España analizará ayuda del BCE

El Gobierno tomará una decisión sobre la compra de bonos hasta que conozca los detalles de la misma; el Banco Central Europeo presentó un plan para adquirir deuda de España e Italia.
merkel rajoy  (Foto: CNN)
MADRID/ROMA (Agencias) -

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, desplegó una hoja de ruta para rescatar a la zona euro de un potencial colapso, pero ahora le corresponde a España tragarse su orgullo y pedir asistencia para reducir sus elevados costos de financiamiento. El presidente de España, Mariano Rajoy, no descartó pedir la compra de bonos por parte del BCE, pero insistió en que comunicará su decisión cuando conozca la letra pequeña.

"Cuando tenga alguna novedad, la comunicaré", señaló Rajoy en una rueda de prensa conjunta con Angela Merkel, la canciller alemana, quien visitó este jueves ese país.

Lejos de la capital española, pero casi al mismo tiempo, el gobernador del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, detalló el plan largamente esperado de compra ilimitada de bonos soberanos para dar aire a las economías europeas sujetas a más tensiones, fundamentalmente la española y la italiana.

El programa exigirá a los países una solicitud formal de rescate y cumplir "estrictas condiciones" macroeconómicas y de gasto, o lo que es lo mismo más recortes, que incluirán supervisión internacional de sus finanzas a través de organismos como el Fondo Monetario Internacional.

La canciller alemana Angela Merkel defendió el jueves en Madrid la política de ajustes en la que se ha embarcado el Gobierno de Mariano Rajoy, aunque evitó mencionar si España deberá cumplir condiciones adicionales para acceder al nuevo programa de ayuda europea.  La canciller alemana, tradicionalmente opuesta a la compra masiva de bonos por parte del Banco Central Europeo, tampoco quiso entrar en detalles sobre el anuncio de Draghi y se limitó a recordar que su tarea es política y que los países como España deben aplicar de "forma creíble" las reformas que han puesto en marcha.

"El BCE actúa dentro de su independencia y su mandato", señaló Merkel. "Toma las medidas que considera oportunas. Nuestra tarea es hacer los deberes políticos", subrayó.

En ese sentido, negó que venga a España a imponer reformas y mostró confianza en Rajoy, en un intento por mejorar el clima entre los dos países y respaldar la agenda española pese al acoso de los mercados.

"Ningún país quiere imponer reformas a otro porque sí, sino porque si no se hace no podremos vender al mundo nuestros productos, hay que mejorar la competitividad", consideró Merkel.

La visita de la mandataria alemana se interpretó como un gesto de distensión y acercamiento de Alemania, en un momento muy delicado para España, cuya sociedad se siente cada vez más tutelada desde Bruselas y Berlín.

Con Merkel presente, Rajoy volvió a comprometerse con la reducción del déficit y el programa de reformas para equilibrar las cuentas públicas.

La mayoría de los analistas consideraron que el anuncio del Banco Central Europeo y el respaldo alemán darán tiempo a España para asegurar la puesta en marcha de su programa económico, pero que eventualmente deberá solicitar la ayuda de la entidad continental y, por tanto, el rescate, como en los casos de Grecia, Irlanda y Portugal.

"La esperanza es que el anuncio del BCE sea suficiente para calmar los mercados", explicó Ben May, analista de Capital Investments en Londres. "Pero creo que con el tiempo, España no tendrá más elección que pedir un rescate formal más allá de la asistencia a sus bancos", agregó.

Durante este periodo, según los expertos, el país ibérico intentará negociar que esas condiciones macroeconómicas sean lo menos dañinas posibles.

"España querrá conseguir el mayor apoyo posible, renunciando a lo menos posible", comentó May.

¿Resistencia de España?

La insistencia de Draghi en buscar la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) y vincular cualquier programa de rescate a estrictas condiciones podría representar una dificultad política para España.

El conservador Rajoy está desesperado por evitar la humillación de que su país reciba las visitas trimestrales de revisión por parte de los inspectores de la "troika" del FMI, el BCE y la UE, las cuales fueron impuestas a Grecia, Portugal e Irlanda a cambio de sus rescates.

"Nos preguntamos si la aparición de la 'troika' en las Transacciones Monetarias Directas (del BCE) podría generar resistencia por parte de España a solicitar ese rescate", dijo el estratega de tasas de Rabobank Richard Mcguire.

"Si eso ocurre, podría ser necesaria una presión de los mercados sobre España para que acceda a pedir ayuda", aseveró.

De modo que, aunque el anuncio de Draghi alentó a los inversores, antes de recortar los rendimientos de los bonos españoles podría haber más volatilidad en los mercados si Madrid intenta hacerse la dura y decide resistir su necesidad de financiamiento durante octubre sin un rescate.

Luego de negociaciones con la canciller alemana, Angela Merkel, mientras el consejo de gobierno del BCE se reunía, Rajoy dejó en claro que no había prisa en solicitar ayuda y dijo a los incrédulos periodistas que no había hablado sobre los términos de una posible asistencia.

Fuentes familiarizadas con las recientes discusiones dicen que Francia y la Unión Europea instaron al líder español a pedir un rescate antes de una cumbre de la UE del 18 y el 19 de octubre, a fin de que la ayuda financiera pueda ser aprobada en la reunión.

Eso garantizaría que el programa de compra de bonos del BCE fuera activado antes de que Madrid sufra una crisis de financiamiento a fines del mes próximo.

Estrategia de salida

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, la única voz disidente en el consejo de gobierno del BCE, advirtió que la compra de bonos por parte del banco central llevaría a los países a posponer las reformas necesarias.

El BCE se vio perjudicado el año pasado cuando el ex primer ministro de Italia Silvio Berlusconi dejó de lado sus compromisos de reforma poco después de que el banco central comenzara a comprar bonos soberanos italianos.

En línea con el temor de los alemanes de que se produzca una "unión de deuda", Weidmann dijo que el nuevo plan finalmente podría redistribuir considerables los riesgos soberanos entre los contribuyentes de países sin el consentimiento de parlamentos y gobiernos electos democráticamente.

La Comisión Europea defiende al BCE

Con el plan de compra ilimitada de bonos de países en dificultades, el Banco Central Europeo (BCE) sólo cumple su mandato de mantener la integridad de la política monetaria, opinó este jueves el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En un encuentro con la prensa antes de reunirse en Roma con el primer ministro italiano, Mario Monti, el presidente de la CE defendió el plan del BCE de comprar bonos soberanos para reducir los altos costos de financiación de los países de la eurozona en problemas, como Italia y España, y atajar la crisis de la deuda.

Con información de Reuters, AP y Notimex

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×