México pone la muestra a EU y Europa

La crisis actual permite al país consolidarse como una economía responsable, destaca Hacienda; el subsecretario Gerardo Rodríguez dice que la expansión se ha logrado sin ningún desequilibrio.
mexico contrato  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis de deuda en Europa y el precipicio fiscal en Estados Unidos son una oportunidad para posicionar a México como una economía responsable, que genere facilidades de inversión y de empleo, y que acelere su ritmo de crecimiento a futuro, asegura Gerardo Rodríguez Regordosa.

El subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) comenta en entrevista con CNNExpansión que después de la debacle de 2008 y 2009, México crece bien y sin ningún tipo de desequilibrio, por haber instrumentado con mucha oportunidad una serie de medidas en materia macroeconómica.

En 2009 se registró un desplome de 6.1% en el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano, la peor caída desde la crisis del peso en 1995, cuando la actividad económica se contrajo 6.2%.

Sin embargo, el funcionario reconoce que si en Estados Unidos no se solucionan a tiempo los desequilibrios fiscales y si entra el ajuste automático de recortes de impuestos el 1 de enero de 2013, significan elementos de riesgo importante para la actividad económica en el país.

"La discusión fiscal en Estados Unidos es un tema muy relevante por dos razones. Por un lado, las finanzas públicas de nuestro vecino las tienen que poner en una trayectoria sostenida de mediano plazo en la cual hoy no están", destaca.

Rodríguez Regordosa sostiene que el déficit público estadounidense es de alrededor de 10% del PIB. "Eso no da una trayectoria sostenible de la deuda pública y, por ende, lo tienen que reducir; eso es muy relevante para anclar las expectativas de los mercados en el mediano plazo".

Afirma que tanto el mercado como los analistas esperan que después de las elecciones pueda haber consenso alrededor de estas medidas de mediano plazo.

"De corto plazo también es relevante esta discusión, porque el Congreso de EU estableció una serie de mecanismos de ajustes automáticos en el gasto y de eliminación de algunos beneficios fiscales para ir reduciendo automáticamente este déficit".

Activar estos mecanismos automáticos implicaría una contracción fiscal para 2013 muy importante, de poco más de 4% del PIB, "por eso se vuelve relevante de corto plazo la discusión para nosotros".

De materializarse estos ajustes automáticos, si no se ponen de acuerdo para un esquema más gradual, dice, la actividad económica en EU sin duda el año que entra sería menor a lo previsto y eso tendrá una incidencia aquí en México y en el resto del mundo.

Respuesta decisiva a la crisis

Por otro lado, el subsecretario de Hacienda comenta que el tema que explica mejor el por qué no se ha acabado de resolver la crisis que cumplió cuatro años este sábado, que afecta particularmente a Europa. tiene que ver con la falta de una respuesta decisiva de los Gobiernos.

"Si algo hemos aprendido de las crisis financieras, macroeconómicas, sobre todo en mercados emergentes, en Latinoamérica, es que para resolverlas se necesita una respuesta contundente y con mucha oportunidad, temprano en el proceso, mandando señales adecuadas de una respuesta que va más allá de las expectativas del mercado y con eso poder contener todos los efectos adversos".

Pero destaca que en Europa no se ha visto esa contundencia. "(La) han ido resolviendo por pedazos y han tenido que ir haciendo más de lo que tenían previsto originalmente, precisamente por regatear en las medidas que en el margen se vienen estableciendo".

"Claramente nadie quiere vivir en crisis, todos quisiéramos que se resolviera y los líderes europeos también. Lo que sucede es que el tener una sola moneda, una sola política monetaria, requiere que el esfuerzo sea mucho mayor".

Es decir, explica el subsecretario de Hacienda, ya no tienen dos instrumentos a nivel nacional, que son una moneda y las tasas de interés y que puedan servir como instrumentos para salir de la crisis.

Además, tienen que hacer arreglos políticos y eso requiere que muchos países se pongan de acuerdo, 17 en el caso de la eurozona y 27 en el caso de la Unión Europea, lo que pone un nivel de complejidad adicional a la solución de la crisis.

