Alemania descarta rescate a España

Berlín afirma que Madrid no requiere ayuda porque sus problemas derivan del sector bancario; agrega que el país ibérico está haciendo todo lo necesario en política fiscal y reformas.
salvavidas  (Foto: Thinkstock)

Los ministros de Finanzas de la zona euro ensayaron este lunes una defensa conjunta de España señalando que el país está dando pasos para poner a punto su economía, financiándose con éxito en los mercados, y que al menos por ahora no necesita un rescate. España no necesita ayuda financiera de la zona euro porque sus problemas derivan del sector bancario y el país ya tiene su préstamo para recapitalizar a los bancos, dijo el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble.

"España no necesita un programa de ayuda (...) está haciendo todo lo necesario en política fiscal y reformas estructurales", expresó Schaeuble a su llegada a una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro en Luxemburgo, reiterando un argumento que ha planteado repetidamente en las últimas semanas.

El ministro de Finanzas de Luxemburgo, Luc Frieden, siguió la misma línea que su colega alemán pero añadió que si España pidiera un rescate por encima de los hasta 100,000 millones de euros ya destinados a la recapitalización bancaria, sería examinado.

"Creo que debemos hacer frente a la solicitud cuando se produzca, pero por ahora el Gobierno español está emprendiendo reformas que van por el camino correcto", dijo Frieden.

Los ministros de Finanzas de la eurozona acordaron en junio otorgar a los bancos españoles un rescate de hasta 100,000 millones de euros.

Una auditoría independiente ha mostrado que los bancos españoles necesitan unos 40,000 millones de euros, menos que lo previsto originalmente, un resultado que la ministra de Finanzas austríaca, Maria Fekter, dijo que era positivo.

"Posiblemente escuchemos hoy que no son necesarios esos 100,000 millones de euros, que España necesita significativamente menos", dijo Fekter.

En los mercados financieros, muchos están convencidos de que España no será capaz de cubrir sus necesidades soberanas de financiación a un costo razonable sin el apoyo de la eurozona y el Banco Central Europeo, especialmente tras conocerse que varias regiones españolas ya han solicitado ayuda a Madrid.

Una fuente de la zona euro dijo que los ministros de Finanzas también podrían discutir sobre el presupuesto español para 2013, que tanto el FMI como la Comisión Europea consideran que se basa en previsiones demasiado optimistas de una contracción del 0.5%.

El pronóstico del FMI de una contracción de la economía española del 1.2% podría ser revisado todavía más a la baja el martes.

Sin cambios sobre Grecia

Al igual que sobre España, los ministros también tratarán la situación de Grecia, donde continúan las intensas negociaciones entre el Gobierno y la troika conformada por la UE, el FMI y el BCE sobre los recortes presupuestarios para el 2013 y el 2014.

Sin embargo, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dijo que los avances sobre Grecia, retrasada en su segundo programa de rescate, no se producirían hasta que la troika termine un informe sobre la situación de la deuda del país.

Ese informe estaría listo para comienzos de noviembre.

"No creo que tengamos alguna decisión importante sobre Grecia", dijo Juncker. Al preguntársele si se podría esperar pronto una decisión sobre Grecia, Juncker respondió: "La esperanza es lo último que se pierde"

La reunión del lunes también servirá para discutir los planes para que al BCE se le otorgue la responsabilidad de supervisar a todos los bancos de la eurozona y la idea de crear un presupuesto único para todos los países del bloque monetario, cuestiones que se abordarán en la cumbre europea del 18 y 19 de octubre en Bruselas.

Pero se concretarían pocos progresos formales, con preguntas aún sin resolver como cuántos de los 6.000 bancos de la eurozona serán supervisados por el BCE, y si el banco central será capaz de comenzar con su nuevo rol a partir de enero del 2013.

En cambio, la única acción efectiva que se llevará a cabo el lunes consiste en la puesta en marcha del fondo de rescate permanente (MEDE), dotado de 500,000 millones de euros y que servirá como mecanismo de rescate para los 17 países de la eurozona.

El MEDE, que sustituye al temporal Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), será usado para prestar fondos a los países con problemas financieros, a cambio de estrictas reformas fiscales y estructurales que buscan encarrilar nuevamente a las economías que perdieron la confianza de los inversores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La capacidad de préstamo del fondo se basará en un capital aportado de 80.000 millones de euros y un capital accesible de 620,000 millones de euros, contra el cual el MEDE se endeudará en el mercado para prestar a los gobiernos que no pueden financiarse en los mercados como antes.

El fondo alcanzará gradualmente su capacidad plena hacia el 2014.

Ahora ve
Estas son las nueve mejores cámaras para fotografiar tus viajes
No te pierdas
×