La UE se prepara para una cumbre sin fin

En su próximo encuentro, el bloque abordará la supervisión bancaria y la unión fiscal; la gran cantidad de sugerencias y posturas agravará las tensiones entre los estados miembros.
union europea sign  (Foto: CNN)
BRUSELAS (CNN) -

La supervisión bancaria, el mercado único, un presupuesto centralizado para la eurozona, un fondo único de resolución bancaria, recapitalización directa de las entidades financieras con fondos de rescate y una supervisión fiscal mucho más estricta.

Si había alguna duda sobre lo compleja que era la tarea que afronta la Unión Europea para proteger el euro y ordenar sus finanzas, la agenda para la cumbre de la UE del 18 y 19 de octubre debería enterrarla para siempre.

En un documento de ocho páginas que establece los elementos a discutir, Herman Van Rompuy, el presidente del Consejo Europeo, toca todos los puntos controvertidos que tiene ante sí la UE.

Pero en lugar de ofrecer algo específico, el documento es más una lista de deseos que tienen que abordar en los próximos meses si la UE, y los 17 países de la eurozona que la componen, van a continuar con la tarea arriesgada y el desafío político de dotar de nuevas herramientas la unión económica y monetaria.

Es más, la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE que tiene derecho de proponer nueva legislación, también ha intervenido al plantear una serie de ideas sobre la unión bancaria, presupuestos, cambios en los tratados de la UE y cómo separar la banca minorista de la de inversión.

La consecuencia es que los líderes europeos y sus ministros de Finanzas - que se reunirán en Luxemburgo el lunes y martes para preparar el terreno para la cumbre - tendrán una gran cantidad de sugerencias y propuestas a medio esbozar, cualquiera de las cuales agravará las tensiones entre los principales estados miembros.

"Es duro no tener compasión hacia varios ministerios de Finanzas europeos que tendrán que navegar entre todas esas propuestas e integrarlas en un conjunto coherente", dijo Alex White, economista de JP Morgan en Londres, en una nota de análisis el miércoles.

Es el borrador de discusión de Van Rompuy, distribuido a todas las capitales de la UE el 1 de octubre y que formará la base de la discusión en la cumbre, el que plantea el mayor número de dudas.

En la última cumbre en junio, Van Rompuy quedó como el encargado de estudiar cuatro áreas amplias que la UE necesita abordar en los años venideros: una 'unión bancaria' para resolver los problemas del sector; una 'unión fiscal' para reforzar la supervisión presupuestaria; una 'unión económica' para coordinar las políticas laborales y sociales y una 'unión política' que haga el conjunto más democrático.

En los últimos tres meses, ha consultado a los presidentes del Banco Central Europeo, de la Comisión Europea y del Eurogrupo, que representa a los ministros de Finanzas del euro, sobre los pasos a adoptar, elaborando el borrador que será discutido en octubre, y cuyo informe final está previsto a mediados de diciembre.

La redacción del borrador es necesariamente vaga, ya que Van Rompuy ha tenido cuidado de acomodar todas las posiciones de todos los estados miembros, desde la presión alemana por implantar normas más estrictas a la postura de Francia, reacia a ceder demasiada autoridad rápidamente a Bruselas, y las miles de inquietudes de países más pequeños como Estonia.

Los diplomáticos ya están restando importancia a la posibilidad de que se produzcan grandes avances en la cumbre, ya que se cree que los países expondrán sus posiciones y determinarán dónde se puede progresar con mayor facilidad.

Es más, los problemas inmediatos en España y la posibilidad de que el país solicite un rescate total podría robar la atención de la cumbre en el último minuto.

Tras leer el documento de Van Rompuy en detalle, importantes diplomáticos lo describieron como una "hoja de ruta" general para el debate, más que como un documento para conseguir nuevos avances, y dijeron que podría plantear más preguntas que respuestas.

"Detrás de cada uno de los puntos a discutir, está la base para una disputa amplia entre Alemania y Francia, Finlandia y España, Irlanda y Alemania y prácticamente cualquier país que quiera mencionar", dijo el diplomático.

"Podría ser una cumbre interminable".

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×