En su opinión, el problema se ha alargado demasiado. Ha pasado de estar muy enfocada en el sector financiero -y particularmente en EU con sus orígenes en el sector hipotecario- a convertirse en una crisis de deuda pública, de deuda soberana, de finanzas públicas enfocada en Europa. D

"Distintos retos ha implicado atender la crisis en sus distintas etapas, creo que se ha hecho mucho hasta ahora, pero desafortunadamente no ha sido suficiente para poderlo concluir", lamenta Rodríguez Regordosa.

La califica como una crisis muy compleja. El sistema financiero internacional a lo largo de los años ha evolucionado y se ha vuelto mucho más integrado y complejo. Eso requiere de una acción para contener toda esta crisis debe enfocarse desde distintos ángulos y con mucha más coordinación de lo que se requería en el pasado.

El costo de un problema no resuelto

El subsecretario de Hacienda expone que el costo ha sido enorme para todo el mundo, desde distintos puntos de vista.

"El más claro es algo que hemos estado viendo desde el año pasado, y es que el ritmo de actividad económica en el mundo ha venido disminuyendo; las perspectivas de actividad hacia adelante no son muy buenas, se prevé que este año estén en recesión prácticamente en Europa en su conjunto".

Menos crecimiento, menos inversión y, por tanto, menos generación de empleo, menos generación de riqueza a nivel global y "esto aplica no solo para los países que están hoy en el epicentro de la crisis en Europa, sino a todo el mundo".

Nadie se beneficia de un ambiente de inestabilidad económica de bajo crecimiento, no hay país que salga beneficiado de esto y por eso la importancia de que pueda haber soluciones coordinadas para poder atenuar los efectos de las crisis, subraya el funcionario.

Estados Unidos también ha sufrido en términos de que disminuyó su ritmo de crecimiento alrededor de 2%. Lo mismo ocurre en China, donde buena parte de la desaceleración que se ha visto tiene que ver con la ausencia de la demanda externa de productos, explicada en buena medida por el caso de Europa.

"La volatilidad que todo esto ha generado en los mercados financieros no es un ambiente propicio para la toma de decisiones por parte de los actores económicos", señala Rodríguez Regordosa.

"Sin duda, este ambiente de crisis ha inhibido decisiones de inversión, de consumo, de bienes durables por parte de las empresas, de las familias, y todo esto da un resultado de menor actividad económica con respecto de lo que sería si la crisis se hubiera atendido con mayor oportunidad y contundencia".

¿Qué esperar a futuro?

En opinión del subsecretario de Hacienda, para que el euro se sobreponga, el esfuerzo que se tiene que hacer es mucho mayor de lo que sería para cualquier país que experimente una crisis.

"Sin duda creo que el escenario central apunta a que vamos a seguir viviendo distintos episodios de volatilidad conforme se van concretando algunas de estas medidas", advierte Rodríguez Regordosa.

Se necesita más integración de Europa, y no menos, para que el proyecto sea viable. Se ha hablado de distintos frentes, uno de ellos es la integración en la parte bancaria con un supervisor central; la posibilidad de poder capitalizar directamente los bancos a nivel local, pero también se ha hablado de la integración fiscal.

"Sería natural que procedieran a una integración política en el mediano plazo. Ahí es donde han señalado los líderes europeos que va la dirección de las discusiones en Europa, pero tenemos que ver en los hechos que efectivamente sean consecuentes con las acciones hacia adelante y que efectivamente se pueda tener viabilidad del proyecto del euro con todos los países que hoy lo conforman".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Subraya que se ha visto un nivel de compromiso fuerte de todos los países, incluso de Alemania -que ha mostrado resistencia para apoyar el rescate de otros países-, por hacer todas las acciones, los distintos ajustes que se requieren para preservar el proyecto.

"Lo que sucede es que en los hechos esto toma tiempo y se requiere de más acciones que no se han podido tomar hasta ahora", menciona el subsecretario.

Ahora ve
Jorge Glas, vicepresidente de Ecuador, es condenado a prisión por caso Odebrecht
No te pierdas
×