvencia II y desde 2006 introdujimos las pruebas de estrés para las  Aseguradoras que también forma parte de Solvencia II".

Además, agrega, también se han incorporado requerimientos en materia de Gobierno Corporativo y administración de riesgos, que también forma parte de Solvencia II y de la regulación de la CNSF, con lo cual "estamos ya a la mitad del camino entre Solvencia I y Solvencia II y lo que el proyecto de ley nos permitirá es dar ese último paso para completar nuestra transición hacia 2014".

El director general de AMIS expone que hay varios temas que preocupan al sector. Uno de ellos tiene que ver con la valuación de activos, sobre todo aquellos activos líquidos y considera que se tienen que revisar bien las reglas aplicables.

"En momentos en que los mercados financieros presenten mucho estrés puede haber distorsiones que afecten el valor de esos activos; entonces, se debe buscar un mecanismo para que se estabilicen los valores y no haya volatilidad importante en los niveles de capitalización de las compañías".

Recaredo Arias estima que, dada la crisis que enfrenta la eurozona es muy probable que se aplace un año más la entrada de Solvencia II, es decir a 2015. "Consideramos que debería revisarse la fecha de entrada en vigor y cuando menos debería de quedar para el 1 de enero de 2015, si no es que un año más, para que también tengamos oportunidad de observar los resultados en otros países, además de que se preparen las compañías de seguros".

"Hay una tendencia muy fuerte por parte de muchos actores en Europa, las grandes compañías y las autoridades, que por razones de recorte presupuestario, consideran que no están listos para Implementar Solvencia II".

Por lo que toca a las grandes compañías europeas que tienen presencia en México, "ellos ya muestran un avance importante y se han preparado para cumplir con todas las normas de Solvencia II y, en consecuencia, muchas de las compañías mexicanas filiales de las europeas han avanzado bastante en ir adoptando en forma de autorregulación todas las formas de Solvencia II".

Aseguradoras pasan pruebas de estrés

Recientemente, la CNSF terminó las pruebas de estrés a las compañías de Seguros. "En escenarios donde estresamos las variables más importantes para la operación de las Aseguradoras -que son los movimientos de las tasas de interés a la baja y desviaciones muy importantes en los patrones de siniestralidad e incluso haciendo escenarios de efectos conjuntos- los márgenes de solvencia del sector asegurador si bien se reducen no llegan ni siquiera a los niveles mínimos regulatorios".

Es decir, quedan con un margen por lo menos de un 25% por encima de los requerimientos de capital y "sentimos que el sector tiene suficiente fortaleza financiera como para resistir un entorno sumamente desfavorable, que es lo que se busca con la prueba de estrés".

Tras precisar que es relativamente difícil que una aseguradora quiebre, sobre todo por la naturaleza de los pasivos que se materializan en el muy largo plazo, resalta que el sector se encuentra saludable.

"El margen de capitalización sobre los mínimos regulatorios es más o menos de 86%; es decir, tenemos un margen de capital 86% superior al mínimo que establece la regulación, lo que habla no solo de un sector bien capitalizado, sino sobre todo de un sector con una base de capital que está previendo un rápido crecimiento de esta industria y, por lo tanto, de las necesidades de capital asociadas a esto".

Los beneficios para los mexicanos de Solvencia II

Con este marco regulatorio, de supervisión y vigilancia aplicable a las aseguradoras, la población tendrá la certeza que las primas que ellos pongan en las compañías de seguros -en cualquiera de estos mecanismos de protección- va a estar debidamente vigilado.

"Si los asegurados enfrentaran algún evento, están protegido porque las empresas tendrán la capacidad financiera para hacer frente a las obligaciones que el usuario está esperando que le pueda cubrir la compañía aseguradora", subraya el presidente de la CNSF.

Resalta la importancia de que la población mexicana tenga confianza en las compañías y es por ello que esquemas como Solvencia II permiten fortalecer al sector, elevando la certeza de que las empresas serán financieramente sólidas para cumplir sus compromisos.

Actualmente operan en México 102 aseguradoras, de las cuales aproximadamente 60% son filiales de entidades financieras del exterior y el 40% restante son empresas de capital mexicano. Las filiales tienen alrededor de 62% del mercado y el 38% restante lo tienen empresas mexicanas.

En términos relativos de la economía representan 2% del PIB mexicano, que "compara relativamente mal e  igual que pasa con los índices de bancarización y con todos los índices de medición de la inclusión financiera en México. En el caso de seguros, por ejemplo, el promedio de la OCDE es del 6% del PIB nosotros estamos en el 2%, lo que significa que tenemos todavía un espacio de crecimiento importante para la industria".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Debido al tamaño del mercado, descarta que haya saturación. De hecho,  prevé que en los próximos años el número de aseguradoras en México siga aumentando. En estos momentos tanto la Secretaria de hacienda como la CNSF estamos evaluando al menos 4 o 5 nuevas autorizaciones de empresas, tanto mexicanas como filiales extranjeras que están interesadas en participar en el mercado.

"Nosotros lo vemos con buenos ojos en la medida en que este es un mercado que tiene ritmos de crecimiento de más de 6% anual, no vemos un problema de saturación en la industria".

Ahora ve
Pese a Trump, las personas transgénero podrán enlistarse en el ejército de EU
No te pierdas
×