Blair sugiere a Peña enfoque en metas

Lo más importante para un nuevo líder es priorizar objetivos, dice el ex premier británico; los tiempos financieros han cambiado y México desafía a China en exportación y producción, agrega.
blair  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Lo más importante para cualquier nuevo líder en el mundo es tratar de dar prioridad, desde el inicio, a lo que realmente lo merece, enfocarse en cumplir y no pensar que podrá hacer de todo, declaró el ex Primer Ministro de Reino Unido, Tony Blair. Por ello, agregó, más que un consejo, al presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, le compartiría una reflexión de lo que aprendió como líder en Europa.

Al dictar la Conferencia Magistral "Liderazgo y Globalización" en el campus Coyoacán de la Universidad del Valle de México (UVM), el político británico recordó que fue premier durante 10 años y que el priista estará en el poder seis años.

"Y es sorprende ver cómo pasa de rápido el tiempo y el problema radica en que los eventos del día al día, si no se tiene el suficiente cuidado, pueden desplazar el programa que se estableció de prioridades (...), siempre trato de tener un muy buen registro de lo que estamos tratando con la crisis, erupciones e interrupciones, porque no se puede predecir, pero sabemos que se van a dar y estar preparados para actuar", manifestó.

La otra forma, explicó, es remontarse al pasado de qué cambiará al país de mejor forma y eso es una difícil pelea día a día, semana a semana, mes a mes, año a año, pero siempre hay que llevarla a cabo y "a mí me llevó todo un periodo entender ello".

Recordó un consejo que le dio el ex presidente Bill Clinton: "Siempre tienes que programarte, pues si no tienes cuidado verás que gastaste tu tiempo y que en dónde debiste poner tu atención está todo separado".

Por eso, continuó, "a menos que escribas tu agenda y te enfoque en tus prioridades y que tengan un programa, vas a pasarte hasta dos periodos de Gobierno y no vas a abordar realmente lo que te importa".

Por otra parte, dijo que el mundo está en un proceso de transformación constante y que los cambios que se requieren son profundos y difíciles, porque también está cambiando la geopolítica y la tecnología.

Agregó que la globalización está cambiando las comunidades a un paso muy acelerado.

Indico que adicionalmente los tiempos financieros han cambiado y México está desafiando a China en exportación y producción, y "el día de hoy está empezado un nueva etapa de desarrollo y ha surgido en demasía".

Empero, alertó, "ni nosotros en Europa ni ustedes aquí podrán sobrevivir a menos de que preparemos a nuestra gente para un mundo completamente diferente", lo que conlleva educar bien a la población y que haya un cambio en la forma en que el Gobierno trabaja, piensa y actúa".

De ahí que los países que no han pasado por un proceso de cambio y están en la misma estadía de desarrollo, como México, deben embarcarse en reformas profundas y cambios porque de otra forma "en vez de aprender de nuestros errores los repetirán, lo que no es inteligente".

Resaltó que los países tendrán éxito si existe Estado de Derecho porque muy pocos llegan al siguiente plano de desarrollo si no lo establecen, y se debe ver la operación de los negocios con reglas bien predecibles.

Consideró que las economías abiertas funcionan mejor que las cerradas, y esa es una de las razones por las que México ha tenido un gran desarrollo en los últimos años.

En materia de educación indicó que México debe tener un sistema en el que se eduque a todo mundo para un propósito en particular.

"La verdad es que los sistemas educativos no se ajustas a ello; es decir, a un programa de estudios que le dé todas las habilidades a los estudiantes", apuntó.

Sostuvo que los "sistemas monolíticos" no funcionan bien, por lo que si hay varios proveedores públicos y privados todo cobra sentido.

Agregó que quienes trabajan en el sector educativo tienen que opinar, pero no pueden tener el veto total, pues que se requiere de mucha calidad en la enseñanza.

"Desastroso renunciar al euro"

El ex primer ministro consideró que los países de la Unión Europea no estaban preparados para usar una misma moneda, sin embargo, aseguró, dejar de usar el euro sería "desastroso" para esa región.

Planteó que lo importante realmente es distinguir entre la crisis de la moneda unitaria y el proyecto europeo como un total.

El ex líder del Partido Laborista expuso que la unificación de la moneda tuvo razones políticas, pero el problema fue que se expresó en la economía y "ahora tenemos un conflicto entre la economía y la política".

De ahí que, comentó el británico, "ahora vamos a tener que hacer un ajuste de manera muy rápida, en la mitad de la crisis, y eso va ser muy difícil".

Explicó que lo que básicamente sucederá es que una parte de Europa tendrá que comprometerse con una gran reforma estructural y la otra obligar a su economía a dar apoyo a esa moneda única lo que será complicado, pero si no se hace habrá dificultades.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hizo énfasis en que para salvar el euro "tenemos que hacer muchos esfuerzos, porque perderla va a ser desastroso, pues el proyecto europeo debe seguir sólido".

Vale recordar que la moneda oficial de Inglaterra sigue siendo la libra esterlina y no el euro, pues no aceptó la unificación monetaria de Europa.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×