Crisis exhibió a microfinancieras: Fitch

La situación económica mostró que dichas firmas no son inmunes y enfrentan entorno cambiante; los Gobiernos latinoamericanos tienen un rol más activo con las empresas, añadió la calificadora.
MONEDAS GRAFICA  (Foto: Photos to Go)

La reciente crisis financiera internacional puso en evidencia que las Instituciones Microfinancieras (IMIs) de América Latina no son inmunes y que se enfrentan a un entorno cambiante y cada vez más retador, señaló Fitch. "La incursión en sectores con relativo mayor grado de formalidad ha implicado que la capacidad de pago de los compromisos financieros de los deudores esté más correlacionada con las condiciones económicas y por tanto sea más vulnerable a las mismas", afirmó la directora en el Equipo de Instituciones Financieras de Fitch, Larisa Arteaga.

En el nuevo reporte "El sector microfinanciero latinoamericano", la calificadora apuntó que los Gobiernos de la región han tenido un rol cada vez más activo en el sector, a través de la aplicación de limites/techos de tasas, programas de subsidios, entre otros.

Estas medidas, detalló, han resultado en un menor crecimiento, disminución de la rentabilidad, ineficiencia, deterioro en la calidad de las carteras al fomentar la cultura de no pago, cambio de enfoque o retiro del negocio.

La evaluadora internacional de riesgo crediticio añadió que se prevé que a futuro las IMIs continuarán en un proceso de adaptación a la creciente intervención estatal.

Explicó que la calidad de las carteras microfinancieras de la región ha estado inmersa en un proceso paulatino de recuperación en los últimos dos años, lo que en su opinión es sostenible.

No obstante, consideró que la naturaleza de los nuevos préstamos relativamente más formales y por tanto más correlacionados con las condiciones de la economía, junto con las condiciones económicas poco favorables, las expone a mayores posibilidades de deterioro que en el pasado.

Abundó que las IMIs de la región están expuestas al riesgo de liquidez proveniente de una menor disponibilidad de fondos y un encarecimiento de los mismos, en la medida en que los proveedores de fondos se vuelven más cautelosos y están sujetos a límites de exposición por país más restringidos.

Fitch prevé que las calificaciones asignadas a las IMIs se mantendrán estables en 2013, lo que reflejaría el moderado crecimiento esperado y la paulatina recuperación de la calidad de la cartera, siendo la moderada expansión un mitigante para la menor disponibilidad relativa de fondos.

Ahora ve
Estos cinco sucesos marcaron el panorama político de México en 2017
No te pierdas
×