Mayor inversión, atada a reforma laboral

De aprobarse la iniciativa, las empresas extranjeras canalizarán más recursos a México: AmCham; además, las compañías aumentarán su competitividad, dice Alfredo Kupfer, directivo de ese organismo.
maquila  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si el Congreso mexicano no aprueba las reformas estructurales, incluida la laboral que actualmente discuten los diputados, la inversión extranjera directa (IED) corre el riesgo de estancarse, advierte la Cámara Americana de Comercio (AmCham por sus siglas en inglés), cuyas empresas constituyen el 70% de esta inversión..

"Hemos recogido el sentir de los distintos miembros de la Cámara, en donde estarían pensando en ampliar sus inversiones en México, o inclusive traer nuevas inversiones, ante un esquema laboral más atractivo y de mayor seguridad jurídica", dice Alfredo Kupfer,  presidente del Comité de Capital Humano de AmCham.

En su opinión, de aprobarse la reforma habría una entrada gradual de IED al país, además de ser generadora de empleos, pero también se requiere la aprobación de otras reformas -como la energética o hacendaria-, pero "al menos se estaría dando el primer paso", menciona en entrevista.

Los principales partidos políticos de México coinciden en que el país necesita reestructurar sus leyes laborales, pero están en desacuerdo en cómo hacerlo, al tiempo que una propuesta para relajar las normas de contratación y aumentar la democracia dentro de los sindicatos amenaza con desatar una ola de descontento.

Kupfer comenta que si bien México es un país atractivo para la inversión, desafortunadamente en este rubro no ha tenido un crecimiento vertical, ha sido más bien marginal, pero si se aprueba esta iniciativa laboral podrían darse las condiciones para otras reformas estructurales y esa inversión va a crecer y de forma importante.

"Aunque se han mantenido niveles aceptables de inversión, no se está aprovechando todo el potencial. No dudo que aún sin la reforma el nivel de inversión en México se mantenga, pero no veo que vaya a haber un crecimiento importante".

Considera que el reto más fuerte que enfrentará la iniciativa de reforma laboral será con los sindicatos y "para nadie es desconocido que en la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados se encuentran representadas varias corrientes del movimiento obrero mexicano".

Eso es bueno, agrega, porque permite que la reforma tenga un buen balance entre competitividad, productividad, creación de mayores empleos, pero respetando los derechos de los trabajadores, todos aquellos consignados en el 123 de la Constitución y "si hay cambios (al documento) que se hagan, pero que eso no sea un pretexto para detener la reforma".

Reforma que generará empleo

Contrario a la posición de algunos legisladores de izquierda, que califican a la iniciativa de regresiva y contraria a los beneficios de los trabajadores, el presidente del comité de Capital Humano de la AmCham asegura que ni el salario por hora, ni las nuevas formas de contratación eliminan el resto de las obligaciones o beneficios de los que ya disfrutan los trabajadores.

"Al no tocar el Artículo 123 constitucional, no es no es una reforma que vaya a las raíces del derecho del trabajo. Sin embargo, sí vemos varios aspectos que serán muy positivos y que como cámara empresarial consideramos que serán buenos motores para la productividad, para la generación de empleos".

Pone como ejemplo las reglas  más claras respecto a la tercerización, "que ha sido un vehículo con el cual se ha abusado de los derechos de los trabajadores". Sin embargo, no todas las empresas han abusado del outsourcing.

Al darse estas nuevas reglas que imponen mayores sanciones a quienes incumplan sus obligaciones en el esquema de la tercerización, e inclusive mayores obligaciones al beneficiario de esos servicios que tiene que ser responsable de verificar la fortaleza de la empresa de outsourcing, hará que las empresas que únicamente utilizaban esta figura como una simulación de derechos vayan desapareciendo.

Se mantienen los derechos de los trabajadores

Otro aspecto que ve positivo es el de las distintas formas de contratación que está proponiendo la nueva ley. "Contrario a lo que se ha escuchado, no se trata de la precarización del trabajo, simple y sencillamente son nuevas formas de contratación que van a dar la posibilidad de abrir espacios productivos a  quienes no están insertados en la economía activa".

El contrato de temporada que va a dar la posibilidad de insertar en las contribuciones de seguridad social a los trabajadores del campo y eso será muy benéfico, mientras que el trabajo por hora también va a dar la posibilidad de nuevos trabajos.

"El salario por hora lo único que está estableciendo es una manera flexible de poder distribuir el tiempo que se le va a dedicar a un trabajo, ya sea a la semana, a la quincena o al mes, pero siempre quedando como obligación ineludible de los patrones el cumplir al menos con un salario mínimo y continuar cumpliendo con el resto de las obligaciones, prestaciones obligatorias, contribuciones de seguridad social, reparto de utilidades", expone.

Alfredo Kupfer, de AmCham, asegura que existen los suficientes controles en la iniciativa de reforma para que no haya distorsiones en el mercado laboral que afecten las prestaciones obtenidas por los trabajadores.

"En las contrataciones temporales se establece precisamente que no podrán tener una extensión superior a 30 días y solo en caso de Ejecutivos se pueden llevar a los 6 meses, pero además un punto importante señala que las distintas formas de contratación no pueden ser utilizables una después de la otra, para que con esto se trate de burlar la antigüedad o la permanencia en el trabajo", explica.

Aún más, la iniciativa dice que cuando estas formas de contrataciones existan y después se dé la contratación permanente se reconocerá la antigüedad desde el inicio del primer contrato temporal.

"Estos son inclusive refuerzos a los derechos de los trabajadores que ya se enfrentan con malas prácticas, en donde los contratos temporales se llevan a cabo uno sucesivo del otro sin limitación para que al cabo después inclusive más de un año no se reconozca la antigüedad desde un inicio".

El presidente del Comité de Capital Humano de AmCham opina que la reforma laboral ayudará a las empresas, pero que su productividad y competitividad de las empresas dependerá de otros muchos factores.

"No es únicamente por una legislación laboral más moderna, aunque es un elemento que puede contribuir a ello porque además hay varios artículos que se reforman en la ley en donde la manera de compensar a los trabajadores también va a estar sujeta a la productividad que se demuestre".

Hay una serie de factores que pueden llevar a cabo las empresas para que, sin afectar los derechos de los trabajadores, tengan oportunidades de competir inclusive internacionalmente "y es lo que estamos buscando, no quedarnos atrás con relación a otras economías y sí competir con otras regiones", y por ello considera necesario aprobar otras reformas estructurales.

Ahora ve
Google lanza tres nuevas apps gratuitas de fotografía
No te pierdas
×