Rajoy niega presión para pedir rescate

El presidente del Gobierno español dijo que sus socios no le han presionado para solicitar ayuda; minimizó que la ayuda al sector bancario vaya a ser contabilizada como deuda pública.
rajoy  (Foto: CNN)

España dijo este viernes que no recibió presiones de sus socios europeos para pedir un rescate financiero y que aún no ha decidido si lo hará, una medida altamente esperada por los inversores ya que podría ayudar a aliviar la crisis de deuda de la zona euro. "No ha habido presiones, lo que ha habido es opiniones", dijo el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en una rueda de prensa en Bruselas tras una reunión de líderes europeos que no trajo grandes novedades para resolver la crisis de deuda en la zona euro.

En los últimos días, la prima de riesgo española experimentó un importante descenso ante las expectativas de que España se haya decidido finalmente a pedir un rescate "blando", que estaría conformado por una petición de una línea preventiva de crédito al fondo de rescate europeo, lo que activaría la compra de bonos soberanos por parte del Banco Central Europeo.

El jefe del Ejecutivo español no quiso despejar incertidumbres, aunque reconoció el atractivo de dicho rescate "light".

"Es muy importante que el instrumento esté ahí", dijo.

Rajoy se mostró satisfecho por el resultado de la cumbre, ya que en su opinión la "Unión Europea se mueve y España ha impulsado las reformas".

La cumbre de líderes europeos acordó tener la regulación para una unión bancaria -que ayudaría a evitar futuras crisis financieras- a finales de este año y su implementación a lo largo del año 2013.

Esta decisión supone un retraso respecto a la hoja de ruta acordada en julio e implica que la ayuda europea a la banca española no se inyectará de forma directa y, por lo tanto, será contabilizada como deuda pública.

"Son cuatro puntos del PIB, tampoco es la preocupación más importante para España", dijo Rajoy en referencia a los 40,000 millones de euros (52,000 millones de dólares) que se estima necesitará España de sus socios europeos para sanear sus bancos.

Respecto a las especulaciones sobre una posible relajación de los objetivos de déficit de España ante la grave recesión de su economía, Rajoy tampoco quiso aclarar si estaba presionando en este sentido.

"España tiene unos objetivos y la intención del Gobierno es cumplirlos", dijo Rajoy.

El presidente del Gobierno español dijo que gran parte de las medidas dirigidas para recortar el déficit fiscal ya están implementadas.

"Creo que el grueso de las decisiones importantes en materia de déficit se han adoptado. El grueso ya está ahí, y surtirán su efecto en el 2013 y en el año 2014", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Intentaremos reducir el gasto y aumentar los ingresos de la forma más equitativa y razonable posible", agregó.

España debe reducir su déficit presupuestario este año hasta el 6.3%, para bajarlo hasta el 4.5% en 2013 y por debajo del 3.0% en 2014.

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×