El Vaticano admite pendientes en lavado

La Santa Sede aún tiene mucho por hacer para reforzar su sistema interno, dice el vocero Lombardi; el mayordomo del Papa, acusado de filtración de documentos, fue puesto en arresto domiciliario.
papa  (Foto: AP)
CIUDAD DEL VATICANO (Agencias) -

El Vaticano tiene aún mucho por hacer para reforzar su sistema interno de combate al lavado de dinero, admitió el portavoz papal, Federico Lombardi. Sin embargo, afirmó que la Santa Sede ya hizo mucho en la materia y va por "buen camino".

La Radio Vaticana recordó la publicación de un informe en el cual la Santa Sede asume el compromiso de insertarse en el sistema internacional de controles y medidas para combatir las nuevas formas de criminalidad en el campo económico y financiero.

El documento, difundido la semana pasada, fue redactado por el Moneyval, el organismo del Consejo de Europa competente en materia.

"Para la Santa Sede emprender este camino es una decisión valerosa e innovadora, que corresponde a la línea de transparencia coherente querida por el Papa en todos los campos", agregó.

De hecho ese documento consignó una serie de pasos cumplidos por el Gobierno central de la Iglesia católica en el intento por obtener una certificación internacional en materia de transparencia económica y adhesión a las normas contra los delitos de "cuello blanco".

El informe de Moneyval reconoció que las autoridades vaticanas "hicieron mucho en poco tiempo", para adecuarse a los estándares mundiales de prevención al reciclaje de capitales y de financiamiento al terrorismo.

Al mismo tiempo dejó en claro que las reformas en la materia aplicadas por El Vaticano se mostraron conformes sólo con el 49% de las normas exigidas por ese organismo, quedando pendiente la implementación de poco más de la mitad de las directivas.

"El camino es largo y complejo, pero sobre la dirección justa no hay duda, debido a que es una premisa también para la credibilidad de la misión espiritual y moral, que es la más importante", apuntó Lombardi.

Arresto domiciliario para el ayudante

El mayordomo del Papa Benedicto XVI, encarcelado por la filtración de documentos que provocaron un escándalo en El Vaticano, fue puesto en arresto domiciliario el sábado, mientras se acerca la decisión de si es acusado formalmente.

Paolo Gabriele fue arrestado el 23 de mayo bajo sospecha de haber robado y filtrado documentos en un caso que ha avergonzado al Papa al exponer corrupción y luchas de poder dentro de los más altos círculos de la Iglesia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se le permitió a Gabriele volver a su casa familiar, dentro del Vaticano, en espera de una decisión sobre si tendrá que enfrentar un juicio, dijo en un comunicado Federico Lombardi.

Con información de AP y Notimex

Ahora ve
Los hombres tienen más riesgo que las mujeres de morir de sida
No te pierdas
×