Draghi defiende plan de compra de bonos

El jefe del BCE rechazó que el proyecto genere inflación y ponga en riesgo su independencia; negó que la compra de bonos de países en problemas sea un financiamiento disfrazado.
mario draghi  (Foto: CNN)
BERLÍN (CNN) -

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, defendió con fuerza su plan de compra de bonos para contener la crisis de deuda de la zona euro, al expresar ante legisladores alemanes que sus temores sobre un financiamiento ilegal a los Gobiernos o una generación de inflación están fuera de lugar. Un sonriente Draghi ingresó este miércoles a la Cámara baja del Parlamento alemán para un interrogatorio a puertas cerradas sobre el programa llamado Transacciones Monetarias Directas, u OMT por sus siglas en inglés, que según el banco central alemán equivale a la impresión de dinero para financiar a los Gobiernos.

Refutando las principales objeciones punto por punto, Draghi dijo, según un comunicado introductorio difundido por el BCE, que "el OMT no conducirá a un financiamiento disfrazado de los gobiernos, no comprometerá la independencia del BCE".

"El OMT no creará riesgos excesivos para los contribuyentes de la zona euro, no generará inflación", aseguró.

La extraña aparición de Draghi en una asamblea legislativa destacó cuán importante es para el jefe del BCE mantener a los políticos de la mayor economía europea fieles a la causa en medio de un fuerte contragolpe alemán.

Draghi compareció ante una sesión conjunta de las comisiones de asuntos exteriores y europeos del Parlamento en un día en que sondeos comerciales sugirieron que Alemania está siendo absorbida por el malestar económico en la zona euro.

El programa de compra de bonos del BCE, anunciado a inicios de septiembre, busca dar apoyo a los atribulados estados de la zona euro como España, al reducir sus costos de endeudamiento, ofrecerles asistencia financiera y someterlos a estrictas condiciones políticas y de supervisión.

Aunque aún no ha sido implementada, la política ha ayudado a contener la agobiante crisis de deuda de la zona euro que ya lleva tres años, aunque los críticos alemanes sostienen que el plan viola una prohibición del BCE sobre el financiamiento a los Gobiernos, llevando al banco a un nuevo territorio peligroso.

Draghi dijo que el Banco Central ha considerado con cuidado los posibles riesgos y diseñado el programa para minimizarlos, pero destacó: "estoy consciente de que algunos observadores en este país siguen preocupados sobre el potencial impacto de esta política".

Fuera del edificio del Parlamento en Berlín un grupo de manifestantes protestaba con camisetas rojas que portaban la consigna: "Quite sus manos de la prensas de impresión, Sr. Draghi!".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los manifestantes forman parte del grupo de euroescépticos "Young Entrepreneurs" ("Jóvenes Emprendedores"). Una pancarta leía: "BCE = mal banco".

 

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×