España promete más reformas a Europa

Analistas consideran que sólo es cuestión de tiempo para que el país solicite un rescate económico; Madrid trabaja en recortes adicionales al gasto para presentar su programa este mes.
Mariano Rajoy  (Foto: CNN)
NICOSIA (CNN) -

España, bajo presión para decidir si pedirá o no ayuda financiera, dijo el viernes a los ministros de Finanzas de la zona euro que presentará una nueva serie de reformas económicas estructurales con plazos definidos para fines de este mes.

Los costos de endeudamiento de España han caído con fuerza desde que el Banco Central Europeo (BCE) dijera que podría comprar bonos del país, pero la escala de pagos de deuda que debe realizar antes de fin de año y la profundización de la recesión llevan a la mayoría de los analistas a creer que es sólo una cuestión de tiempo que Madrid pida un rescate a la zona euro.

"Adoptaremos una nueva serie de reformas para impulsar el crecimiento (...). estarán en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea", dijo De Guindos a periodistas tras reunirse con sus colegas en Chipre.

El compromiso a detallar nuevas medidas este mes sugiere que un pedido de ayuda no está lejos, aunque De Guindos insistió que el plan no guardaba relación con posibles términos de un eventual rescate.

Varios funcionarios de la zona euro especulan con que España podría pedir un salvataje a tiempo para el próximo encuentro de ministros de Finanzas del bloque el 8 de octubre.

Hasta ahora, Madrid se ha resistido a aceptar medidas de austeridad que vayan más allá de las recomendaciones de la Unión Europea que ya está implementando, pese a que los países del sur de Europa, liderados por Alemania, defienden que cualquier ayuda tendría que venir con estrictas condiciones.

El BCE ha dejado claro que una petición española de ayuda al fondo de rescate de la zona euro, y la negociación de estrictas condiciones políticas y de supervisión, son esenciales para activar su intervención de compra de bonos en el mercado secundario.

El presidente del BCE, Mario Draghi, que participó del encuentro de Nicosia, destacó que cualquier compra de bonos requeriría de una fuerte condicionalidad.

El presupuesto de España para el 2013 y una auditoría detallada de las necesidades de capital de su sector bancario se conocerán el 28 de septiembre.

Por primera vez en meses, los ministros se reúnen en un momento de menor tensión en los mercados para que se tomen medidas tendientes a contener la crisis.

Los rendimientos de los bonos italianos han caído a cerca de 5% y el euro subió a 1.30 dólares después de que la Reserva Federal anunciara el jueves una nueva ronda de compras de activos para apuntalar a la economía estadounidense.

Esto incrementa la tentación para que España, y Alemania -el principal contribuyente de la UE-, intenten salir airosos sin caer en un programa de asistencia que sería políticamente impopular en ambos países.

Cada vez que la tensión en el mercado se ha relajado en la crisis iniciada hace casi tres años, los líderes alemanes han dicho que no ven la necesidad urgente de actuar.

"No hay más espacio para la complacencia respecto de lo que había hace seis meses, pero estamos moviéndonos en la dirección correcta", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

España es reacia a pedir ayuda porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, teme un revés político.

Un funcionario alemán dijo en privado que Berlín no quería ver a España presionada a pedir un rescate innecesario en momentos en que sus condiciones de financiamiento están mejorando y agregó que no era inevitable que Madrid solicitara ayuda.

Grecia

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo que valía la pena considerar dar a Grecia más tiempo para realizar los recortes exigidos en su programa de rescate.

Funcionarios de la Unión Europea han dicho a Reuters que Atenas está muy atrasada en su reducción de la deuda, pero que tras haber realizado grandes esfuerzos para apuntalar a España e Italia, no tendría sentido dejar caer a Grecia en default y sumir a la zona euro nuevamente en el caos.

"Para nosotros parece bastante claro que Grecia ya ha hecho un gran esfuerzo, pero tendrá que seguir haciéndolo", dijo Lagarde. "Y la meta en lo que respecta a alcanzar la sostenibilidad de la deuda es muy alta, por lo que hay varias formas para ajustar: el tiempo es una de ellas y eso debe ser considerado como una opción", agregó.

Los acreedores internacionales de Atenas llegarían a una decisión final sobre el programa de financiamiento revisado en la segunda mitad de octubre, dijo el ministro de Finanzas griego, Ioannis Stournaras.

Draghi dijo que la estrategia del BCE era sólo una de las muchas medidas que podrían ayudar a cambiar el ánimo de los mercados.

"Muchas cosas parecen haber ocurrido últimamente: avances en la gobernanza de la zona euro, progresos significativos a nivel nacional a la hora de buscar las políticas correctas y ahora se tiene un mecanismo de respaldo plenamente efectivo" afirmó.

"Pienso que es una combinación de todos estos elementos que han producido efectos positivos que hemos visto en los mercados financieros", agregó.

Pero muchos responsables políticos y analistas de mercado creen que para que los rendimientos caigan aún más, o incluso se estabilicen en estos niveles, el BCE tendría que respaldar sus palabras con hechos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, lanzó un contraataque contra los críticos con la decisión de compra de bonos, incluyendo el influyente banco central del país, diciendo que las preocupaciones alemanas por una exposición ilimitada a rescates de la zona euro o a que el BCE imprima dinero para financiar a gobiernos endeudados no tenían fundamento.

"No tiene absolutamente ningún mandato para la financiación estatal. El BCE no va a tomar ninguna decisión que lleve a la financiación indirecta de los estados. Eso sería violar su mandato y no lo van a hacer", dijo en una entrevista radiofónica emitida el viernes. "Tengo confianza en el BCE", agregó.

Ahora ve
Preocupación por derechos humanos lleva a rechazo de Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×