El ánimo reformador, ¿sólo de palabra?

Los nuevos legisladores deberán demostrar con hechos que se puede llegar a acuerdos, dicen expertos; PAN y PRD aseguran que no obstruirán la agenda legislativa especialmente en temas económicos.
camara diputados  (Foto: Notimex)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los integrantes de la 62 Legislatura del Congreso de la Unión que quedará formalmente instalada este 1 de septiembre deberán demostrar que su apertura y disposición para aprobar reformas estructurales que lleven a México a otro estrato económico van más allá de las palabras, coinciden expertos.

"Una gran interrogante es precisamente si las alianzas al interior del partido (PRI) les van a permitir efectivamente -como ellos han declarado- dar avances en materia legislativa", dice Leticia Armenta Freire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México.

"De todos es conocido que al interior del partido existen muchos intereses, ciertamente políticos, pero también económicos. La gran reforma económica que se ha pospuesto muchas veces pasa por los intereses del sindicato que está asociado directamente al PRI", subraya.

Y cuestiona si en realidad van a hacer una política de avanzada que transforme las instituciones de este país. "Realmente es una interrogante, ni siquiera es ‘vamos a conciliar con los otros partidos políticos', sino más bien a su interior qué tanto realmente van a romper los patrones del pasado".

El Partido Acción Nacional (PAN) asegura que de su parte no habrá parálisis legislativa. "Tenemos interés de que el país avance y estamos en la mejor disposición de encontrar acuerdos, dialogar y buscar consensos a favor de México", afirma Luis Alberto Villareal, el próximo Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados.

"Nos parece que el país está cansado. La sociedad está molesta porque precisamente los políticos y los partidos políticos han privilegiado más sus intereses que los del país y venimos en un ánimo de conciliar, de que el país avance,  se modernice y esperaremos las propuestas que genere el próximo Gobierno", menciona en entrevista con CNNExpansión.

Aclara que las reformas que el país requiere sean completas. "Reformas de hondo calado, no de decoración, no estas reformas que maquillan una realidad, pero que no resuelven; queremos las reformas estructurales y las hemos promovido durante años y estamos en la disposición, si el próximo Gobierno determina, estamos listos para discutir buscar acuerdos y soluciones a favor de México".

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) también asegura que llega a esta 62 Legislatura con ánimo constructor. "En materia económica, con el ánimo de darle al país los instrumentos para poder tener crecimiento económico y detener tanta desigualdad", expone Mario Delgado, senador por este partido.

"Nosotros tenemos una visión muy clara de que todas las consecuencias que estamos viendo en materia de seguridad tienen el origen en la falta de crecimiento económico, en la falta de generación de empleo, en la falta de oportunidad para los jóvenes, y en la izquierda pensamos que la única vía para detener la violencia y la pobreza es educación", indica en entrevista.

Dice que la izquierda llega enarbolando las grandes causas del país. "Debemos tener la capacidad de lograr transformarla en leyes y conseguir el apoyo de los otros partidos para que efectivamente se realicen. En algunos casos habremos de coincidir con el PRI y en otros con el PAN. Ojalá sean muchos para que el país mejore".

El senador del PRD advierte que los avances dependerán de la postura de muchos otros. "Si hay una agenda por parte de quien gane la Presidencia y poca disposición de escuchar y una agenda poco sensible, sin duda nos vamos a entrampar, pero todos tenemos que hacer el esfuerzo para que esto no suceda y también que vayamos balanceando los temas para que haya claridad en que las agendas tengan resultados".

Para el director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana (UP), Gabriel Pérez del Peral, los próximos legisladores deberán mostrar que tienen apertura y disposición para sacar adelante la agenda de reformas y confía que así será.

"Hay entre 60 y 70 legisladores que tienen un amplio conocimiento y han estado impulsando las reformas y esa es una ventaja, porque ya conocen lo que necesita el país. México ha estado sobre diagnosticado  y hay que aprovechar el conocimiento y la voluntad política de sacar adelante esas reformas", subraya el catedrático de la UP.

Menciona que a partir de ahora y hasta el 1 de diciembre habrá una serie de quejas y disturbios -similares a las ocurridas hace seis años- que obligarán al próximo Gobierno e legitimizarse ante la sociedad.

Además, el virtual presidente electo Enrique Peña Nieto tendrá una composición de la Cámara que lo obligará a negociar acuerdos, "es igual de plural como la tuvo Ernesto Zedillo en 1997, cuando cambió la composición en el Congreso y perdió hegemonía, por lo que tendrán que demostrar una nueva actitud, apertura y disposición", menciona Pérez del Peral, quien considera que sí habrá acuerdos para avanzar en las reformas.

Para Leticia Armenta, del Tec de Monterrey, "lamentablemente viendo los nombres de los próximos  coordinadores, son los políticos de hace muchos años".

Y expone que de acuerdo con su punto de vista "no veo personas con nuevas ideas. Al contrario, muy casados con una manera de ser en el ámbito legislativo y es para todos los partidos".

"Son los que pasan del Senado a Diputados y viceversa, que una vez son coordinadores y otra vez son representantes y otra vez los dueños de alguna Comisión y a las pruebas nos remitimos", destaca. 

Las reformas que vienen

El coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villareal, puntualiza que su partido busca reformas deseables, no únicamente las posibles. "Y no le vamos a dar la espalda al pueblo de México, ni le vamos a decir al próximo Gobierno no, nada más por costumbre".

Por el contrario, "estamos esperando a ver si ellos tienen esa intención de reformar y transformar a México, en la parte energética en la laboral, en la parte educativa, sindical en muchos temas que nos parecen urgentes".

Respecto a si el PAN apoyaría una reforma fiscal que generalice el IVA, el diputado guanajuatense aclara: "Hicimos ya nuestras propuestas, apostamos nuestro capital, ahora no nos tocará a nosotros. Como coordinador de la bancada del PAN esperaré a conocer si hay primero esa voluntad y de que tamaño es para qué anticipar vísperas".

"Primero que la propongan y luego la platicamos", explica. "No digo en este momento que estoy de acuerdo o en contra, solo digo que esperaremos y una vez que la propongan, entonces sí con mucho gusto daré la posición de mi partido y mi grupo parlamentario".

Mario Delgado, senador del PRD, explica que la agenda del partido va a girar en torno a reformas que saquen a la economía mexicana del estancamiento y todo aquello que sirva para detonar el crecimiento que ha faltado en los últimos años.

"Hay varias vertientes y una de ellas es fortalecer la competitividad de nuestro país y para ello hay que fortalecer las agencias reguladoras, hay que tener un enfoque distinto a la respuesta de por qué no crecemos y una de ellas es que tenemos que fortalecer las políticas sociales que lleven a una menor desigualdad", detalla.

Está claro que el país necesita mayores ingresos fiscales, reconoce, pero "hay mucho que hacer antes que pedir el aumento en impuestos".

La izquierda va a proponer que primero se reduzca el costo del Gobierno. "Cuando hace falta dinero siempre hay que ver dos cosas: de dónde se consigue más y cómo estamos gastando. Para que en la izquierda nos sentemos a discutir una reforma fiscal se tiene que poner en la mesa un ajuste significativo al costo del Gobierno", dice Delgado.

Ello abriría un espacio de legitimidad y entonces sí para revisar el tema fiscal, afirma el legislador.

Ahora ve
El comportamiento de la pobreza en los municipios mexicanos entre 2010 y 2015
No te pierdas
×