Obama-Romney, ¿cómo competir con China?

A propósito de Apple, los candidatos debatieron sobre los empleos que las empresas generan en China; Romney busca igualdad de condiciones mientras que Obama opta por impulsar más innovaciones.
obama romney debate  (Foto: Cortesía Fortune)
Philip Elmer-DeWitt
NUEVA YORK -

Hacia el final del segundo debate presidencial, la moderadora Candy Crowley les preguntó a Mitt Romney y Barack Obama acerca de Apple.

"El iPad, las Mac, los iPhone, están todos fabricados en China", dijo. "Una de las principales razones es que la mano de obra es mucho más barata (allí). ¿Cómo convencer a una gran empresa estadounidense para que traiga de vuelta esa producción al país?"

Romney: La respuesta es muy sencilla. Podemos competir con cualquiera en el mundo siempre y cuando haya igualdad de condiciones.

China no ha seguido las reglas durante años. Primero manteniendo depreciado el valor de su moneda. Y segundo, robando nuestra propiedad intelectual; nuestros diseños, nuestras patentes, nuestra tecnología.

Incluso hay una Apple Store en China que es una tienda falsa, vendiendo productos de imitación. Ellos piratean nuestros ordenadores. Tenemos que hacer que la gente compita en una forma justa, eso es lo primero.

Segundo, tenemos que hacer de Estados Unidos el lugar más atractivo para los empresarios, para las personas que desean expandir sus negocios. Eso es lo que genera empleo.

Obama: Candy, hay algunos trabajos que no van a volver. Pues son empleos de salarios bajos, de baja cualificación. Yo quiero trabajos de altos salarios, de alta cualificación.

Es por eso que tenemos que hacer hincapié en la manufactura. Por eso es que tenemos que invertir en la manufactura avanzada. Por eso tenemos que asegurarnos de tener la mejor ciencia e investigación en el mundo.

Cuando hablamos de déficit, si ampliamos nuestro déficit para otorgar reducciones impositivas a personas que no las necesitan, estamos recortando inversiones en investigación y ciencia que crearán a la próxima Apple, que crearán la siguiente nueva innovación que venderá productos en todo el mundo, perderemos esa carrera.

Si no estamos capacitando a ingenieros para asegurarnos de que están preparados aquí en este país, entonces las empresas no vendrán aquí. Esas inversiones son las que ayudarán a que continuemos liderando la economía mundial, no sólo el próximo año, sino dentro de 10 años, 50 años, 100 años.

- - -

En su respuesta, el Presidente en realidad hacía eco de Steve Jobs, quien en una cena de Silicon Valley a principios de 2011 urgió a Obama a encontrar una manera de entrenar más ingenieros estadounidenses. Walter Isaacson narra esta historia en su biografía sobre Steve Jobs:

Apple tenía 700,000 trabajadores de fábrica empleados en China, expresó (Jobs), y necesitaba 30,000 ingenieros in situ para apoyar a esos trabajadores. "En Estados Unidos no se pueden encontrar tantos para contratar", dijo.

Estos ingenieros en las fábricas no tenían por qué ser genios o tener doctorados; simplemente necesitaban tener conocimientos básicos de ingeniería para la producción. Planteles técnicos, colegios comunitarios o escuelas de oficios podrían capacitarlos.

"Si pudieras formar a estos ingenieros", dijo, "entonces podríamos mover más fábricas aquí." (Steve Jobs, p. 546).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, según el diario New York Times, la conversación continuó. El Presidente interrumpió a Jobs y le preguntó ¿qué haría falta para que los iPhones se fabricaran en Estados Unidos?

La respuesta de Jobs fue inequívoca. "Esos empleos no van a regresar".

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×