Grecia espera aprobar examen de Europa

El país busca convencer a la troika con una gran privatización de activos estatales para este otoño; sin embargo, reconoce que ha hecho pocos avances con las reformas acordadas en el último rescate.
grecia bandera ruinas  (Foto: CNN)
ATENAS (CNN) -

Grecia espera que una gran privatización de activos estatales este otoño persuada a inspectores internacionales que llegarán el jueves a mantener abierta la ayuda al país, pese a un escaso avance en las reformas prometidas a cambio del dinero. La llamada troika compuesta por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo evaluará el avance de Grecia hacia las metas establecidas bajo su rescate antes de decidir el mes próximo si desembolsará un préstamo de 31,000 millones de euros.

La coalición de gobierno liderada por conservadores está improvisando nuevos recortes presupuestarios para el 2013-2014 para convencer a los inspectores y se apresuró a anunciar una serie de éxitos esta semana, incluyendo avances en la identificación de evasores de impuestos.

Pero funcionarios del Gobierno griego reconocen que han hecho pocos avances con las reformas estructurales acordadas bajo un rescate de 130,000 millones de euros que son vitales para dar un vuelco a la economía y afirman que se necesita al menos una gran venta de activos para hacer cambiar la marea.

"Nos hemos retrasado y se ha perdido tiempo, en parte debido a la repetición de las elecciones", dijo a Reuters un alto funcionario del Gobierno, que pidió no ser identificado.

"Esperamos obtener un rápido triunfo este otoño (boreal), una gran privatización para enviar un mensaje al extranjero y cambiar el sentimiento", agregó, indicando que podría tratarse de la estatal OPAP.

Los socios de Grecia están cada vez más renuentes a dar dinero a un país que no ha cumplido los términos de su acuerdo de ayuda por 130,000 millones de euros y que amenaza con desmoronar a toda la zona euro.

No obstante, han recibido con beneplácito el cambio del primer ministro, Antonis Samaras, desde una fiera oposición al rescate a convertirse en su principal defensor, pero aún no han acordado darle el tiempo extra que necesita para lograr metas durante lo que él ha llamado la "Gran Depresión" de Grecia.

"El clima ha cambiado en lo referente a nuestras intenciones, pero nuestro socios aún no han sido convencido por nuestras acciones", agregó el funcionario del Gobierno.

La troika examinará en detalles un plan para recortar el presupuesto en 11,500 millones de euros adicionales en los próximos dos años, mayormente reduciendo salarios y pensiones estatales, una medida que con seguridad dará pie a protestas de un público ya hastiado de cortes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo y pese a lo dolorosas que son estas medidas, funcionarios griegos han reconocido que no serán suficientes para restaurar la salud fiscal y permitir que Atenas vuelva a los mercados internacionales de bonos al 2015.

Con la economía griega contrayéndose en cerca de un 7% este año, mucho más que el 4.5 a 5% previsto cuando se estableció la meta, Atenas considera recortes de alrededor de 13,500 millones de euros sólo para compensar el impacto por menores ingresos impositivos.

Ahora ve
Los bomberos de California logran frenar la propagación del fuego
No te pierdas
×