EU: tiempo de estímulo, no de austeridad

Expertos consideran que el déficit del país debe reducirse paulatinamente ante el precipicio fiscal; el Congreso puede permitir el precipicio y al mismo tiempo aplicar recortes temporales.
capitolio fed  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Ahora no es momento para la austeridad. Ése es el mensaje que muchos 'halcones' fiscales independientes están enviando a medida que el Congreso de Estados Unidos sigue retrasando un acuerdo para evitar el llamado precipicio fiscal.

Ese precipicio está compuesto por una cantidad impactante de aumentos de impuestos y recortes de gastos que afectarían a la economía simultáneamente a partir de enero de 2013.

Pasar por el precipicio podría reducir los déficits por una insólita cantidad de 7 billones de dólares en una década; una cifra que haría mucho por frenar el crecimiento de la enorme deuda federal del país.

Pero tal restricción fiscal súbita y generalizada tendría un duro costo para la economía e incluso provocaría una recesión, dicen los economistas.

Es por eso que los expertos fiscales dicen que el Congreso debe elaborar un plan inteligente para reducir el déficit de forma más gradual. Y algunos halcones incluso están invocando la palabra con 'e'.

"El estímulo ayudaría mucho", dijo William Gale, un estudioso de la política económica federal de Brookings Institution. "Creo que la falta de toda discusión acerca de tener un estímulo es decepcionante. (...) Los republicanos no quieren reconocer que el estímulo puede ayudar. Los demócratas no quieren reconocer que se necesita otro estímulo".

El autoinfligido precipicio fiscal no es el único riesgo que enfrenta la economía. También está la crisis de deuda en Europa, la baja inmobiliaria en Estados Unidos y la inseguridad que afecta a los mercados financieros e instituciones, dijo Joseph Minarik, vicepresidente del Comité para el Desarrollo Económico.

"Tenemos que colocar a nuestra economía sobre una base sólida antes de que sea obstaculizada de nuevo por uno de esos tres riesgos persistentes", agregó Minarik.

Gale cree que el Congreso realmente debe permitir que suceda el precipicio fiscal -incluyendo permitir que expiren los recortes fiscales de Bush- siempre y cuando los legisladores implementen simultáneamente un paquete de estímulo temporal que consista en un recorte temporal de impuestos de nómina, una ayuda temporal a los estados y más gasto en infraestructura.

Eso, según él, liberaría a ambas partes para tener una discusión seria en 2013 acerca de cómo abordar los déficits a mediano y largo plazo, de una manera que no destruya a la economía.

Incluso si el país no estuviera enfrentándose a un precipicio fiscal, Gale seguiría abogando por un mayor estímulo. "La economía está recuperándose débilmente y lentamente. Y el costo de pedir prestado es prácticamente cero".

Minarik querría ver los recortes fiscales de Bush sustituidos por un gran reembolso de impuestos sobre la renta -o, si los legisladores extienden los recortes fiscales de Bush, un reembolso de impuestos más pequeño. "En términos netos, debemos estimular a la economía en cualquier caso", dijo.

Y si el Congreso no puede acordar aplazar la implementación automática de los recortes de gastos generales durante un año, él prefiere que sean sustituidos por una selección más cuidada de recortes.

Por supuesto, no todos los halcones independientes del déficit están presionando por medidas para impulsar el crecimiento.

"Yo no estoy a favor de un estímulo adicional en estos momentos. Probablemente cambie de opinión si vemos un trimestre negativo de crecimiento en el PIB", dijo Rudolph Penner, un ex director de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés).

Bob Bixby, quien dirige la Concord Coalition, tampoco está presionando para que haya más estímulos, pero no se opondría a ello bajo ciertas condiciones. "Cualquier asistencia a corto plazo para la economía sería más creíble y eficaz si es combinada con un acuerdo sobre el presupuesto a largo plazo", dijo Bixby.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso concuerda con la opinión expresada por Maya MacGuineas, presidenta del Comité para un Presupuesto Federal Responsable. Pero a ella le gustaría ver medidas concretas asignadas en ese plan a largo plazo para pagar el estímulo en los próximos cinco a 10 años.

"Los riesgos de la deuda excesiva y una posible crisis fiscal son demasiado grandes para seguir endeudándonos sin un plan para reducir la deuda a niveles sostenibles", dijo MacGuineas.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×