Europa: paliativos no apagan la crisis

El anuncio del BCE sobre compra de bonos y la búsqueda de una unión bancaria no son suficientes; los políticos deben avanzar en la centralización de la banca y en los medios de rescate a países.
euro ue  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

Después de años de retrocesos e insuficiencias, los esfuerzos por estabilizar la unión monetaria del euro finalmente parecen estar tomando forma a medida que los políticos se anotaron dos victorias clave en el último par de semanas. "Es alentador de ver, pero todas estas medidas eran necesarias para preservar el statu quo", dijo Marie Diron, asesora económica senior de Ernst & Young en Londres. "Sin estas cosas, la situación habría sido muy grave, pero hemos aprendido a ser cautelosos".

La semana pasada, el Banco Central Europeo (BCE) dio a conocer un plan de compra de bonos para ayudar a las naciones soberanas en problemas, y esta semana, el Tribunal Constitucional alemán respaldó el nuevo fondo de rescate de la zona.

Funcionarios de la Unión Europea (UE) también dieron a conocer una propuesta de una autoridad bancaria centralizada, a pesar de que probablemente pasarán años antes de que se conforme un llamado sindicato bancario. Y en los Países Bajos, los partidos políticos pro-euro lograron la ventaja en las elecciones generales de esta semana.

En conjunto, eso ha disminuido el riesgo de que la unión monetaria del euro se separe.

"Veo la tendencia como básicamente positiva", dijo el jueves a la prensa C. Fred Bergsten, ex subsecretario del Tesoro de Estados Unidos para asuntos internacionales, durante una conferencia telefónica organizada por el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés). "Los fatalistas nos han dicho una y otra vez que el apocalipsis está cerca, pero no ha sucedido".

Aún así, falta ver si los líderes pueden superar sus diferencias políticas y tomar las difíciles decisiones que se necesitan para implementar los planes, dijo el ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, Robert Rubin, quien copreside el CFR.

Los progresos pasados se han visto minados por la falta de unidad entre los líderes de la eurozona.

"Sigo pensando que están rezagados", dijo Rubin. "Esto no se resolverá hasta que los líderes políticos hagan lo que tienen que hacer".

Las últimas medidas de política comprarán tiempo, pero no abordan los problemas fundamentales de la región, como la falta de competitividad económica y la debilidad del crecimiento en España e Italia, dijo Ben May, economista de Capital Economics. Además, las perspectivas económicas se han deteriorado significativamente este año, ya que el Producto Interno Bruto (PIB) de la eurozona se contrajo en el segundo trimestre.

"Estos problemas no se pueden resolver con préstamos o subvencionando los costos de endeudamiento del Gobierno", dijo May.

En las próximas semanas, los inversores se enfocarán en España, que se beneficia del programa de compras de bonos del BCE. Pero el BCE ha dejado claro que España debe comprometerse a un programa de reformas presupuestarias y vigilancia exterior al activar el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) o de su predecesor, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

El primer ministro español, Mariano Rajoy, se ha resistido hasta ahora a esta medida, sobre todo porque los costos de endeudamiento del Gobierno se han desplomado por la esperanza de una intervención del BCE. El rendimiento del bono a 10 años de España cayó a un mínimo de 5.6% esta semana, por debajo de un máximo de 7.7% en julio.

"Estas difícilmente son las condiciones de mercado en el que uno esperaría que Madrid mendigara ayuda a los programas de rescate de la eurozona", dijo Nicholas Spiro, director de la consultoría Spiro Sovereign Strategy con sede en Londres. "Es una situación perversa en muchos aspectos. Justo cuando por fin tenemos implementado un plan medianamente creíble de compra de bonos para ayudar a apuntalar a España e Italia, ninguno de esos países quiere hacer uso de él".

Italia también ha registrado una caída en sus costos de endeudamiento a medida que los inversores ven a España como una amenaza a la estabilidad del mercado de bonos de Italia con un valor de 1 billón de euros.

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha sugerido que Italia no necesitaría tocar los fondos de rescate, aunque los inversionistas están preocupados por que las medidas para reformar la economía del país vayan a flaquear después de que Monti deje el poder el próximo año.

Grecia, una permanente fuente de preocupación, también está en la mente de los inversores.

El Gobierno griego está en conversaciones esta semana con funcionarios de la 'troika' de prestamistas internacionales, que incluyen a la Unión Europea y al Fondo Monetario Internacional.

El primer ministro griego, Antonis Samaras, espera obtener una prórroga de dos años sobre el acuerdo de rescate que el gobierno interino de Grecia firmó en marzo.

Pero según informes, la troika ha rechazado algunos de los recortes de gasto por 11,500 millones de euros que el Gobierno griego tiene que hacer con el fin de asegurar su próxima entrega de dinero de rescate. Un alto funcionario del FMI dijo al Wall Street Journal esta semana que Grecia necesitará de financiamiento adicional, lo que podría implicar más préstamos o una reestructuración de la deuda griega realizada por instituciones oficiales como el BCE.

En el ámbito bancario, los inversores están ansiosos por ver cómo responden los gobiernos de la UE a la propuesta de un regulador bancario que rija toda la Unión Europea.

La propuesta, que se enfoca en el BCE, ha estado en proceso durante varios meses, pero parece que hay cierto desacuerdo sobre cuánto poder tendrá.

Alemania, por ejemplo, quiere que el BCE se enfoque solamente en los grandes bancos "sistémicamente importantes", ya que la supervisión de los 6,000 bancos en Europa sería difícil de manejar. Pero muchos de los bancos en problemas son pequeñas o medianas instituciones, como los landesbanken en Alemania y las llamadas cajas españolas.

Además, los analistas dicen que Reino Unido podría ser reacio a ceder autoridad sobre sus poderosos bancos nacionales a un regulador de la UE.

"Creo que al final habrá un acuerdo sobre estos temas", dijo Diron. "Pero no estamos allí todavía".

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×