El rally bursátil en EU llegó a su fin

El mercado accionario ya no subirá más y entrará en un estancamiento, coinciden expertos; las elecciones en EU y la incertidumbre en Europa detendrán la racha alcista de los últimos meses.
S&P  (Foto: AP)
Hibah Yousuf
NUEVA YORK -

A pesar de la desaceleración de la economía mundial, la incertidumbre política y fiscal y la actual crisis en Europa, el mercado accionario estadounidense ha tenido un magnífico desempeño este año gracias en gran parte a los estímulos instrumentados por los bancos centrales del mundo. Pero expertos creen que las robustas ganancias son ahora cosa del pasado. De hecho, según una encuesta de CNNMoney aplicada a 37 estrategas de inversión y gestores de dinero, el S&P 500 terminará el 2012 en 1,440 puntos, una saludable alza del 15% para el año, aunque justo en el mismo sitio donde arrancó en el último trimestre.

"No le estoy sugiriendo a nadie deshacerse de sus posiciones accionariales, pero nuestra opinión es que la mayoría de las ganancias para el año ya han quedado atrás", expresa Brian Gendreau, estratega de mercados en Cetera Financial Group, quien prevé que índice S&P 500 se situará en 1,450 al final del año.

¿La razón del estancamiento? Según estrategas y gestores de fondos consultados por CNNMoney, hay una serie de obstáculos que ponen presión a la baja sobre las acciones.

El primer obstáculo principal es la elección presidencial del 6 de noviembre. En los días previos a ese día, las acciones probablemente se negocien en un rango estrecho, toda vez que todo mundo, desde los políticos hasta los inversionistas, estarán en actitud de espera, advierte Jack Ablin, director de inversiones de Harris Private Bank, quien también predice que el S&P 500 terminará el año en 1,450 puntos.

Una vez declarados los ganadores de la Casa Blanca, la volatilidad sólo aumentará a medida que los siguientes obstáculos aparezcan.

"Después de las elecciones, los legisladores tendrán que enfrentar el precipicio fiscal, y sólo tienen un puñado de días para debatir y aprobar una nueva legislación antes de que finalice el año", señala Oliver Pursche, presidente de Gary Goldberg Financial Services, quien pronostica que el S&P 500 concluirá el año en 1,435.

El Congreso estadounidense tiene hasta la medianoche del 31 de diciembre para evitar que expiren una serie de recortes impositivos, y para mantener intacta la financiación de cientos de programas federales. Mientras el Congreso siga evasivo acerca de cómo impedirá el precipicio fiscal, "en el mejor de los casos, será un momento turbulento para los mercados", anticipa Pursche.

Las noticias que emanen de Europa también se sumarán a la volatilidad, explica Gendreau.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aún cuando la incertidumbre política y económica que actualmente aqueja a Estados Unidos y Europa normalmente detonaría una liquidación masiva, expertos dicen que la intervención del Banco Central Europeo (BCE) y de la Reserva Federal (Fed) ha contribuido a mantener los mercados a flote, si bien no es suficiente para mantener el rally bursátil.

"Toda la liquidez que están desparramando crea un piso o soporte debajo del mercado. Como resultado, no esperamos ver una disminución considerable de las acciones, pero tampoco prevemos ningún catalizador que pueda impulsar el mercado a niveles significativamente más altos", comenta Pursche.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×