Prudencia para el paquete 2013: Hacienda

La creación del presupuesto debe atender el difícil entorno económico mundial, dice subsecretario; Gerardo Rodríguez afirma que el respiro obtenido tras las acciones de la Fed y del BCE es temporal.
rodriguez_regordosa  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

En la elaboración del paquete económico para 2013 debe dominar la prudencia porque el actual entorno internacional aún es difícil y complejo, consideró el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Gerardo Rodríguez Regordosa. No obstante, afirmó, el Gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa entregará "buenas cuentas" a la siguiente administración y una plataforma económica muy sólida, que será un factor muy importante para impulsar la agenda de crecimiento.

El funcionario celebró que en la actualidad se discutan algunas reformas, como la laboral, pues estos cambios y el apoyo a otros sectores pueden impulsar la inversión y acelerar el crecimiento del país a tasas de 5.0%.

Pese a ello, dijo, que aún hay muchos elementos de incertidumbre en el entorno internacional, como el déficit fiscal en Estados Unidos, los problemas en España y la crisis en Europa, lo cual "no puede darnos mucha tranquilidad ni claridad del entorno que vamos a enfrentar".

"Hay que ser muy prudentes porque el entorno es muy complejo y el balance de riesgos sin duda apunta hacia la baja, entonces con prudencia se tienen que hacer las previsiones de cierre de este año, las del año que entra y la elaboración del paquete económico, que ya es inminente también", argumentó.

Sobre la posibilidad de que las autoridades hacendarias revisen la expectativa de crecimiento para este año, que está entre 3.5% y 4.0%, apuntó que están en espera de mayor información porque "en este entorno tan difícil creemos que la prudencia es lo que tiene que dominar".

No obstante, hacia el cierre de la administración en materia economía "se están entregando muy buenas cuentas", afirmó el funcionario.

"El presidente (Felipe) Calderón y el secretario (José Antonio) Meade tendrán una entrega con una plataforma económica muy sólida que va, sin duda, a ser un factor muy importante para impulsar una agenda de crecimiento", sostuvo.

Destacó que las condiciones macroeconómicas de cierre de administración y de año son muy sólidas, a diferencia de lo que enfrentan otros países, pues hay pocos en el mundo que crezcan a los niveles cercanos al 4.0% y de manera sostenible, como lo hace México.

Insistió en que el panorama externo se ve sumamente complicado, pues si bien las acciones de la Reserva Federal de los Estados Unidos y del Banco Central Europeo han dado un respiro importante, éste es temporal y debe ser acompañado por acciones adicionales de los gobiernos.

"El entorno internacional de perspectivas de crecimiento hoy es peor de lo que era hace seis meses, porque esta pérdida de confianza que no se ha podido resolver en los mercados va incidiendo en las expectativas y va dando previsiones de crecimiento un poco más bajas", expuso.

La desaceleración de la economía china y el bajo crecimiento de Brasil son sólo una muestra de que el entorno todavía no favorece el crecimiento ni la generación de empleo, y es ahí donde la economía global tiene un reto muy importante.

Pese al complicado entorno internacional, continuó Rodríguez Regordosa, la economía mexicana se ha desempeñado bien, con un crecimiento de 4.3% en el primer semestre, y con previsiones que apuntan a un crecimiento vigoroso.

Mencionó que las expectativas económicas del sector privado para México se revisaron al alza, de un estimación debajo de 3.5% al inicio del año a un consenso entre 3.7% y 3.8%, sin ningún tipo de riesgo o posibles desequilibrios en la parte fiscal, monetaria, inflacionaria o financiera.

Si bien después de la crisis de 2009 fue el sector externo el que estuvo jalando la recuperación mexicana en 2010, desde entonces los componentes locales y la demanda agregada han venido contribuyendo y volviéndose en motores más importantes, explicó.

El crédito crece a tasas de dos dígitos y el empleo a ritmos superiores a 50,000 o 60,000 plazas por mes, lo que incide en el consumo y en la inversión, ésta última a niveles cercanos a 9.0% a tasa anual, lo que no sucede en muchos lugares del mundo.

Así, afirmó el subsecretario, hacia el cierre de la administración en materia economía afortunadamente "se están entregando muy buenas cuentas".

Señaló que aunque la expectativa de crecimiento de la economía mexicana está entre 3.5% y 4.0% para este año, el reto es acelerar el ritmo, pues las perspectivas de la economía mundial son menores a las de hace algunos meses.

Para ello, reiteró, se requiere detonar algunos sectores con mayores posibilidades de inversión y que puedan representar un impulso importante para el crecimiento: "Ese va a ser el gran reto".

Entre los sectores en lo que podría impulsar mayor inversión mencionó el de infraestructura, que se ha desempeñado bien pero podría acelerarse un poco más, así como el energético y el agropecuario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No hay fórmula mágica, no hay ningún secreto, los temas están sobre la mesa, se necesita mayor inversión, mayor confianza, mayor generación de empleo que demande financiamiento a nuestro sector financiero, que está muy fuerte".

Así, añadió Rodríguez Regordosa, con más reformas estructurales y mayor impulso a la inversión en diversos sectores, México podría elevar su tasa de crecimiento de la tasa actual de entre 3.5% y 4.0%, a alrededor del 5.0%.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×