La ONU alerta sobre crisis alimentaria

El organismo advierte por restricciones en exportaciones y el mal clima en países productores; la sequía que padece EU ha disparado los precios de la soja y el maíz a niveles récord.
alimentos  (Foto: Thinkstock)
ROMA (CNN) -

El mundo podría sufrir una crisis alimentaria como la de 2007-08 si los países restringen sus exportaciones por temor a una escalada de precios ligada a la sequía que afecta a naciones productoras, advirtió este jueves la agencia FAO de las Naciones Unidas.

Una combinación de un alza del petróleo, un uso creciente de los biocombustibles, mal clima, subidas en los mercados futuros de granos y políticas que limitan las ventas al exterior impulsaron los precios hace unos cinco años y desataron protestas violentas en países como Egipto, Camerún y Haití.

Las preocupaciones por un clima extremadamente caliente y seco en la zona central de Estados Unidos disparó a la soja y al maíz a niveles récord en julio pasado, una tendencia que arrastró a los alimentos en general y obligó a la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) a revertir sus pronósticos bajistas para el año.

"Existe potencial para que se produzca una situación como la que tuvimos en 2007-08", dijo a Reuters el economista y analista de granos de la FAO, Abdolreza Abbassian.

"Las expectativas son que esta vez no se apliquen malas políticas y se intervenga los mercados mediante restricciones, y si eso no ocurre no veremos una situación tan seria como la del 2007-08. Pero si esas políticas son replicadas podría pasar cualquier cosa", añadió.

Las limitaciones redujeron la oferta internacional y empujaron los precios aún más arriba.

Recientemente, los mercados de granos han sido impulsados por especulaciones de que los productores del Mar Negro, particularmente Rusia, podrían reducir sus exportaciones luego de que una sequía golpeara a sus cultivos.

Los mercados recibieron una suerte de bálsamo este miércoles con unos comentarios de funcionarios rusos acerca de que no veían un escenario para vedar las ventas externas de granos este año, pero no descartó la aplicación de aranceles a las exportaciones como forma de protegerse después del 2012.

El Índice de Precios de Alimentos de la FAO, que mide los cambios mensuales de los precios para una canasta de cereales, oleaginosas, lácteos, carnes y azúcar, promedió 213 puntos en julio, un alza de 12 puntos frente a junio pasado, y de vuelta a los niveles observados en abril de este año, dijo el organismo.

El nivel de julio está aún por debajo de un récord de 238 puntos alcanzados en febrero del 2011, según la FAO, pero cerca de los niveles registrados durante la crisis alimentaria en 2007-2008.

FAO dijo que la sequía en Estados Unidos, que es la peor que registra la zona central en 56 años, alentó los precios del maíz en casi 23% en julio, y el trigo se subió a esa corriente alcista con cerca de 19%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Precios altos de alimentos implican cuentas grandes de importación para los países más pobres, que no producen suficientes alimentos como para autoabastecerse. Y un dólar fuerte empeora ese efecto.

"La gran apreciación del dólar, y la escalada de los precios, es básicamente un golpe doble que pondrá bajo mucho estrés a algunas de las naciones más frágiles, apuntó Abbassian.

Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×